Festival de cine alemán 2014: Entrevista Caroline Link

Escrito por

Twitter icon

Caroline Link

Charlamos con Caroline Link.

La directora de la película inaugural de la 16ª edición del Festival de Cine Alemán Exit Marrakech, Caroline Link, ha presentado esta mañana su cinta a los medios junto al actor protagonista de la misma, el joven Samuel Schneider. La directora bávara ha comentado en la rueda de prensa posterior a la proyección de Exit Marrakech que le encanta viajar con sus películas (ya rodó en Kenia la película que le proporcionó el Oscar En un lugar de África), porque en lugares extraños no siempre se cumplen los planes de rodaje establecidos y con la cámara se captan experiencias diferentes e impredecibles cada día.

La película rodada prácticamente en su totalidad en exteriores de Marruecos, incluso en los mismos escenarios en los que se rodó la película de Bertolucci El cielo protector, y que se menciona en el film, narra la difícil relación entre un padre y un hijo que apenas se conocen. Link ha comentado que “quería que los dos se adentraran en un mundo extraño y desconocido en el que pudieran perderse. Si hubiera situado la historia en un país como Francia o Alemania, si uno se pierde es fácil coger el teléfono y saber qué hacer. En un país como Marruecos es mucho más difícil, hay mucho riesgo debajo de su atractivo.”

En una breve entrevista a varios medios, Caroline Link que ha estado chapurreando algo de español, nos ha hablado también sobre su relación con el Oscar y sobre la crisis de ideas en el cine europeo.

– En sus películas trata siempre el tema de la familia, los conflictos familiares, ¿hay algún motivo especial para incluir estos temas en su filmografía?

Caroline Link: Muchas veces uno no sabe por qué algo concreto le interesa. Durante mucho tiempo me interesó el periodo de la niñez, contar historias sobre el crecimiento, el hacerse mayor. Acabo de cumplir 50 años y ya no me interesa tanto hablar sobre el hacerse mayor, ahora me interesa más cuál es el punto de vista de los padres con respecto a sus hijos. Sin embargo creo que la familia es como una red social realmente muy interesante y que nos marca en cuanto a lo bueno que hay en nuestro interior, los complejos, los miedos…todo ello está marcado por las vivencias familiares.

– Estuvo nominada al Oscar con su película Más allá del silencio y lo ganó con En un lugar de África, ¿le supuso este hecho encontrarse más facilidades en su carrera?

C. L.: Si hubiera querido hacer carrera en Estados Unidos, esa hubiera sido una oportunidad fantástica de ir allí después de ganarlo, pero justo cuando lo recibí fui madre y no quería, y tampoco podía, ir con el bebé a trabajar tan lejos. Evidentemente el Oscar sí desencadenó un torbellino en Alemania, y allí no puedes hacer todo lo imaginable en cine, hay un límite presupuestario y el haber ganado un Oscar no te da crédito para toda la vida, lo que importa es hacer películas que tengan éxito comercial para poder seguir haciendo películas. No puedes estar toda la vida diciendo “yo gané un Oscar”.

– Hablando de la financiación, ¿hasta qué punto se apoya y se subvenciona el cine en Europa y en concreto en Alemania?

C. L.: La situación en Europa con respecto al cine me parece un poco absurda, es decir, que todas las películas estén subvencionadas y que luego no se puedan financiar a través del éxito en taquilla. Como directora me gustaría hacer películas que supongan un reto y que al mismo tiempo atraigan a la suficiente gente al cine. También es importante hacer publicidad de las películas y muchas veces no nos lo podemos permitir en Europa. La situación en Alemania yo diría que es difícil, porque hay muchas pequeñas películas que solamente llegan a un público muy pequeño, lo que realmente funciona son algunas comedias. Parece que todavía hay una contradicción entre una película que suponga un reto intelectual o unas determinadas cualidades artísticas por un lado, y por otro las que entretienen, parece que hay una brecha entre eso y me gustaría que ambas cosas se pudieran fusionar.

Caroline Link 2

– ¿Sería para usted más deseable que las instituciones europeas aportaran más financiación para la publicidad del cine europeo?

C. L.: Claro que deseo que se apoye más económicamente al cine europeo, pero no creo que sea el problema principal la falta de recursos. Creo que en Europa y en Alemania hay muchas escuelas de cine con mucho dinero, pero sin embargo se hacen muchas películas malas. No sé por qué las películas buenas tienen que ser aburridas. Creo que el que no se hagan películas buenas e intensas en Europa, que dejen huella, es un problema que radica en los guiones. No quiero decir que yo lo haga mejor que mis colegas pero creo que hay un problema con las historias y no sé por qué. Diría que el 95% de los guiones que me ofrecen para dirigir son terriblemente aburridos. En Alemania hay muchos buenos escritores pero muy pocos buenos guionistas, quizá en las escuelas de cine se selecciona a las personas equivocadas, personas que saben dónde colocar una cámara pero no saben cómo contar una historia. También hay muchas películas de autores noveles con mucha fuerza que sin embargo con sus segundas o terceras películas ya no saben inspirar esa fuerza. Si yo abriera una escuela de cine cogería antes a personas que hubieran vivido ya algo en la vida y tuvieran algo que contar, algo que comunicar de la vida porque lo ha vivido. Por eso me gustan tanto las películas de autores franceses como Truffaut porque dan la impresión de haber vivido algo en la vida y que tienen algo que contar.

– ¿Qué supone para películas como la suya o para el cine alemán en general el que haya festivales como éste en el que se pueda exportar una cinematografía tan desconocida actualmente a otros países?

C. L.: Me alegran mucho este tipo de festivales y que el público que ha visto ya la película, vosotros, lo habéis hecho con una especial sensibilidad y os habéis fijado en determinados detalles que para mí como creadora me alegra muchísimo.

– ¿Cree que la crisis del cine europeo pasa por potenciar más su difusión por Internet? ¿Cree que Internet es el futuro para el cine?

C. L.: Espero que no. Me gusta mucho este tipo de salas, la gran pantalla, me gusta ver una película con otros espectadores concentrada, bueno sin que estén alrededor con el móvil (risas). Hago películas que requieren concentración, no funcionan bien en televisión porque la gente se va al baño, a por una cerveza y no acaba absorbiendo esa atmósfera que quiero transmitir en mis películas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *