Fancine: Día 6 y palmarés

Escrito por

Twitter icon

anomalisa (1)

Los otros mundos cierran una nueva edición del festival malagueño

Conocido en el mundo cinéfilo por firmar alguno de los guiones más únicos de los últimos quince años, Charlie Kaufman debutó en la dirección con Synecdoche, New York, película en la que un director teatral, Caden, intentaba representar la vida a escala 1:1 dentro de un almacén. Representar la vida sin miramientos, mostrando cierta megalomanía a escala universal. Su ex mujer Adele, por el contrario, se hace una artista de renombre pintando cuadros en miniatura, representando una belleza que Caden envidia. Synecdoche era de Caden; Anomalisa es de Adele. Una película opuesta y mínima en su planteamiento pero que esconde refinado el mismo mensaje que su antecesora: una guía para vivir la vida. El stop motion surge como una necesidad a la hora de representar con sencillez el mundo que representa y las dudas que nuestro protagonista tiene sobre él. Existencialismo, la piedra de toque de Kaufman que brilla con esplendorosa luz y el ego de un hombre que cae ante mí en el lugar y momento indicado. De apariencia sencilla y de hondo calado pesimista, Anomalisa evoca a la voz que rompe el ruido blanco de nuestra existencia, nos enseña un caramelo envuelto en comedia, de apariencia apetitosa que luego nos arrebata convertida en tragedia. La tragedia monótona y personal de verse a uno mismo como una marioneta.

Las últimas supervivientes

La nostalgia es sin duda el tema que más recorre las salas de género y en Las últimas supervivientes se encuentra de lleno. Sobre el papel parecemos estar ante una visión diferente, pero parecida, a La cabaña en el bosque: juego metacinematográfico para unos adolescentes que se ven atrapados en un slasher ochentero al estilo Viernes 13 o Halloween. Juega la baza del drama para huir de aquellas gamberradas pero no puede evitarlo, está en su sangre. El énfasis en la relación madre e hija tiene mucha más presencia de la que se espera en un principio pero no culmina en condiciones cuando estira la premisa, en lugar de ofrecer diferentes enfoques con el mensaje a transmitir. En su haber queda que sí ofrece buenas risas y algún que otro momento emotivo.

Coche policial

El nombre de Jon Watts ahora no dice demasiado, pero al poco de que se pasara en Sundance Coche policial fue designado para dirigir el segundo reboot de Spiderman. ¿Por qué? Quizás la razón más obvia, a priori, sea su gran trabajo con los chicos de esta película: dos jóvenes de diez años que deambulan por un paraje desértico hasta que encuentran abandonado un coche de policía, metiéndose sin saberlo en un violento fuego cruzado. Su gracia natural conquista a cualquiera pero de ahí avanzamos a una cierta tensión gracias a Kevin Bacon, el sheriff que les persigue con ahínco y que supone una resurrección en su carrera. La acción es llevada con altibajos, más de lo segundo, para acabar salvándose con una conclusión algo obvia pero una tensión muy lograda, recordando a los buenos momentos de la ficción televisiva Breaking bad y poniendo un buen cierre a este XXV Fancine.

tag

La película japonesa Tag, del director Sion Sono, se ha alzado con el Premio Universidad de Málaga al mejor largometraje en la 25 edición de Fancine a juicio del jurado oficial del certamen “por la originalidad del guión, por su capacidad de plasmar en imagen real un manga y por convertirse en un divertimento que utiliza el gore sin generar rechazo en el espectador”. En la presente edición se ha roto la tendencia de los últimos años y el fallo del jurado oficial ha sido distinto al de la votación popular que ha respaldado mayoritariamente a Turbo kid. El premio al mejor director ha recaído en Hou Hsiao-Hsien, por su película La asesina, coproducción de Taiwán, China, Hong Kong y Francia. El premio a la mejor actriz ha sido para Ah-Sung Ko, por su interpretación en Office de Corea del Sur; película que también ha sido distinguida con la Mención Especial del jurado “por crear un ambiente de terror con un trasfondo socio-laboral de alcance universal”. Kevin Bacon ha recibido el premio al mejor actor por su interpretación en Coche policial. El premio al mejor guión ha sido para Françoise Simard, Anouk Whissell y Yoann-Karl Whissell, por su trabajo en la película Turbo Kid. Los premios a las dos últimas categorías –Fotografía y Efectos especiales- han correspondido a dos películas ya premiadas en otros apartados. El primero ha sido para Lee Ping Bin, por La asesina; mientras que los efectos especiales galardonados son los de la película ganadora del certamen, la japonesa Tag.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *