Festival de San Sebastián 2018: Lo que veremos

Escrito por

Twitter icon

Pequeñas píldoras festivaleras.

Aquí estamos un año más, para ir abriendo un poquito el apetito cinéfilo, y dispuestos a disfrutar de una nueva edición del Festival de San Sebastián, que dará el pistoletazo de salida el próximo 21 se septiembre con la proyección de la ópera prima de Juan Vera El amor menos pensado, que compite en Sección Oficial, y está protagonizada por el Premio Donosti de la edición anterior, Ricardo Darín.

Este año me gustaría destacar lo bien que pinta la Sección Oficial. Lo mismo que el año pasado os comentaba lo poco que me apetecía, este año no veo el momento de empezar a ver pelis. Creo que han conseguido equilibrar autores más conocidos e internacionales como Claire Dennis que presenta su High Life,y que dio muchísimo que hablar en Cannes; Naomi Kawase que compite con Vision; Brillante Mendoza y su Alpha, the right to kill; con autores españoles de primera fila como Carlos Vermut que dirige Quién te cantará (que muero por ver); Rodrigo Sorogoyen que nos trae El Reino, Icíar Bollaín y su película Yuli o Isaki Lacuesta con Entre dos aguas.

Además no se han olvidado de directores que están empezando y presentan su primer, segundo o tercer trabajo a competición como Blind Spot de la realizadora Tuva Novotny; Baby de Liu Jie; Illang: La brigada del lobo de Kim Jee-Woon; L’Homme Fidèle de Louis Garrel o Felix Van Groenning con Beautiful Boy (esta es otra de las que muero por ver ya que su Alabama Monroe (2012), me parece una pasada) o Peter Strickland que nos trae In fabric (y que también espero con ansia).

Beautiful boy

También han conseguido equilibrar los géneros que abarcan desde el drama a la comedia, pasando por el terror, thriller, ciencia ficción…vamos, que habrá para todos los gustos.

La otra gran apuesta de esta edición es la sección de Nuevos Directores de la que destacaría Apuntes para una película de atracos de Leon Simiani, Viaje al cuarto de una madre de Celia Rico Clavelino, Neon heart de Lauritis Flensted-Jensen, Oreina de Koldo Almandoz y The third wife de Ash Mayfair, que viene de ganar en Toronto el premio a la mejor película asiática. Como siempre esta sección es una incógnita pero se agradece la apuesta por los nuevos realizadores y que tengan un plataforma en la que mostrar sus trabajos.

Respecto a Horizontes Latinos, este año también se ha cuidado especialmente la selección, y el Festival considera que es un mercado que hay que potenciar ya que somos primos hermanos y a la familia hay que cuidarla. De aquí me quedaría con Nuestro Tiempo de Carlos Reygadas (ganazas es poco), Cómprame un revolver de Julio Hernández Cordón, La noche de 12 años de Álvaro Brechner, Las herederas de Marcelo Martinessi, Marilyn de Martín Rodríguez Redondo y Los silencios de Beatriz Seigner.

Marilyn

Dejo para el final las secciones que vienen siendo mis favoritas año tras año: Perlas y Zabaltegi-Tabakalera, que son dos secciones enfocadas al disfrute del público y que, para mí, se complementan a la perfección. Ya sabéis que en Perlas podemos disfrutar de los “cañardazos” que han pasado por otros festivales como Cannes, Berlín, Venecia… y en Zabaltegi-Tabakalera de esas obras menos normativas y que serán difíciles de ver fuera del circuito de festivales.

Perlas, si se puede, hay que verla entera, pero como el espacio-tiempo es limitado os contaré las que no me perderé por nada del mundo. Para empezar Un asunto de familia del director nipón Hirokazu Koreeda, que es uno de los flamante Premios Donosti de este año, A star is born la ópera prima de Bradley Cooper (dame un musical y hazme feliz), Ash is purest white de Jia Zhang-Ke (adrenalina en vena), Mirai de Mamoru Hosoda (no puede faltar animación de la buena) o First Man de Damian Chazelle (director al que adoro desde que me enamoró con Whiplash (2014)). Paro aquí porque si no os la cuento enterita, pero ya os digo que la sección al completo es una locura.

En cuanto a Zabaltegi-Tabakalera mis imprescindibles son Coincoin and the extra-human, miniseri de Bruno Dumont y continuación de su memorable El pequeño Quinquin (2014), An elephant sitting stilll de Hu Bo (estas dos me van a llevar la friolera de 8 horas de visionado, 4 cada una más o menos pero mira aquí se viene a ver cine :P), el corto de la realizadora Ines Moldavsky titulado The men behind the wall y que se proyecta junto a Le livre d’image de Godard (casi ná), La casa lobo, peli de stop-motion de Cristobal León y Joaquín Cociña, que ha pasado con gran éxito por Annecy y Berlín, Manta Ray de Phuttiphong Aroonpheny, que ganó el premio a la mejor película en la Sección Orizonti de Venecia y Long day’s journey into night del chino Bi Gan.

Manta Ray

Y no quiero terminar sin hablar de los Premios Donosti de este año porque son puritito amor. El ya mencionado Hirokazu Koreeda, uno de los mejores directores del momento y que ya sabéis que es bien conocido por estos lares donostiarras pues casi todas las ediciones nos trae sus pelis, y se lo agradecemos en el alma y en el corazón; la gran dama de la interpretación, Judy Dench, que lo mismo te borda una Ofelia de Hamlet que hace una M brillante en la saga de James Bond; y el enorme Danny DeVito que actúa, dirige, produce, y todo lo que se le ponga por delante.

Y eso es todo amigos! Que ya nos queda bien poco para que empiece el baile y que este año no bailaré sola ya que mi compañero Alain Garrido (al que ya conocéis porque lleva unos meses esparciendo su sabiduría por esta nuestra casa) me acompañará en la rumba y yo, no puedo estar más contenta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *