Fancine 2015: Día 5

Escrito por

Twitter icon

Cooties

Cooties, Cruel y Office en la quinta jornada del Fancine

Mi escasa experiencia en festivales de cine, los que se limitan a Málaga, me valen para trazar una línea entre lo que se espera de unos y otros. Porque no todos los festivales son iguales, ni para la crítica ni para el público, el receptor real de estos mensajes. Hemos visto acertadas propuestas, buen cine y una buena racha de diversión de la mano de pequeñas producciones cargadas de encanto y gore. Cooties encaja a la perfección en esta última y su proyección supuso un tiro de risas para todos los presentes en el cine Albéniz. Caras muy conocidas en su reparto, sobre todo a nivel televisivo, y demenciales cimientos de serie B para construir un tempo a la diversión. Una acumulación de bromas que huyen de la nostalgia o de lo más manoseado del género zombie para ofrecer algo fresco a una audiencia con ganas de diversión y que además se lleva a casa una visión sobre el miedo de los adultos a las generaciones futuras. Pero todo ello, tanto el mensaje como la violencia o los chistes, sin ninguna pretensión. Haber buscado un enfoque más original quizás hubiera dado al traste con el invento o le hubiese regalado un punto extra para pasar a ser algo más, pero no podemos más que reafirmar nuestro entusiasmo cuando nos dan justo lo que buscamos en la sección Horror del Fancine.

Cruel

Todo lo contrario que Cruel. Pretenciosa y aletargada cinta francesa, dando la razón a los que usan esto como algo peyorativo refiriéndose a su lentitud, en la que se nos cuenta el día a día de un asesino en serie. Curiosamente, dentro de la misma sección oficial, encontramos una película con la que comparte nacionalidad y sinopsis: La próxima vez apuntaré al corazón, de la que hablamos en la crónica de ayer. Si bien tenía sus fallas, lograba aportar una visión extraña, como algo bueno, desde el punto de vista de un ser despreciable. El Pierre de esta Cruel también mata con aleatoriedad pero tras el primer crimen que vemos, la estructura se repite, y se repite, y se repite. El rostro imperturbable no nos deja bucear en los rincones de humanidad que parece tener el protagonista. Nos enfrentamos a su miradas en muchos primeros planos frontales, sin profundidad de campo, y caemos en la misma reiteración que no nos dice nada. Cuando las tornas empiezan a cambiar no pueden recuperarnos y cuando la baraja se rompe no nos dice nada. Se pueden lograr buenos retratos de hombres malos, que el mal tenga un anhelo infantil no basta para convencer al que está al otro lado de la pantalla, y aunque el uso de la violencia es bastante sugerente, su contención no está lo bien llevada que requiere para que siquiera Cruel logre levantar el vuelo.

Office

La potencia del cine surcoreano, una industria con repercusión global y con una destacada presencia también en el género. Cerramos la sección oficial con Office, cinta dirigida por el debutante en la dirección Hong Won-Chan, aunque su nombre ya se ha visto vinculado a grandes éxitos dentro del cine asiático, siendo coguionista de The chaser o The yellow sea entre otros. Películas cargadas de maldad y con elaborados juegos del gato y el ratón que no se trasladan a lo que vimos ayer. Office intenta mezclar el thriller con lo sobrenatural enmarcado en un contexto muy asociado a la cultura asiática del sacrificio en el trabajo. El infernal ambiente en una oficina de comerciales en Seúl es el marco en una serie de crímenes después de que uno de sus compañeros perdiera la cordura. Las metáforas son tan obvias que uno no puede si no acabar agotado e incapaz de sacar una lectura más que superficial. El horror integrado en lo cotidiano depara algún momento más de humor que de terror. Con el tiempo uno no sabe aún decir de si es una comedia negra o sus intenciones distan mucho de ser esas, pero la gran broma es que un festival como Cannes aceptase esto en su sección oficial aunque fuera de competición (tal como nos escupe literalmente la propia película antes de los créditos).

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *