Críticas: Les distàncies

Escrito por

Twitter icon

El desencanto y la frustración.

Reencuentro y soledad. Dos estados, aparentemente antónimos entre sí, pero que describen acertadamente el estado de amistad de cuatro jóvenes treintañeros que vuelven a verse en Berlín. La relación ha ido diluyéndose conforme pasan los años, fueron compañeros de la Universidad, ahora rozan los 40 y ya no son los mismos que entonces. Los cuatro conviven con una inmadurez enquistada que los obliga a enmascararse y a encerrarse en sí mismos, incapaces de afrontar un presente incierto y frustrante. Elena Trapé captura con precisión el estado mental de cinco personajes genuinamente construidos.

Ocho años después de su notable debut con Blog, una reveladora y oscura historia de sororidad entre un grupo de adolescentes, la joven directora catalana fija su atención en la generación perdida, desengañada de las promesas del sistema al tildarlos de “la generación más preparada de la historia”. Títulos del cine español reciente ya se han acercado a estos veinteañeros y treintañeros con grandes resultados (Hermosa juventud, Un otoño sin Berlín, Júlia ist), pero Elena plantea un retrato mucho más coral con cinco personajes hermanados por una relación de amistad que, sin ser efímera, sí se encuentra en un momento vital distinto para todos ellos. La frustración por tener un trabajo por debajo de sus ambiciones profesionales, la frustración por no tener un trabajo, la frustración por no saber gestionar relaciones de amor, la frustración al verse obligado a convivir otra vez con sus padres; en definitiva, la frustración por no saber gestionar el presente ni mucho menos el futuro.

Especialmente lúcido es el arco argumental de Olivia (Alexandra Jiménez), embarazada de siete meses de un novio ausente (un emoticono de afirmación es suficiente para responder a su pareja y madre de su futuro hijo) y prisionera de un relucir de los sentimientos hacia Comas (Miki Esparbé), su amor de juventud. La escena en que ella escucha un CD y encuentra una nota escrita años antes por ambos es uno de los momentos cinematográficos más emotivos de la temporada. Entre los cinco personajes poco cruce de palabras se produce; cuando lo hay, la mayoría son reproches o comentarios sin ninguna relevancia. No es que tengan poco que decirse es que o bien no saben cómo o bien ya no son los mismos que cuando iban día sí día también a hacer una cañas al salir de la facultad. Al final, las distancias del título son más emocionales que físicas: cuanto más cerca están tras meses de amistad enfriada, más lejos están el uno del otro.

No hay culpables, ni buenos ni malos; todos tienen sus aristas. A los cinco hay secuencias en que desearías propinarles un par de bofetones, pero con todos ellos es posible sentirse identificado y entender –con pinceladas de información- los porqués de sus comportamientos inmaduros y egoístas. La grandeza de Les distàncies radica ahí: la excelencia en el dibujo de los personajes y la certera descripción de sus sentimientos con más gestos, miradas y elipsis que palabras. Si ellos están enclaustrados en sí mismos, el propio compartimiento debe advertir de sus inseguridades y temores. Los cinco, en mayor o menor medida, terminan por verse retratados y enfrentados a un presente que se les echa encima sin posibilidad de regresar a viejos tiempos felices.

Por último, es imperativo destacar el excepcional trabajo interpretativo del quinteto protagonista; en especial, Alexandra Jiménez en su primer papel dramático con enjundia en el cine. Debería ser una de las contendientes en la próxima edición de los Goya. Tanto a ella como a Miki Esparbé, el público está acostumbrado a asociarlos en películas cómicas y ambos demuestran estar dotadísimos para el drama. Les distàncies puede resultar antipática por sus personajes y su puesta en escena, pero bajo su guion de hierro y un uso acertado del plano secuencia, la película remueve y captura el desencanto de una generación mediante la descripción de la fragilidad de la amistad y el paso del tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *