Filmadrid 2017: Crónica 9

Escrito por

Twitter icon

Finalizamos la cobertura de Filmadrid 2017.

¿Qué puede llevar a un cineasta hacer una película? Es una cuestión que me ha asaltado de manera reiterada durante los últimos meses. Tengo asumido que, para personas como Jonas Mekas, el cine representa la piedra angular de su existencia. El querer inmortalizar un fragmento efímero de la cotidianidad. Estamos subordinados a los recuerdos, a imágenes del pasado que florecen asiduamente. Pero cuando el paso del tiempo los desvincula de la realidad, nos sentimos desplazados. El lugar tangible de donde proceden se ha deformado, y únicamente nos quedan imágenes de lo que fue. «Soy una persona desplazada –dice Mekas en Reminiscencias de un viaje a Lituania (1972)– volviendo a mi hogar, en busca de mi hogar, volviendo a momentos del pasado, buscando algunos rastros reconocibles de mi pasado». El tiempo no tiene jurisdicción en los recuerdos. Por lo tanto, lo que habita en el film es una dicotomía entre el presente y el pasado de un lugar que evoca la voz en off del cineasta lituano.

Y antes de despedirme de esta tercera edición de Filmadrid, me gustaría hacer una sucinta valoración general. Que un festival con tan solo tres años de vida haya conseguido reunir a Jonas Mekas y a Laura Mulvey, es algo absolutamente encomiable. Pero lamentablemente no puedo decir lo mismo del nivel de su Competición Oficial. Por segundo año consecutivo, las secciones paralelas –los focos y las proyecciones especiales– han vuelto a ser la auténtica revelación. Tampoco puedo entender que en uno de los coloquios que más expectación generó (el de Mulvey) solo hubiese tiempo para dos preguntas. Tampoco puedo tolerar que todas las proyecciones arrastren retrasos de diez minutos como poco. Y me cuesta aceptar que las presentaciones de las películas parezcan sacadas de un espectáculo circense. Soy consciente, o al menos quiero creerlo, que todas estas carencias se irán solventando con el paso de los años. Y que si la suerte está del lado de los responsables, Filmadrid se convertirá en un acontecimiento clave en el mundo de los festivales de cine.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *