Sitges 2014: Día 2

Escrito por

Twitter icon

Young Ones

Segundo día en el Sitges Festival.

Una vez más es de aquellas jornadas en las que cinematográficamente acabas sorprendido por eventos de una magnitud tal, de un calibre tan considerable, que influyen incluso a la hora de confeccionar una crónica. Sin embargo es mejor no avanzar acontecimientos y desgranar lo que la jornada ha dado de sí.

Empezamos el día con Young Ones. Un western post apocalíptico cuyas influencias, Mad max en ciertos aspectos argumentales y Terrence Malick en lo formal, son tan evidentes como ajustadas al tono que se quiere mostrar. Su dureza melancólica fluye de forma natural entre los múltiples choques duales que plantea el film. Contrastes paisajísticos se mezclan con las contradicciones del ser humano y en medio de todo ello un elemento artificial, un casi engendro mecánico que se torna como eje fundamental sobre el que pivotan y giran el resto de personajes. Una especie de monstruo que nos deja por un lado la emoción de su humanización y por otro una serie de planos realmente inquietantes, amenazadores. Young Ones puede que no sea el colmo de la originalidad, pero cumple eficazmente con su cometido, contar una buena historia y saber emocionarnos con ella.

Musarañas

Musarañas

Igualmente eficaz nos resulta Musarañas, una producción de Álex de la Iglesia, que curiosamente sin estar dirigida por él (los responsables son Juanfer Andrés  y Esteban Roel) entronca con lo mejor de la cinematografía del director vasco. Musarañas puede que sea discreta en lo argumental, pero lo compensa de sobras con sus buenas interpretaciones (grande Macarena Gómez y para no variar Luís Tosar) y con la dosis necesaria de arrebatos de locura en pantalla traducidos en generosas cantidades de casquería, gore y mala baba. Musarañas funciona perfectamente como película en un festival de género, sin embargo su obviedad manifiesta la hace proclive a perder fuerza a medida que nos distanciamos de ella, ya que sus costuras argumentales y su innecesaria tendencia a lo sobreexplicativo acaban por emerger por encima de sus puntuales aciertos.

Pos eso

Pos eso

Un caso que funciona en sentido contrario es Pos Eso. Esta obra de animación stop motion dirigida por SAM demuestra con creces que su director domina a la perfección los espacios cortos, creando dentro del propio film gags que serían auténticas perlas por si solas, pero que juntas nunca consiguen hacer despegar una película que, partiendo de un arranque prometedor va perdiendo fuerza hasta su decepcionante final. Pos Eso nunca consigue superar su referencialidad y su política de cameos y gracias relacionadas con el famoseo hispánico más casposo. La sensación es pues que Pos Eso sufre de síndrome torrentiano precisamente en aquellos aspectos que son los menos rescatables de la saga del detective casposo.

Doc of the dead

Doc of the dead

Doc of the Dead, la última propuesta del día resulta cuando menos preocupante en su presentación inicial. La sensación de deja vû, de asistir a otro documental más sobre la historia de las pelis de zombies con el testimonio de Romero se hace más que presente. Por fortuna, el documental sabe ir más allá de Romero, sus normas y contradicciones, para ofrecernos un mosaico curioso y analítico sobre las repercusiones del mondo zombie en la sociedad actual,su impacto e incluso sus posibilidades científicas de convertirse en real. Todo ello con grandes dosis de humor, cierto, pero también con el rigor que se le supone a las opiniones expresadas en él. Un documental en definitiva que combina seriedad, entretenimiento y rigurosidad. Todo lo que se le ha de pedir a un producto de este tipo.

Decíamos que Doc of the Dead era la última propuesta del día, pero como comentábamos al inicio, la jornada de hoy no se puede explicar sin tener en cuenta una de las proyecciones más insólitas de las que hayan podido pasar por Sitges en los últimos años. Hablamos de Kiki´s Delivery Service, una película, sin embargo, que merece un punto y aparte y una somera reflexión en otro artículo más extenso y preciso.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *