Festival de San Sebastián 2018: Apuntes para una película de atracos

Escrito por

Twitter icon

Lo nuevo de León Siminiani en el 66SSIFF.

Todo comienza el 26 de agosto de 2013 cuando una banda es detenida tras cometer un atraco por el método del butrón en una sucursal de Bankia situada en el barrio madrileño de Usera. Esta noticia capta la atención de León Siminiani y cinco años después, que se dice pronto, nos presenta su nueva película, Apuntes para una película de atracos, que compite en la Sección de Nuevos Directores.

La idea es sencilla y brillante: contar la historia del jefe de la banda de los atracadores, Flako, apodado por los medios de comunicación el “Robin Hood de Vallecas”, pues su detención se produce en pleno cabreo nacional por el tema del rescate a Bankia. Siminiani ve claro que aquí hay material para una peli de atracos de las de toda la vida, de las clásicas. Y cierto es. Con esa mezcla de documental y cine policíaco nos presenta una notable propuesta.

La dificultad es que Flako estaba pendiente de juicio y Siminiani se compromete a no hablar de sus atracos hasta que este no finalice para no perjudicar a su defensa. Como ya sabemos lo rauda y veloz que es la justicia en este país, hasta febrero de 2015 se limitan a hablar de sus vidas, por lo que el documental pivota entre la vida del propio Siminiani y su pareja y la de Flako y su familia (mujer y un hijo). A Flako se le acusa de 7 golpes cometidos con el mismo método. Un método, el de el butrón, que se transmite de generación en generación, así que vamos descubriendo cuáles son los orígenes de Flako, que él se considera un trabajador y no un delincuente (“delincuentes son Blesa y Urdangarín”, afirma sin tapujos), y que se inspira para realizar su “trabajo” en Alberto Spaggiari (el organizador del espectacular robo, ocurrido en 1976 en Francia, en la sede del banco Société Genérále de Niza, utilizando un túnel desde las alcantarillas para acceder) cuyo lema es: sin armas, sin odio, sin violencia.

Una vez que finaliza el asunto judicial, empiezan a hablar de los atracos y descubrimos cómo realiza los mismos, la preparación, el gran conocimiento que Flako tiene del subsuelo de la capital, las dudas de su mujer acerca de realizar el documental, como se ve con Siminiani durante sus permisos de fin de semana para enseñarle “in situ” como hacía su “trabajo”, lo que es una “tapa sagrada”, que Flako está escribiendo un libro en el que contará su vida, que Siminiani va a ser padre…

Y entre unas cosas y otras estamos en octubre de 2016 y seguimos descubriendo cosas tanto de Flako y su familia como de Siminiani y la suya. En su anterior largo, Mapa (2012), Siminiani ya aparecía en esta película-diario por lo que no nos sorprende que ahora siga la misma senda, solo que esta vez, le acompaña Flako y este es el protagonista absoluto. Asistimos a algunas de las charlas que tienen ambos cuando Flako sale en sus permisos y cada vez vamos descubriendo más a la persona y olvidándonos del personaje. Es inevitable sentir cierto grado de empatía (mucho en algunos momentos) a pesar de que eres plenamente consciente que que es un ladrón, y de que en sus atracos hizo sufrir a algunas personas. Porque, a pesar de que una parte de su lema es “sin armas, sin violencia”, resulta violento sentir un arma apuntándote a la cabeza o que te amenacen con matarte si no abres la caja de seguridad del banco en el que trabajas. Cierto es que no hubo muertos, pero violencia hubo, no idealicemos las cosas. Y así entre unas cosas y otras, la aventura acaba en enero de 2018, cuando se dan por finalizados los encuentros entre ambos y después de mil y una peripecias.

Siminiani es capaz de componer esta sinfonía de vivencias tanto de la persona (Flako) como del personaje (el Robin Hood de Vallecas) dándole a todo ello el tratamiento del mejor cine policíaco de atracos y salpicándolo con mucho humor. Como he dicho al principio, Apuntes para una película de atracos es un ejercicio fílmico notable, por lo que espero que se vea recompensado.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *