FICX 2015: Día 6

Escrito por

Twitter icon

Black

Sexto día en el FICX: Del amor y otros delirios.

Que el amor duele es una de esas verdades universales indiscutibles por mucho que la ficción habitualmente nos quiera hacer creer que es maravilloso. En una de las primeras escenas de Black, Marwan, el chico protagonista, se burla de una agente de la policía diciéndole que mientras se estaba cometiendo el atraco que él había perpetrado, estaba leyendo a Shakespeare. Probablemente, la juventud marginal y violenta a la que representa Marwan no sepa que ese escritor es el autor de una de las obras que tradicionalmente se asocian con el amor romántico y maravilloso, pero que sin embargo encierra mucho de ese dolor que provoca el amor. Como una (otra más) revisitación de la historia de Romeo y Julieta, Black narra la historia de amor entre un miembro de una banda marroquí y una chica perteneciente a una banda rival de subsaharianos que comparten espacio en Bruselas. No hay nada nuevo que contar: chico conoce a chica en los suburbios de un país que les es extraño y que ni siquiera les recibe bien, chico y chica son castigados por ello por sus respectivos líderes que no toleran la intromisión de sus enemigos en su territorio (contando por supuesto como territorio propio a las mujeres), y final trágico. ¿La diferenciación? Un montaje frenético apoyado en una banda sonora agresiva en consonancia con el tono de la película, que aporta una mirada distinta hacia una historia mil veces contada.

Test

Test

El amor duele, y cuando más duele se llama desamor. No hacen falta palabras para saber cuándo se está enamorado y tampoco hacen falta en el momento exacto en el que se es consciente de que la persona elegida nunca va a experimentar ese sentimiento recíproco. En Test hay amor y hay desamor, hay miradas que lo dicen todo, que expresan más emociones que cualquier palabra. Una chica, su padre y dos pretendientes en plena estepa rusa son los únicos componentes de una película en la que nadie tiene la necesidad de hablar para comprender lo que los demás sienten. La película elegida por el crítico, y amigo, Pablo González Taboada para la sección Convergencias, cuenta una historia mínima de rutinas, enamoramientos y pruebas nucleares a través de las imágenes que su director, Aleksandr Kott, nos regala con momentos de una exquisitez visual con la que compone pequeños fragmentos de poesía visual que se completa con la presencia de una inmensa, etérea e hipnótica Elena An. Puro deleite en todos los sentidos.

Incident at Loch Ness

Incident at Loch Ness

Dejamos por un momento el dolor del amor para sentarnos frente una de las mayores trolleadas, sí, de Werner Herzog, uno de los mayores trolls que ha dado el cine. Incluida en la sección temática Sigue grabando que recoge films que basan su narrativa en el metraje encontrado, Incident at Loch Ness es un falso documental que cuenta el proceso de rodaje de otro documental que debía dirigir el alemán en el Lago Ness. En un ejercicio meta-meta cinematográfico, los protagonistas de los sucesos que supuestamente ocurrieron en su intento de documentar el secreto mejor guardado de Escocia – el propio Herzog, el productor Zack Penn, el director de fotografía Gabriel Beristain y tantos otros – van narrando a cámara los obstáculos con los que se encontraron en su producción, mientras paralelamente otro equipo de rodaje dirigido por John Bailey trataba de documentar el día a día del trabajo de Herzog. Una locura que va aumentando su parte más grotesca a medida que avanza el film, y con la que el director embiste contra los falsos mitos, las supersticiones, el mundo de Hollywood y todo aquello que se le ponga por delante.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *