Críticas: Sex Tape. Algo pasa en la nube

Escrito por

Twitter icon

Sex Tape: Algo pasa en la nube - Cinema ad hoc

In memoriam: Steve Jobs (1955-2011).

El product placement es una práctica tan común hoy en día que pronto ni siquiera sorprenderá demasiado encontrarnos con películas que no sean más que un anuncio gigantesco de una marca, cuyas bondades se venden de forma disimulada o directamente a la cara. Si la insípida Los becarios (Shawn Levy, 2013) presentaba Google como paradigma de empresa, la última película de Jake Kasdan intenta hacer lo mismo con Apple, hasta el punto de parecer un catálogo de sus productos más que una comedia pretendidamente efectiva. Comienzo reseñando esto porque llama poderosamente la atención, más teniendo en cuenta que está financiada por Sony y no por la compañía fundada por Steve Jobs, pero no es ni mucho menos el principal problema del que adolece Sex Tape: Algo pasa en la nube.

Si la anterior película dirigida por Jake Kasdan y protagonizada por Cameron Diaz, Bad Teacher (2011), escondía bajo su apariencia de comedia gamberra un evidente mensaje conservador, en Sex Tape la pretendida transgresión se limita también a una capa muy superficial. Aunque se nota que el guión es de distinta autoría y discurre por senderos alejados de aquellos, Kasdan vuelve a mostrarse totalmente incapaz de extraer el jugo que poseen algunas situaciones. Es bastante dudoso que a estas alturas alguien pueda sorprenderse, o divertirse, únicamente a través de Cameron Diaz y Jason Segel probando posturas sexuales –de las que, por supuesto, se muestra lo justo–. Sin embargo, la dirección las muestra como si por sí solas fueran lo más ingenioso del mundo, dejando su mirada a la misma altura que la de un viejo verde y pretendiendo que la nuestra se sitúe en paralelo. A ese público parecen por momentos dirigirse unos chistes carentes de cualquier gancho, por mucho que las bromas sexuales se intenten aderezar con las ya inevitables referencias a series televisivas –y más en concreto a Breaking Bad, obviamente de Sony–.

Sex Tape: Algo pasa en la nube (2) - Cinema ad hoc

Es justo con Kasdan decir que el punto de partida que toma resulta igualmente estúpido. Un matrimonio casi perfecto, pero que echa en falta la energía sexual de antaño, decide grabarse en pleno acto para reavivar la llama. Sin embargo, el vídeo acaba filtrado entre el círculo de confianza de la pareja protagonista. La oportunidad para utilizar como material cómico la fina línea que delimita la privacidad en nuestro tiempo fracasa estrepitosamente, sepultada por la palpable intención de realizar un larguísimo anuncio para Apple. El aburrimiento, por suerte, no me llevó al extremo de contar las veces que se repite la palabra iPad a lo largo del metraje, pero si a alguien con tiempo en el mundo se le ocurre puede dejar para la posteridad un dato bastante loco. Como ya he mencionado, es un extremo ya tan frecuente que de haber resultado algo más funcional posiblemente habría pasado a ser incluso un detalle sin importancia, pero al servirse de un caparazón cómico tan débil resulta especialmente irritante.

Otra cuestión a plantear es que Cameron Diaz siga poseyendo el atractivo suficiente para que su presencia sostenga por sí sola productos de este calibre. Es evidente que sus 42 años lucen aún de maravilla, pero quizá la posibilidad de excitar y provocar a partir de ello esté agotándose, aunque tratándose de algo así es de suponer que será la taquilla la que dicte si la fórmula debe seguir estirándose. Bad Teacher se mantenía en pie hasta cierto punto gracias a su carisma, pero aquí su mano a mano con Jason Segel resulta insoportable. Por mucho que el propio Segel y Nicholas Stoller (Malditos vecinos), coautores del libreto junto a Kate Angelo, intenten virar la película hacia el desenfreno, a través de secuencias como la del jefe interpretado por Rob Lowe o el saqueo de YouPorn en busca de la eliminación física del vídeo, el encantador entretenimiento de la última película como director de Stoller queda muy lejos. Ni siquiera en dicha tesitura, aunque brinde los mejores momentos, logra Kasdan que su película llegue a despegar, sin conseguir tampoco ofrecer un retrato de la ruptura de la monotonía de la pareja protagonista que vaya más allá de la anécdota.

Sex Tape: Algo pasa en la nube (3) - Cinema ad hoc

Carente de gracia y sin personajes secundarios atractivos, Sex Tape es un indisimulado spot del que lo mejor que se puede decir es que tiene la decencia de quedarse en hora y media de duración. Al final, con un iPad en la mano, todo sale bien: un pequeño incidente, se olvida y a otra cosa. Desgraciadamente no es así para el espectador, que mientras tanto ha asistido a una de las comedias más dolorosas de los últimos tiempos. Tan divertida como despertarse una mañana y encontrar tu casa en llamas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *