Festival de San Sebastián 2017: Alberto García Alix. La línea de la sombra y Alanis.

Escrito por

Twitter icon

Segunda crónica desde el 65SSIFF.

Hoy empiezo el asunto con un docu de la sección Nuevos Directores, aunque antes de entrar en materia para mí es un placer anunciaros que a esta sección le vamos a dedicar un súper especial de la mano de Irene Barrilero. No amontonarse, que todo llegará a su debido tiempo.

De momento, y como aperitivo de lo que vendrá, os hablo del docu, Alberto García Alix. La línea de la sombra de Nicolás Combarro. Es el primer proyecto cinematográfico de Combarro, también fotógrafo que ha comisariado varias exposiciones de García Alix, entre otras la del Museo Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía “De donde no se vuelve” en 2008, así que lo más lógico es que el proyecto girase en torno a su figura. Nada mejor que un fotógrafo para hablar de otro.

A lo largo del documental, Combarro va desgranando la vida y la obra de García Alíx, y desde luego nadie mejor que él para hacerlo. El dominio que tiene de la persona y del profesional hace que todo resulte muy fluido. Entremezcla detalles personales con cómo sus vivencias han ido influido en su trabajo como fotógrafo. Habla de su adicción a la heroína, de la muerte de su hermano, de cuando le dijeron que era seropositivo, de su afección de hígado provocada por una hepatitis C, de cómo se puso en tratamiento para superar su dolencia, y de cómo todo esto le ha hecho el fotógrafo que es.

Además, García Alix nos cuenta qué significa la fotografía para él, qué espera de ella, y qué le da de verdad. También habla de su pasión por las motos, pasión a la que le debe sus inicios en la fotografía. Reconoce que siempre hay algo que no puede atrapar y que siempre hay algo que no quiere salir. También descubrimos que todo lo que ha vivido nos lo cuenta a través de sus autorretratos e insiste en que todo está en la mirada (tanto del personaje que retrata como en la suya como fotógrafo). En resumen, es una buena oportunidad para conocer un poco mejor tanto la obra como la vida de García Alix.

Alanis

En la Sección Oficial ha sido el turno de Alanis, de la realizadora argentina Anahí Berneri. La protagonista, Alanis, es una prostituta que vive en un barrio argentino, tipo Lavapies, para que os hagáis una idea. Comparte un piso con su compañera Gigi, y tiene un hijo de un año y medio. Todo le iba bien, dentro de lo que es un vida que no resulta ideal, hasta que unos inspectores las echan del piso y ella tiene que reinventarse. Se va a casa de su tía y tiene que intentar rehacer su vida. Se encuentra con incomprensión, muchas trabas y dificultades, y descubre que no va a ser fácil seguir con su adelante.

La película, no cuenta nada nuevo, y ese es uno de sus problemas. De hecho, es su gran problema. Es una historia que resulta anticuada y da la impresión de que todo lo que sucede ha pasado hace 15 años. Alanis “elige” su trabajo aunque su entorno no lo apruebe. Nos encontramos con todos los tópicos de la prostitución: chica joven y sin estudios que para salir del entorno rural se prostituye, se queda embarazada y ya no puede dejar el oficio porque tiene que mantener a su hijo, chica que al final se va del pueblo porque no quiere que a su hijo le conozcan como “al hijo de la puta”, chica que llega a la ciudad y parece que remonta pero todo se le complica, chica que tiene que reinventarse, chica que no consigue reinventarse, chica que se pelea con otras prostitutas para encontrar su sitio, chica que sigue en la prostitución para seguir viviendo y parece que acepta a vida que le ha tocado vivir.

La cinta no aporta nada, ni en cuanto a historia (que es un tópico detrás de otro), ni a interpretaciones (que son correctas, pero nada más). No te invita a pensar y se limita a contar lo que ya hemos visto tantas veces y ni siquiera entretiene. Vamos, que como sigamos así con la Sección Oficial, no sé qué va a ser de nosotros. Espero que esto mejore porque de momento, la cosa no pinta muy bien.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *