Dover – Calais: PIFFF Día 3 y Palmarés

Escrito por

Twitter icon

TUSK

Kevin Smith protagoniza el final de la cuarta edición del PIFFF.

Con unos premios que saben más a despedida que a objetivo primario, el PIFFF echaba el telón el domingo otorgando su máximo galardón a Spring. La audiencia parisina se decantó por la misteriosa cinta rodada en Italia por los responsables de Resolution, Aaron Moorhead y Justin Benson. La Alleluia de Fabrice Du Welz también se llevó a casa el premio de Cine+Frisson, cuyo jurado coincidió con el público en premiar el cortometraje francés Puzzle.

Sin premio se quedaron Time Lapse, Housebound, Bag Boy Lover Boy, The Duke of Burgundy, o la producción de Álex de la Iglesia, Las Musarañas. También fue el caso de Starry Eyes, una cinta estadounidense que ha cosechado buenas críticas en festivales de género y cuya exhibición en Francia tenía algo de especial, ya que sus directores siempre recalcan la influencia de películas autóctonas como À l’intérieur o Martyrs. Y si bien es cierto que es una heroína la absoluta protagonista, la mayor parte de la película alude antes a las visiones satánicas de Polanski o Cronenberg.

Starry eyes

Starry eyes

En este caso, Starry Eyes sigue a un grupo de jóvenes aspirantes a entrar en Hollywood. De un modo u otro, sus vidas confluyen en un aburrido stand-by en un bloque de pisos de Los Ángeles, donde sólo parecen estar de paso, como si eso que viven no contara en realidad como tiempo ni espacio. Llevado al extremo, ésa es la visión de Sarah (grande Alex Essoe), una desequilibrada aspirante a actriz llena de inocencia y dispuesta a todo para cumplir su sueño. Aunque la película arrancaba con buenas pretensiones, con una construcción de espacios y personajes interesantes, lo cierto es que corta por lo sano en un giro con ecos de A Serbian Film para dar un salto al infierno, donde encontrar unas imágenes que mezclan gore y humor, pero que se alejan de detalles iniciales que apuntaban a otro tipo de película. Es en la secuencia climática, elegantemente editada, de esas de jugo y zumo, donde se invoca a las heroínas de Pasal Laugier, Bustillo-Maury o de Lucky McKee, aunque el disfrute de la secuencia parece dar por acabada una posibilidad de entender la película como un todo, y de recordarla por partes, algunas de las cuales están muy bien logradas.

Tusk

Tusk

Como un poco salida de la nada –al igual que su propia trama– parecía llegar el domingo la última película de Kevin Smith, Tusk, que vuelve a jugar con el género fantástico tras la buena acogida de Red State, pero celebrando las dos décadas de Clerks con una vuelta a su macarranería más personal, ésa que sin complejo alguno alarga una secuencia en la que dos tipos comparten humor banal grabando un podcast que en realidad cita cómo nació el argumento de esta película. Delirando de idea bizarra en idea bizarra, Kevin Smith y Scott Mosier empezaron a fantasear con la idea de que un tipo traumatizado por una historia de un naufragio en la que una morsa le salvó la vida se pueda convertir en un serial killer que quiere ver convertidas en morsas a todas sus víctimas. Si explicarlo ya tiene los elementos grotescos y de fantasía necesarios, verlo en pantalla grande supone una de las imágenes más memorables de la filmografía de Smith. En este absurdo delirio, la morsa pesa quizá mucho más que el resto de elementos de la película, que en cambio pueden colocarse sibilinamente alrededor del elemento central de esta tragicomedia fantástica. En este sentido, el guion puede caer en ciertas rutinas con las historietas de un serial killer muy tierno (Michael Parks) y con sus reminiscencias en blanco y negro, aunque Smith, de nuevo sin complejos, consigue insuflar aire a la película con flashbacks y con un grupo de actores que se adapta al tono con comodidad.

PIFFF 2014: Palmarés

  • Mejor largometraje internacional: SPRING – Justin Benson, Aaron Moorhead (Estados Unidos, 2014)
  • Mejor cortometraje internacional: THE BOY WITH A CAMERA FOR A FACE – Spencer Brown (Reino Unido, 2013)
  • Mejor cortometraje francés: PUZZLE – Rémy Rondeau (2014)
  • Premio del jurado al mejor cortometraje francés: PUZZLE – Rémy Rondeau (2014)
  • Mención especial del jurado: SHADOW – Lorenzo Recio (2014)
  • Premio Ciné+ Frisson al mejor largometraje: ALLELUIA – Fabrice Du Welz (Francia/ Bélgica, 2014)
  • Premio Ciné+ Frisson al mejor cortometraje francés: SHADOW – Lorenzo Recio (2014)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *