Atlantida Film Fest 2017: Crónica 2

Escrito por

Twitter icon

Calabria y Jesús en la segunda crónica del Atlantida Film Fest.

Russo y Nikolic protagonizan esta película que se define a sí misma como ‘‘una road movie en coche fúnebre’’. En todo momento uniformados con impecables traje y corbata, estos dos empleados de una funeraria suiza recorren Italia de norte a sur para retornar a un difunto a su Calabria natal y así cumplir sus últimas voluntades.

Unidos por esa meta común: el traslado de Francesco Spadea, éste se esboza como el tercer pasajero en cuestión. Una presencia ausente que dentro de su féretro parece ir contemplando los paisajes de su tierra natal a través de la ventana trasera del vehículo.

Estos tres personajes tienen algo que les une: todos son emigrantes que dejaron su país de origen para encontrar en la ciudad suiza de Lausanne una vida mejor. Asistimos a varias conversaciones espontáneas entre Russo (portugués) y Nikolic (serbio) en las que narran distintas anécdotas autobiográficas que, como es lógico, implica la mención de su experiencia migratoria pero siempre desde un punto de vista autobiográfico, individual y nunca en términos absolutos. Más que hablar de la migración como fenómeno sociocultural Calabria hace un retrato genuino del mestizaje de varias culturas europeas.

A nivel formal, Pierre-François Sauter utiliza una planificación de cámara demasiado simple a la hora de cubrir las conversaciones que ocurren en el interior del vehículo. Y como consecuencia Calabria tiene un ritmo tedioso, lento y la historia se termina convirtiendo en algo inapetente para la audiencia. De vez en cuando existen momentos de respiro cuando la cámara sale del vehículo hacia localizaciones exteriores: gasolineras, zonas de autoservicio o parkings. Entonces los encuadres se vuelven mucho más cuidados y la fotografía mucho más exquisita.

Y es, precisamente, ante esas composiciones equilibradas y mágicamente compuestas donde nadie diría (acaso que le pongan sobre aviso) que está ante una película documental. Y sólo cuando una se pone a leer los créditos finales cae en la cuenta de que José Russo Baiao y Joran Nikolic no se han interpretado nada más que a sí mismos. Que Calabria es un largometraje documental, un homenaje al emigrante contemporáneo y no una película de ficción.

Jesús

La segunda película del chileno Fernando Guzzoni podría definirse como un retrato intimista de Jesús, un adolescente chileno cuya ocupación principal es salir, beber, bailar y ver anime o en palabras de su propio padre (interpretado por el actor Alejandro Goic) ‘‘andar mariconeando todo el día’’.

El guion deja de lado la tarea de cultivar el interés por la relación padre-hijo y, más tarde, resulta decepcionante descubrir en los últimos 15 minutos de la película que ese seguramente pretendía ser el tema central del film. La película Jesús dedica demasiado metraje a trazar un perfil algo inconexo del protagonista y precipita de forma urgente un desenlace inesperado para el público.

Con el fin de aislar al espectador en la experiencia de un único individuo Guzzoni rueda largos planos secuencia en los que la cámara sigue a Jesús en sus lugares habituales de ocio con sus amigos, amantes y compañeros del cuerpo de baile del que forma parte. El público presencia el entorno de Jesús fuera de foco y quizá de ahí nazca la sensación de verle cerca pero sentirlo lejos. En ese aspecto el director aplica no sólo la misma estética naturalista, sino también el mismo punto de vista en primera persona que ya utilizara en su ópera prima Carne de perro (Fernando Guzzoni, 2013).

Además Jesús tiene el mismo enfoque temático que Carne de perro puesto que también explora el sentimiento de culpa y la aceptación social del individuo tras haber cometido un crimen violento. La fuerte influencia de su anterior película resulta evidente incluso en las metáforas visuales que usa, como por ejemplo el agua como elemento de purificación y redención del protagonista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *