San Sebastián 2016: Crónica 3

Escrito por

Twitter icon

Nocturama

Y el tercer día vimos LA película del festival.

Hoy lo que más quiero es hablaros de la película de Bertand Bonello, Nocturama y mi problema es que no sé por dónde empezar. Desde que la vi no se me va de la cabeza. Solo dejo de pensar en ella mientras veo otras películas pero siento que me acompaña constantemente, e intuyo que va a ser una de esas pelis que se te quedan pegadas a la piel y dentro de la cabeza durante mucho tiempo. Quizá sea pronto para decir esto, pero es muy probable que haya visto LA peli del festival.

La verdad es que después de ver su Saint Laurent (2014) yo ya venía con ganas y lo que he visto no me ha defraudo. La peli arranca con una panorámica de la ciudad de París llena de bullicio y de luz, cambio brusco a una estampa nocturna con los títulos de crédito sobreimpresionados y de ahí nos trasladamos al metro con un grupo de jóvenes que van fotografiando sitios por los que pasan, mandando mensajes, no hablan, y todo lo hacen con una precisión coreográfica, con movimientos casi milimetrados, con una seguridad en lo que saben que tiene que hacer increíble. La cámara está fija mientras los jóvenes ejecutan toda esta danza, les da espacio para que se muevan, no les agobia. Cada uno de ellos tiene una misión y un objetivo y no se desvían de ello ni un instante. La puesta en escena es precisa y preciosa. No sabemos qué pasa pero intuimos que es algo grande, algo importante. Todo este proceso de preparación hace que vayamos conociendo algún detalle de lo que parece que va a ocurrir y a lo largo del mismo empiezan las dudas, los pequeños errores, y ahí sigue la cámara para recoger esta transición. Se empieza a palpar el nerviosismo, surgen los primeros temores e incluso el miedo aflora en alguno de estos chicos y chicas.

Otra panorámica de París, no se escucha nada, la ciudad parece muerta y de pronto…una gran explosión sacude la pantalla y a los espectadores para dar paso al interior de un centro comercial. Allí se reúnen todos estos jóvenes después de finalizar con sus misiones. Vemos cuatro explosiones en cuatro puntos representativos de la ciudad y la pantalla se divide en cuatro como si de un cuadro de Mondrian se tratara.  El centro comercial es desalojado por la policía y en él permanecen toda la noche el grupo de jóvenes para ocultarse hasta el día siguiente y evitar ser capturados. Es entonces cuando la tensión va en aumento a pesar de que cada uno intenta matar el tiempo con todas las cosas que tienen a su alcance en el lujoso centro comercial y cuando la cámara empieza a acercarse a los personajes, ya no les deja respirar, se les echa encima y la sensación de angustia empieza a ser grande. En esta larga espera, quiero destacar el playback que hace unos de los chicos de “A mi manera” (My way), que es totalmente soberbio así como la banda sonora en general (la música también es de Bonello, como el guion) que acompaña en todo momento a la acción de una manera magistral. Luego el desenlace, que a más de uno ha dejado con la boca abierta y del que prefiero no decir mucho esperando que alguna distribuidora nos traiga la peli para que podamos verla.

Bonello monta toda esta maravilla tratando un tema bastante sensible en estos tiempos revueltos en los que estamos; el terrorismo para algunos, la insurrección para él, según ha comentado en la rueda de prensa posterior a la película. En realidad lo que nos deja es una patata caliente ya que no explica qué motiva a los jóvenes a provocar las explosiones, ese trabajo nos lo deja a nosotros, y tampoco explica la reacción policial, que como os he dicho es mejor verla. A mí lo que me transmite es la certeza de que las motivaciones de una barbarie poco importan, vengan estas de donde vengan. La película no ha dejado indiferente a nadie, ya hay dos bandos, y lo único que yo os digo es que la veáis, la disfrutéis y la comentéis. Merece la pena.

Bar Bahar

Bar Bahar

Y de un director consagrado como Bonello, pasamos a una debutante en el largometraje, Maysaloun Hamoud, nacida en Budapest pero criada en Israel, y que nos trae su trabajo Bar Bahar. Hamoud nos cuenta la forma que tienen de vivir el amor tres mujeres que residen en Tel-Aviv. Dos de ellas, Salma y Laila, representan la manera liberal de vivir en un entorno árabe dentro de Israel. No se comportan como se supone que deben comportarse las mujeres musulmanas, no hablan como ellas, no visten como ellas y no piensan como ellas. La tercera en discordia, Nur, sí representa esa parte más tradicional. Aunque esto es simplificar mucho las cosas. Con este punto de partida, la directora y guionista de la cinta, nos va adentrando en su mundo a través de cómo entiende cada una de ellas el amor; sin ñoñerías, con mucha verdad y de forma muy natural.

Laila es abogada y no confía en encontrar al hombre adecuado para casarse pero, inesperadamente, entabla una relación con un chico que ha estado trabajando en Estados Unidos y no está constreñido por los tradicionalismos de su cultura. A priori todo es perfecto pero la relación no es como ella esperaba. Salma trabaja como cocinera y camarera y cuando su familia descubre su orientación sexual, tiene que tomar una decisión drástica. Nur, por su parte, lleva prometida un año y medio con su novio y cumple con los estándares tradicionales de la mujer musulmana, aunque esto tampoco es garantía de éxito en el amor.

Hamoud nos enfrenta a tres formas distintas de vivir y sentir el amor por tres mujeres en apariencia distintas, pero que terminan dándose cuenta de que tiene más cosas que las unen de las que creían que las separaban. Son tres mujeres, que terminan siendo una. La cinta hace un retrato bastante preciso y afilado de como los hombres quieren controlar a las mujeres y de cómo, afortunadamente, estas no se dejan y están dispuestas a pagar el pecio que haga falta por no traicionar sus principios. Es una lucha entre la tradición y la modernidad, entre mantener tus principios o traicionarlos para encajar o conseguir un objetivo, entre tú y los demás. Es un buen debut de esta directora que compite en la sección de Nuevo Directores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *