Críticas: Belle

Escrito por

Twitter icon

Belle

Joven, con talento y negra.

El cine de la segunda década del siglo XXI parece dispuesto a indagar en el siempre peliagudo asunto de la esclavitud y las condiciones de vida de la comunidad negra en los países de habla inglesa. Steven Spielberg mostraba la lucha por la abolición de esta forma de explotación humana del decimosexto presidente de Estados Unidos en Lincoln, mientras que el británico Steve McQueen enseñaba la particular odisea de un hombre que perdió su libertad en 12 años de esclavitud. También podemos incluir dentro de esta particular corriente El mayordomo, una cinta que repasaba la conquista de derechos de los afroamericanos en Estados Unidos durante el siglo XX a través de la historia de un individuo de tez oscura que sirvió a varios presidentes del país.

B-03603.NEF

Belle se podría encuadrar perfectamente dentro de las revisiones históricas de las condiciones de vida de la comunidad negra en los países anglosajones. La película vuelve a basarse en hechos reales, como otros filmes que han tratado recientemente el asunto, aunque en esta ocasión la trama se ambiente en la Inglaterra del siglo XVIII. El largometraje sigue los pasos de Dido Elizabeth Belle, una mulata hija de una esclava y un teniente de la Royal Navy, que fue criada por sus tíos abuelos junto a su muy pálida prima. Sus familiares intentaron protegerla de una sociedad que no veía con buenos ojos que una muchacha de piel morena se moviera en el ambiente de las clases altas del país, No obstante, la muchacha decidió romper tabúes sociales y luchó por mejorar las condiciones de los esclavos.

La realizadora Amma Assante, responsable del largometraje A Way of Life (Un modo de vida) dirige con bastante fluidez un melodrama que podría verse casi como el reverso de La esclava libre (1957). Si en aquel filme de Raoul Walsh nos contaba la historia de una mujer blanca e hija de un terrateniente que tiene que vivir con los negros cuando se descubre que su madre fue una esclava, Belle nos enseña la historia de una mestiza que tiene que moverse entre blancos dentro de un sistema esclavista.

Belle 3

La directora saca provecho de lo mejor de las producciones británicas de época, aunque huya del acartonamiento de muchas de ellas. Así nos encontramos con una espléndida recreación del siglo XVIII, una estupenda banda sonora de Rachel Portman y un elenco de intérpretes de primera. Gugu Mbatha Raw dota de fuerza a esa joven mulata dispuesta a romper caducas normas sociales, mientras que el magistral Tom Wilkinson aporta su habitual solidez al tío abuelo de la joven, un magistrado que trata de proteger a su pariente mientras juzga un caso donde fueron asesinados varios esclavos. A la misma altura se encuentran una brillante Emily Watson, en el papel de la esposa del juez, y una estupenda Penelope Wilton, entrañable como la tía solterona de la protagonista.

Con una dirección clásica que nunca cae en el academicismo, la directora británica saca todo el provecho posible al guion de Misan Sagay, que consigue mezclar con acierto el melodrama, la comedia romántica a lo Jane Austen y la crítica a una sociedad que trataba a los esclavos como mercancía y subordinaba a la mujer a su marido.

En definitiva, Belle es una entretenidísima cinta de época sobre una mujer que la cantante Nina Simone definiría como joven, con talento y negra.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *