Entrevistas: Pepa San Martín

Escrito por

Twitter icon

_Q0A6354

Entrevista a Pepa San Martín, directora de Rara.

La directora novel Pepa San Martín estrena ópera prima por todo lo alto: ganando los premios Generation en la Berlinale y Horizontes Latinos en el Festival de San Sebastián. Esta película chilena, nos acerca al mundo de Sara, una chica de 13 años que vive con su madre y la novia de su madre tras la separación de sus padres. Rara es una película que con gran sensibilidad habla del universo de la adolescencia, del instituto, de las amigas, de los chicos, y además representa el día a día en una familia no tradicional con humor, luz e ingenio a partes iguales.

Sobre la película ya os hablamos aquí, en nuestra sexta crónica del festival de San Sebastián 2016, y ahora os traemos la entrevista que mantuvimos con su directora con motivo de su estreno en las salas españolas.

– Su película ganó el premio Generation en el Festival de Cine de Berlín, un galardón que reconoce películas dirigidas a niños y adolescentes,  ¿contaba con que Rara conectara con un público joven?

Pepa San Martín: Yo inicialmente quise contar la historia desde el punto de vista de la madre pero al no funcionarme me interesé en cómo viviría todo este conflicto familiar una niña de 13 años, a camino entre la niñez y el mundo adulto. El personaje de Cata (9 años) quería que fuera amado por el público. Es una niña que por su inocencia desprende luz, es torpe, espontánea y divertida. Algo así como una Pequeña Miss Sunshine chilena. Quería que ella fuera el recuerdo propio que tenemos de cuando éramos niños.  Es fácil sentirse identificado con Sara y Cata o con alguna de las protagonistas.

– ¿Qué método de trabajo usó con actrices tan jóvenes?

S. M.: Tuve tres meses de preparación con ambas (Julia Lübbert, protagonista de la película y su hermana pequeña Emilia Ossandon). Salíamos a dar un paseo las tres juntas, íbamos a una exposición, a tomar un helado… Traté de generar un vínculo entre ellas, lo que hace creíble que son hermanas en la película.

Una vez en el rodaje procuramos mantener un set de niños, cómodo y agradable para ellas. Tuvimos horarios flexibles y un ritmo de trabajo muy lento, adaptado en todo momento a ellas. Ambas respondieron a la perfección. Por mi parte exigió un trabajo de escucha y de atención absoluta hacia sus necesidades.

– El guión respira gran naturalidad, un tono amable y ligero, ¿en qué se inspiró para componer sus escenas?

S. M.: Me gustan mucho los niños, tengo sobrinos, y tenía claro que quería hablar de la niñez y también de la pubertad. De cómo se afrontan los problemas familiares siendo tan joven y estando en pleno cambio corporal y social. Lejos de dramatizar y exagerar, los problemas que afectan a toda una familia yo quería contar cómo esos conflictos no suelen hablarse abiertamente entre los distintos miembros de una familia. Los niños perciben en casa que algo les pasa a sus papás y luego van atando cabos, juntando pistas de lo que han ido escuchado en las conversaciones adultas.

Rara

Rara

– En la Berlinale acaban de premiar otra película chilena también de temática LGBT: Una mujer fantástica, de Sebastián Lelio. ¿Se adivina cierta tendencia? ¿Está el público más interesado en esas historias que antes?

S. M.: O también Jesús de Fernando Guzzoni. En Latinoamérica se hace cada vez un cine más político, más comprometido. El cine tiene un poder enorme de modificar la percepción de la gente hacia ciertos colectivos o problemáticas. Simplemente, contar una historia en forma de película le otorga mayor credibilidad. La sociedad avanza más rápido que las leyes. Y el cine existe para testificar los cambios sociales y hablar de ellos.

Yo tenía muy claro que quería rodar una película para los no convencidos de los derechos de los homosexuales, que en Chile hay muchos. La manera de entrar a esas personas es a través del humor y de la cercanía, a través de una película que fuera a ver toda la familia. Se tiene la falsa percepción de que para que las películas sean profundas tienen que ser oscuras y, por el contrario, una película luminosa siempre es ligera o superficial. Con Rara yo quería hacer una película profunda y a la vez luminosa y esperanzadora.

– Al final de la película me llamó la atención leer tantos nombres de mujeres en los créditos.

S. M.: Sí, por desgracia no es algo habitual. Normalmente los roles femeninos como técnico en rodaje están muy marcados. Nosotras somos las montadoras, las directoras de arte, y por supuesto las peluqueras y las maquilladoras. En el set de rodaje de Rara éramos casi todas mujeres. Y de hecho, tuvimos que aprender a trabajar las unas con las otras, a cooperar. A veces podemos llegar a ser muy duras contra nosotras mismas. Recuerdo en una ocasión que de pronto la continuista tenía que marcharse para recoger a su hijo del jardín de infancia. La respuesta ante imprevistos como ese terminaba siendo siempre un ‘‘no te preocupes’’.

– Además en Rara el protagonismo lo tienen los personajes femeninos, ¿es necesaria hoy en día una mirada femenina en el cine?

S. M.: Claro que sí. Sobre todo ahora que el feminismo está cobrando gran protagonismo como fuerza de cambio social en todo el mundo. Somos más conscientes que antes del peso del patriarcado.

Me da la sensación de que el ‘‘cine de mujeres’’ es algo que se ha puesto muy de moda en los últimos cuatro años. Hace poco, de hecho, en una mesa redonda sobre mujeres directoras en la que partícipe, yo era la única que defendía la existencia de una mirada femenina en el cine. El resto de participantes defendían que el cine no tiene género. Como guionista y directora todas las decisiones que tomo las hago desde mi identidad como mujer. Mientras tanto seguimos viendo la ausencia de jurados mujeres en los festivales de cine. Y sólo 1 de cada 25 mujeres que logran dirigir una ópera prima luego dirigen una segunda película. Y yo por supuesto quiero estar dentro de ese mínimo porcentaje para seguir contando historias de mujeres, que falta nos hace.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *