Críticas: The Beatles: Eight days a week – The touring years

Escrito por

Twitter icon

Beatles_Shea_Stadium_Still01

De gira con los Beatles.

El 29 de agosto de 1966, el fin de una era llegaba en el Candlestick Park de San Francisco para los Beatles. En el interior del furgón blindado que sacaba a los cuatro de Liverpool del estadio en medio del tumulto de fans, la presión de la adoración de éstas, las dificultades para poder tocar en condiciones de sonido aceptables, el cansancio físico y, sobre todo, las acciones radicales en contra de la banda que tuvieron lugar en Estados Unidos tras las declaraciones de John Lennon sobre el cristianismo, que les hicieron temer por sus vidas, la decisión que Lennon y Harrison llevaban meses posponiendo llegó sin vuelta atrás. Hasta aquí había llegado la Beatlemanía. Se acabaron los conciertos y las giras incansables por todo el mundo, los conciertos en grandes estadios en los que apenas se escuchaba la música que se escuchaba por la megafonía de los mismos debido a los chillidos de más de 55.000 personas locas por los Beatles.

Durante los cuatro primeros años de andadura de los Beatles como tal, John Lennon, Paul McCartney, George Harrison y Ringo Starr desataron en todo el mundo una pasión irreflenable entre los jóvenes nunca vista hasta entonces. Ni siquiera las fans de Elvis Presley tenían ese nivel de histerismo y locura que la banda británica provocaba con cada aparición pública que hacía. Todo cuanto tenía que ver con ellos dejaba un rastro de histeria, llantos y ataques de nervios entre multitud de adolescentes enamoradas de todos y cada uno de los miembros del grupo. La música, la rebeldía, el look, las actitudes de niños buenos pero traviesos y con un punto de insolencia hacía estallar una pasión que el grupo, abanderado por su manager Brian Epstein, aprovechó para llenar salas, platós de televisión y estadios a lo largo y ancho del planeta.

BeatlesStill10

Sobre estos cuatro años de giras interminables de los Beatles se estrena en cines durante solo 8 días el documental The Beatles: Eight days a week – The touring years. Ron Howard, su director, recopila cientos de archivos audiovisuales en los que se recoge la vida del grupo durante todas esas giras, actuaciones y apariciones públicas, salpicadas por los testimonios de los cuatro miembros recordando anécdotas de su época juntos. Howard no revela nada que ya a estas alturas nadie con un mínimo de interés por los Beatles no supiera (¿realmente hay algo que aun no se sepa de la banda?). El director se limita a repasar cronológicamente la trayectoria del grupo durante esos años apoyado por todo el material de archivo, e intercalando las entrevistas no solo con Paul McCartney y Ringo Starr sino también con testigos directos de aquellos días, como el periodista Larry Kane quien realizó una cobertura exhaustiva de la primera gira por Estados Unidos de la banda viajando con ellos, así como de personalidades del mundo del espectáculo hablando de la influencia que los Beatles tuvieron en ellos o, como en el caso de Whoopi Goldberg o Sigourney Weaver, confesando su condición de beatlemaníacas.

03200051b8dt

Como documental, The Beatles: Eight days a week – The touring years no aporta nada nuevo a un género en constante evolución narrativa. Como archivo histórico y musical sobre la primera etapa del grupo más influyente del pop de la historia es toda una delicia para cualquier beatlemaníaco que se precie, como ésta redactora que les escribe. Más teniendo en cuenta que durante estos 8 días en los que se va a poder disfrutar en las salas de cine, se cerrará con 30 minutos inéditos de la grabación restaurada del concierto que dieron en el Shea Stadium de Nueva York el 15 de agosto de 1965. Es una carta de amor a un fenómeno inédito hasta entonces, a un grupo irrepetible que surgió sin ninguna pretensión y que más de medio siglo después sigue despertando pasiones e influyendo de la misma manera en la que lo hizo durante los 10 años que pasaron desde su formación hasta su ruptura definitiva. Y, por supuesto, un acercamiento a ese backstage tan codiciado por los fans de cuatro años que dieron para unas 1400 actuaciones en todo el mundo hasta el concierto de Candlestick Park. Momento a partir del cual, los Beatles se dedicaron de pleno a las grabaciones y experimentaciones musicales en estudio y a crear obras maestras de la música universal. Pero esa ya es otra historia.

 

One Response to Críticas: The Beatles: Eight days a week – The touring years

  1. Chema rios dice:

    Para mi la pelicula es bastante didactica para los interesados en el mundo Beatle. Para los “iniciados” se queda corta en muchos aspectos, pero entonces se requeriría una duración de cuatro horas. Son muy interesante las partes con imágenes inéditas

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *