En otro país: Depeche Mode. Live in Berlin

Escrito por

Twitter icon

Depeche Mode Perform In Berlin

Let me take you on a trip…

…And if you stay a while, I’ll penetrate your soul “Depeche Mode son la banda sonora de mi vida” afirma un fan berlinés ante la cámara de Anton Corbijn a las puertas del O2 World Berlín, donde los días 25 y 27 de noviembre de 2013 el grupo ofreció sendos conciertos dentro de su gira Delta Machine. “Son mi religión” añade otra fan llegada desde Francia que confiesa seguirles allá donde van. Un viaje que comenzó hace la friolera de 34 años con la grabación del single Dreaming of me perteneciente a su primer álbum Speak & Spell, y que tras su decimotercer trabajo de estudio ha llevado al grupo durante parte de este año y del año pasado por más de 100 ciudades de todo el mundo. Take me in your arms forgetting all you couldn’t do today Mucho ha llovido desde que esos jovencitos de Essex con Vince Clark a la cabeza, hicieran frente a los “nuevos románticos” del pop británico con su música electrónica pegadiza. Su paso por el technopop, los sonidos industriales, el neo-gótico y en los últimos años la inclusión de la guitarra acústica imprimiendo un toque folk a los elementos electrónicos, unidos a unas letras oscuras en las que predominan temas como las drogas, la muerte, la religión y la sexualidad, han elevado a los altares de la música electrónica más popular a Depeche Mode, consiguiendo una legión de fans incondicionales además de ejercer una gran influencia en muchos de los músicos que les han precedido, sea cual sea el tipo de música que realicen. I’ll take you higher, well don’t be afraid Mucha parte de “culpa” de la imagen que actualmente se tiene de Depeche Mode, la tiene el director de cine y fotógrafo Anton Corbijn, quien potenció el oscurantismo de la música y las letras del grupo con sus fotografías en blanco y negro de la banda, diseñando para ellos varias de las producciones visuales que les acompañan en los conciertos. Corbijn, realizador también de muchos de los videoclips de Depeche Mode desde que comenzara con A question of time en 1986 hasta Should be higher, el último single salido del álbum que da título a la gira, fue el encargado de recoger los dos conciertos que dieron en Berlín para convertirlos en un DVD y CD a la venta desde el pasado 17 de noviembre. Sleeping in daylight, awake in the darkness Partiendo de una edición original del concierto de 147 minutos, el director realiza un montaje de tan solo 96 con 12 de los 21 temas que conforman la tracklist del concierto, intercalando entrevistas con cada uno de los miembros del grupo, su manager y los fans que acudieron esos días a los conciertos de Berlín. I’m not leaving untill I’m satisfied  No se trata de un documental al uso en el que se haga un repaso a lo que ha sido la carrera de un grupo, lo que realiza Anton Corbijn es otra crónica de un concierto (o varios) como ya hiciera en 1993 en la gira Devotional Tour, sintiéndose parte del grupo al realizar las entrevistas charlando y mostrándose él mismo en ellas como un protagonista más. You just need to achieve something that rings true  Haciendo una combinación ‘un tema, una entrevista’, excepto con los dos bastiones de la carrera musical de Depeche Mode, Enjoy the silence y Personal Jesus con los que no deja espacio para recuperar el aliento, Pleasures remain, so does the pain I’ll make you a believer, el director alterna la armonía con la que charla con Gaham y compañía en un impoluto y elegante blanco y negro, con la fuerza y el desgarro de la música en vivo inmersa en una iluminación predominantemente roja y azul del escenario, mientras en la pantalla gigante detrás del mismo se suceden imágenes coloristas abstractas, de los tres miembros del grupo observándose a sí mismos o una magnífica performance de tres chicas aplastadas contra el suelo mientras suena Enjoy the silence. When I’m not there, in spirit I’ll be there Más allá del disfrute del concierto en sí, de los temas míticos de la banda junto con los de Delta Machine y de la energía y la sensualidad que sigue desprendiendo Dave Gaham encima de un escenario, y a pesar de no ser unas entrevistas del todo objetivas, resulta de lo más interesante escuchar al propio Gaham confesar que prefiere no cantar las canciones que compone y dejar esa tarea a Martin Gore por miedo a que el público reaccione de forma distinta a lo que él quiso expresar con ellas, o a Gore recordar los años en los que vivió en Berlín y perdió a una novia a la que no pudo acompañar al otro lado del muro. Though we may deserve it, it will be worth it  Pero sin duda lo más interesante es comprobar que, con el paso de los años, la química que existe entre Gaham y Gore no sólo no ha desaparecido sino que todos los conflictos personales y profesionales por los que han pasado en estas tres décadas han reforzado su relación y junto al tercero en discordia, Andrew Fletcher, disfrutan más que nunca del directo y de su público. Como dice el propio Fletcher en un momento del documental, “antes lo más importante era lo que ocurría después del show, ahora el concierto es lo más importante”. Never want to put my feet back down on the ground. El documental Depeche Mode: Live in Berlin es un regalo para todos los fans del grupo, como lo son el DVD con el concierto completo, los dos CDs con el audio, una sesión acústica con dos canciones grabadas en el Salon Bel Ami, el burdel más antiguo de Berlín, un librillo de 16 páginas y el álbum Delta Machine en CD Blu-Ray que se incluye en el pack. Imprescindible.

Goodbye pain. Goodbye again.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *