L’Alternativa 2015: Día 3

Escrito por

Twitter icon

The Sky Trembles and the Earth Is Afraid and the Two Eyes Are Not Brothers

Tercer día de L’Alternativa 2015.

The sky trembles es sin duda una propuesta que explora terrenos metacinematográficos de sobras conocidos. No tanto por la exposición directa del dispositivo o por mostrar las vicisitudes del rodaje, sino por la exploración de cómo realidad y ficción se solapan y funden hasta poder provocar un descenso a los abismos, a estar a punto de caer en ese punto donde la cordura desaparece y solo queda el pozo sin fondo de la locura.

Un documental en el Marruecos profundo sirve para emplazarnos en el contexto cultural y geográfico, en comprender lo adusto, seco y desconfiado que resultan tanto el paisaje como los habitantes locales. Un inicio que mediante la exposición de diversas capas espacio temporales puede dificultar la entrada en el mundo que Ben Rivers, director del film, nos quiere mostrar pero que al mismo tiempo sirve de alguna manera de preparación para los eventos que vendrán posteriormente.

La desconfianza que mencionábamos anteriormente es en cierta mesura el factor clave, el gatillo que disparará los acontecimientos. No en vano asistimos a una muñequización de los intérpretes marroquíes del documental. Tratados como meras piezas de un tablero, deshumanizados y abroncados por el director protagonista vemos una profunda incomprensión sobre los terrenos que se están pisando. La revancha pues queda como un plato listo para ser servido.

The Sky Trembles and the Earth is Afraid and the Two Eyes Are Not Brothers

The Sky Trembles and the Earth is Afraid and the Two Eyes Are Not Brothers

Casi sin solución de continuidad, pasamos a una especie de maléfico quid pro quo donde el protagonista pasa a ser el castigado en forma de marioneta maltratada; obligado a ser un mero bufón a manos de sus captores, disfrazado con un pesado vestido de latas, torturado, forzado a bailar y finalmente vendido al mejor postor, el director pasa a ser ahora el dirigido, a ser la pieza de un diabólico esquema de un modus vivendi que no alcanza ni puede comprender.

Pero más allá de este juego y del mensaje subyacente que se desprende, The Sky Trembles….ofrece, esencialmente en su último tramo, una sucesión de imágenes tan poderosas como pertubadoras. Sí, cuando hablábamos de fosa abisal de la locura no era una metáfora. Realmente el film consigue transmitir vía imagen la pérdida de la razón, la desolación y un malrollerismo in crescendo cuya mayor virtud es no sólo transmitir la sensación sino dejarla como un poso en el interior del espectador, como una mancha en la mente difícil de quitar.

Sí, en este sentido estamos ante una producción inolvidable, no tanto por su ejecución (quizás un tanto conceptual e inabarcable en su inicio) sino por la capacidad de inmersión en los estados de ánimo de sus personajes y su habilidad a la hora de trasmitirlos. Esta es una pesadilla de ejecución lenta e inesperada y posiblemente por ello resulta más dura, inconcebible y terrorífica a la hora de asumirla. Es literalmente una trasposición cinematográfica de las pinturas negras de Goya. El sueño de la razón creando Saturnos que devoran a sus hijos y, para más inri, sin oscuridades, exponiendo la pesadilla en pleno espacio abierto, a plena luz del brillante y abrasador sol marroquí.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *