Nocturna 2018: Crónica final

Escrito por

Twitter icon

Un año más, lo mejor para el final en Nocturna.

No es que no hayamos visto cosas que nos hayan gustado en otras jornadas, aunque sí es verdad que no para entusiasmarnos como otros años, pero sí es cierto que llevamos varias ediciones en las que el último día se nos antoja más satisfactorio en su conjunto que el resto de los días. Y este año no ha sido menos. Ha sido una jornada en la que hemos deambulado por una película buenrollera y tierna y por la vuelta a los primeros recuerdos del género infantiles, para acabar con experiencias lisérgicas de las que te fríen el cerebro. Vamos, que nos lo hemos pasado como enanos.

Durante estos días hemos contado con la visita de un simpátiquísimo y entregado Don Mancini, quien ayer se atrevió a dar su discurso en castellano para presentar la película con la que alcanzó su fama: Child’s Play (Muñeco diabólico), la cual ha envejecido sorprendentemente bien y nos ha hecho volver, como decía, a los recuerdos terroríficos de quienes hace 30 años ya la vimos, mientras se ha presentado a las nuevas generaciones a uno de los iconos del terror más imitado y parodiado.

Antes de pasar a la última crónica de las películas que hemos visto, os dejamos con nuestro top 5 en el que no entra la gran ganadora del festival, Ghostland, ya que, fieles a la tradición festivalera de CAH, no la hemos visto,

Top 5 Nocturna 2018:

  1. Piercing
  2. Mandy
  3. The invocation of Enver Simaku
  4. The nightsifter
  5. La noche de Halloween

Corto favorito: La guarida (Iago de Soto)

Please stand by

El último día de Nocturna 2018 empezaba con una película muy alejada del terror. De hecho, al presentarla Sergio Molina, el director del festival, nos decía que era una película para toda la familia que, con la excusa de que su trama enlaza con la saga de Star Trek, era una buena opción para ampliar el público del certamen. Se trata de Please stand by, frase que el personaje que interpreta Toni Colette repite para tranquilizar a Wendy, una chica autista de 28 años que vive en una casa compartida por otras personas con la misma enfermedad y a quienes supervisa la doctora Scottie (Colette). Wendy (Dakota Fanning) dispone de una ligera independencia con la que puede trabajar fuera de la casa y tener tiempo para escribir un guion para la nueva producción de Star Trek que prepara Paramount, y que ha convocado un concurso para que sean los fans quienes escriban la próxima aventura del Enterprise. La película de Ben Lewin es una road movie familiar muy de manual, que mantiene un tono amable en todo momento escapando del melodrama y del efectismo en el que habría sido muy fácil caer y cuyo mayor valor reside en el trío de mujeres que lo protagonizan.

Mandy

Llegamos a uno de los momentos más esperados de este Nocturna 2018, el estreno en Madrid de Mandy, la fantasía alucinógena de Panos Cosmatos. Sabíamos de antemano que Mandy no iba a tener término medio: o nos iba a horrorizar o nos iba a entusiasmar y, afortunadamente, ha pasado lo segundo. Mandy es un sueño lisérgico convertido en pesadilla, una historia de venganza inclasificable plagada de referentes que no hacen más que subrayar esa indefinición pero que, a la vez, dotan de coherencia una narrativa que raya en lo surreal, en lo psicodélico de un viaje infinito de LSD. Si la trama presenta la estructura habitual de un “rape & revenge” clásico (presentación de la vida feliz de una pareja, entrada en escena del mal, venganza del protagonista), el lenguaje narrativo que Cosmatos utiliza para contarla desecha por completo cualquier convencionalismo. El griego experimenta con las sensaciones que transmite el color, la música y las diferentes atmósferas que utiliza (irreales todas) para contar el descenso a los infiernos de un personaje que solo podría haber estado interpretado por Nicolas Cage. Es muy difícil imaginar a cualquier otro actor en un delirio como este. Y nosotros que lo agradecemos.

The ranger

Para terminar esta sexta edición de Nocturna, nada mejor que un slasher en sesión golfa. Y no cualquier slasher con adolescentes estúpidos y una sucesión de muertes más estúpidas aún. La elegida fue la muy notable The ranger, una de las dos únicas películas dirigidas por mujeres (si no contamos los cortometrajes) que hemos podido ver en esta edición en la que, curiosamente, los papeles femeninos han tenido un peso predominante. Jenn Wexler debuta en la dirección con una historia atemporal y al mismo tiempo con un respeto por los personajes femeninos y la diversidad sexual muy de agradecer en un género que cada vez les da más valor, protagonizada por un grupo de amigos punk que, tras un altercado con la policía, deciden refugiarse en la cabaña que el tío de una de ellas poseía en las montañas. Chelsea, la chica en cuestión, tiene unos recuerdos de ese sitio algo confusos desde que su tío muriera en extrañas circunstancias y fuera “rescatada” por el guardabosques. La actitud anárquica y rebelde de los jóvenes choca de frente con la estricta disciplina de dicho guardabosques, un personaje que viene a engrosar la lista de phsicokillers con personalidad propia y, por qué no decirlo, a desear una secuela ya.

Un recomendable final para una (otra) recomendable edición de Nocturna, el cual siempre es un placer cubrir y nos deja con muchas ganas de que llegue el año que viene para volver a vernos las caras. ¡Nos vemos en Nocturna 2019!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *