Críticas: El nuevo exótico hotel Marigold

Escrito por

Twitter icon

El Nuevo Exotico Hotel Marigold

El Imserso británico contraataca

Sonny y Muriel, encarnados por el joven Dev Patel y la veterana Maggie Smith respectivamente, viajan a Estados Unidos para conseguir el apoyo financiero que les permita abrir una nueva sucursal del Hotel Marigold. En el antiguo inmueble todavía viven varios residentes. Estos son Evelyn, Douglas, Madge, Norman y Carol, entre otros, interpretados por Judi Dench y Bill Nighy a la cabeza del cartel. El film narra sus encuentros, desencuentros y diversas aventuras.

Al comenzar a escribir este texto caí en la cuenta de que esta misma crítica, palabra por palabra, ya la había escrito mucho mejor Maldito Bastardo en su reseña sobre El exótico Hotel Marigold con motivo del estreno de la película original. Por tanto, recomiendo leer ese artículo. Así que, resumiendo algunos puntos que ya se trataban hace más de tres años, podemos destacar algunas constantes que continúan en la nueva entrega del Hotel Marigold y sus habitantes.

El nuevo exótico Hotel Marigold está dirigida también por John Madden, interpretada por la mayor parte de intérpretes del elenco original. Está escrita por el mismo guionista (Oli Parker) y la banda sonora corre a cargo de Thomas Newman. Así que formal y argumentalmente no existen grandes cambios.

La acción se desarrolla en la India, un país de resonancias estéticas y míticas realmente evocadoras, pero podría suceder también en Nápoles, Atenas o Málaga, por citar tres sitios al azar. El lugar, en este caso, tampoco importa demasiado porque el conjunto de personajes supone un microcosmos tan compacto y sostenido por ellos mismos, que lo que aporta interés son sus caracteres, psicologías y relaciones personales.

El Nuevo Exotico Hotel Marigold 2

En esta ocasión el libreto de la película no cuenta con el apoyo de la novela original, que ya se adaptó en la primera, así que los responsables de El nuevo exótico Hotel Marigold optan por invocar el éxito comercial del largometraje anterior y en un malabarismo caprichoso que equipara el film con su mismo proceso de creación y producción, asistimos a una historia un poco plana que gustará menos a los que ya conozcan la predecesora y que puede ser vista por nuevos espectadores que la desconozcan sin que resulte complicado seguir las tramas y subtramas. Es decir, que El nuevo exótico Hotel Marigold se puede vender como un producto comercial pasable, lento en la presentación y desarrollo de todos los arcos argumentales que se cruzan, con una entidad más cercana a las series de televisión con muchos personajes que a las películas corales.

En este caso lo mejor de la película son todas las actrices, superando el nivel de sus compañeros masculinos de reparto, bastante apagados en sus intervenciones, sean papeles románticos, cómicos o dramáticos los que hagan. Quizás el que mejor está de los hombres sean Richard Gere y otro secundario como Rajesh Tailang (el chófer) Y mejor olvidar a Dev Patel, que se salta el estado histriónico para actuar de modo histérico directamente.

El Nuevo Exotico Hotel Marigold 3

Esta zozobra de algunos personajes y situaciones contagia al film como una historia de transición que quizás preceda a una tercera parte (sí, esto suena a trilogía) De hecho, si tenemos que comparar estos Hoteles Marigold con otra franquicia famosa en algunos momentos, yo me iría a la de Star Wars: El Imperio contraataca. En El nuevo exótico Hotel Marigold también existe un tono menos festivo respecto a su antecesora. Varios personajes se separan para conocer sus motivaciones y afectos, como Luke Skywalker cuando visita a Yoda, Judi Dench viaja a Bombay por intereses comerciales. El director muestra todas estas pequeñas historias por el uso del montaje paralelo, con múltiples acciones simultáneas de varios actores en ubicaciones distintas. A veces consigue su propósito y otras, sobre todo en el clímax de la película, solo logra resultados torpes y confusos.

Fuera de bromas, El nuevo exótico Hotel Marigold resulta ser una película que funcionaría mejor con media hora menos de metraje, con un humor más ágil y con más interacción entre sus protagonistas. Se disfruta mejor cuando Maggie Smith, Judi Dench o cualquiera de sus compañeras aparecen en la pantalla. Mis sugerencias para un futuro retorno del Hotel Marigold serían las de abrir una sucursal en otro país y con nuevas situaciones, escorar más hacia el humor y en, lo posible, prescindir de Dev Pattel que, volviendo a los galácticos, estorba tanto como Jar Jar Binks.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *