Americana Film Fest 2019: Crónica 2

Escrito por

Twitter icon

Segunda crónica desde el Americana Film Fest.

El Festival Americana de Barcelona inauguraba este año un nuevo premio, el de la Crítica en colaboración con la ACEC, cuyo jurado ha considerado que We the Animals sea la primera película galardonada con el reconocimiento de la crítica en este certamen. El primer largometraje de ficción de Jeremiah Zagar es un compendio de todos los clichés del cine indie en historias protagonizadas por niños, en este caso, la de tres hermanos que conviven con el desamor y la tortuosa relación de sus padres mientras su identidad se va formando a partir de la influencia de un padre violento y el auto descubrimiento del yo más íntimo. Cámara en mano, voz en off, fotografía expresionista y fugas hacia el fantástico para evidenciar el momento vital de sus personajes son solo algunos de los ecos de cintas como Bestias del sur salvaje, e incluso Moonlight; referentes de los cuales no se desprende nunca y provoca una falta de singularidad propia a la película. Ahora bien, We the Animals tiene la suficiente fuerza como para tratarse de un filme profundamente evocador que acierta sobre todo en su coqueteo con la animación (el poder de la imaginación como vía de escape a la cruda realidad), en la plasmación de las inquietudes y temores del niño más protagonista (Jonah, quien poco a poco va descubriendo su orientación sexual) y la correspondencia entre el comportamiento de los padres y su intervención en el desarrollo del crecimiento moral y afectuoso de los hijos.

Wildlife

En la ópera prima del actor Paul Dano, Wildlife, la co relación causa-efecto en la relación matrimonial de unos padres en su hijo también es un elemento primordial en su guion, escrito a cuatro manos junto a la también actriz Zoe Kazan. El libreto es sencillamente uno de los mejores del año gracias a tres grandes personajes (su definición y desarrollo son excelentes) que componen esta crónica de la frustración, los aires de cambio en la clase media de los 60, la pérdida de la inocencia (la madre y el hijo adolescente) y la perpetuidad de una inmadurez propiciada por el orgullo masculino (el padre). Dano se presenta como un cineasta en ciernes con todo un futuro prometedor, porque en su debut detrás de las cámaras ha demostrado tener una visión del tempo, la creación de secuencias con gran calado emocional y una capacidad innata en la dirección de actores que lo catapultan al podio de uno de los mejores filmes norteamericanos del pasado año. Una de las mejores secuencias de la película tiene la nieve como protagonista, advenimiento de una salvación emocional para sus protagonistas, aunque quizás sea una simple quimera desde la óptica de la inocencia adolescente, pero ello se contrapone a una instantánea que restará imperecedera ante cualquier cambio. Una fotografía que resume toda la película y puede suscitar encogimientos en el corazón del espectador.
El tándem Dano-Kazan ha tenido la fortuna de rodearse de dos reconocidos actores en estado de gracia: Jake Gyllenhaal, aprovechando todas y cada una de sus apariciones en pantalla, y Carey Mulligan, actriz algo desaprovechada en los últimos años que aquí brinda una de sus mejores interpretaciones en un rol complejo que puede levantar recelos si no se ahonda en el laberinto emocional de esta ama de casa con deseos de libertad en una sociedad ampliamente patriarcal. Ante estos dos ases de la interpretación destaca el joven Ed Oxenbould, el verdadero protagonista de Wildlife, y pieza central de este espléndido drama familiar, su mirada y su persistencia por salvaguardar su hogar son sumamente emotivas.

Her smell

Hablando de actuaciones que dejan huella, el Americana ha programado el nuevo trabajo de Alex Ross Perry, Her Smell, con una imperial Elisabeth Moss. La televisiva Peggy de Mad Men y June de El cuento de la criada es una autodestructiva rockera punk que entra en una espiral de descenso a los infiernos con su posterior redención. Dos vertientes muy diferenciadas que permiten a Moss mostrar su infinidad de registros y resultar tan desquiciada como representación melancólica de un animal herido. La película avanza por su torrente interpretativo, porque Ross Perry fracasa en su intento de desmenuzar este poliédrico personaje. Her Smell tiene cinco actos delimitados, los tres primeros, claustrofóbicos y reiterativos terminan siendo extenuantes, pero sus dos últimos actos están a otro nivel, rezuman mucha sensibilidad y el director logra condensar mejor sus inquietudes estilísticas, evitando el melodrama más lacrimógeno. El perdón que busca la protagonista parece cohabitar con la mejora del propio cineasta detrás de la cámara, el espectador se reconcilia con unos primeros 75 minutos de letargo sin fin. La secuencia en la casa es brillante y pone de manifiesto que Her Smell es una de las películas más irregulares de esta edición del festival barcelonés.

En la anterior crónica abordamos dos de los documentales presentados y, en esta ocasión, el turno es para el mejor de todos ellos: Tablas rotas: Minding the Gap. Definido por algunos como el Boyhood del documental, esta película repasa la vida de tres jóvenes, amantes del skate, a partir de la mirada de unos de ellos, Bing Liu, que narra sus propias vicisitudes durante varios años junto a la de sus dos mejores amigos. El porvenir de los tres está anclado a las responsabilidades adultas y a los inevitables cambios de la vida cotidiana que pondrán a prueba su férrea amistad. Keire, Zack y Bing rebosan humanidad por todos los costados mientras trazan un triple retrato de esta generación, aparentemente frustrada y perdida. Pero solo en apariencia, su lucha diaria es una victoria ante la pobreza, el racismo, la desigualdad y, sobre todo, el síndrome del peterpanismo. La vida pasa, pero el skate se queda. Los cambios son ineludibles, la amistad es eterna. Por cierto, Tablas rotas: Minding the Gap hubiera sido el justo vencedor del Oscar al mejor documental, puesto que era, de largo, el mejor de los cinco nominados.

Minding the gap

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *