Críticas: Viudas

Escrito por

Twitter icon

Independencia larvada.

Algunos realizadores necesitan pocas películas para hacerse un nombre propio en el panorama cinematográfico, tanto a nivel comercial como en el circuito de autor. No es la cantidad sino la calidad lo que premia la audiencia, y no hace falta más si las tres películas que has dado al mundo han sido notables. Es el caso del realizador que nos ocupa. Un autor británico que comenzó en el mundo del videoarte hace décadas, y que no estrenaba una película desde hacia un lustro, habiendo ganado con ésta el Oscar a Mejor Película. Y la película que nos ocupa, aunque en menor medida, también es posible que tenga presencia en la próxima ceremonia de los hombres dorados.

Hoy escribimos sobre Viudas, adaptación de la serie homónima de los 90 y cuarta película del aplaudido Steve McQueen. Película de estelar reparto, con una poderosa alienación de intérpretes femeninas. Sus obras previas habían sido del gusto generalizado de los compañeros de gremio, y su nuevo trabajo fue presentado en el Festival de Toronto con críticas mayormente positivas. Su estreno en nuestras salas era inminente, por lo que desde este medio había unas evidentes expectativas en cubrir el pase de prensa. Si bien esta película se diferenciaba del tipo de cine que había hecho famoso a McQueen, se daba por sentado su maña tras el objetivo también en nuevas vías. Confirmamos asistencia al pase de Fox tan pronto como nos fue posible, y disfrutamos del presente filme una semana y media antes de su estreno. Y sin ser tampoco fascinado ni anonadado por aquello que nos encontramos, sí que fuimos gratamente sorprendidos. En el panorama del cine norteamericano mainstream, es la propuesta más lograda de los últimos meses. Una película inscrita en reglas familiares de su género, que no revoluciona ni ofrece nada que no hayamos visto antes, pero que narra su interesante historia con excelencia tras las cámaras y un buen trabajo de todo su reparto.

El veterano ladrón Harry Rawlings (Liam Neeson) emprende un dificultoso robo con otros tres hombres que culmina en estrepitoso fracaso y la muerte de todos, dejando tres viudas indefensas ante grandes deudas y las presiones de peligrosos enemigos. Cuando los secuaces del político aspirante a representar al distrito de South Side fuercen a Veronica Rawlings a que les devuelvan el dinero robado en dos semanas, ella y las otras dos viudas deberán reunirse en un improbable grupo para llevar a cabo el último atraco planificado por Harry. Un thriller de atracos a la antigua usanza, que pone en el centro de la intriga a un grupo de mujeres independizadas a la fuerza, luchando por liberarse de sus lastres conyugales. Un drama de acción de corruptelas y tejemanejes entre políticos y mafiosos. Una película entendida en códigos y narrativas más comunes y comerciales, pero tratada con un gusto y un oficio exquisitos. Un filme clásico con un pulso embriagador, que te atrapa en la butaca y no te suelta pese a algunos baches postreros. Es innegable el talento realizando de McQueen, en un filme planificado con mimo y que nos deleita de continuo con fascinantes planos que prueban un minucioso trabajo fotográfico. La pulsión en las escenas de acción es de una crudeza muy eficaz, así como la manera un tanto explícita de tratar la violencia. Viola Davis hace otro gran trabajo, así como sus compañeras femeninas y, en papeles más pequeños, Colin Farrell y Liam Neeson.

Guion de Gillian Flyn que, tal vez por tener que respetar la historia de la serie, son la gran flaqueza de la película, por buscar el tremendismo con soluciones pobres. La decisión con respecto a cierto personaje no aporta demasiado, y las subtramas políticas de Jack Mulligan (Farrell) y su relación con Rawlings acaban quedando desdibujados. Y apoyados en el evidente oportunismo social que obtienen del mensaje, el empoderamiento femenino de las protagonistas queda demasiado subrayado.

Una película que se aleja de las obras previas a McQueen, dramas más próximos al cine de autor, y que decepcionará a sus más grandes adeptos y a los críticos más exigentes y alejados del cine comercial. Para todos los demás, el estreno de Viudas es una estupenda noticia. Todo mi beneplácito.

Podéis leer más artículos de Nestor Juez Rojo en Celuloides en Remojo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *