DocumentaMadrid 2014: Palmarés

Escrito por

Twitter icon

My name is salt

My name is salt, la ganadora del DocumentaMadrid 2014.

Ayer se dieron a conocer los premios del XI Festival Internacional de Documentales de Madrid DocumentaMadrid, una edición que continúa la tónica habitual del certamen ofreciendo propuestas innovadoras y sorprendentes dentro de un género documental tan desconocido y subestimado por el gran público. No sólo han primado temáticas de muy distinto orden y atractivo, sino que lo han hecho en su mayoría a través de lenguajes narrativos que innovan y perfeccionan el género para tratar de llegar a una audiencia mayor. Por eso, las decisiones del jurado compuesto por Andrea Stavenhagen, Denis Poncet y José Luis López Linare, y del público en cuanto al palmarés de este año en largometrajes se refiere, son irreprochables dado el altísimo nivel de los trabajos que se han podido ver. Como curiosidad, tres de las películas que han conseguido algún premio, My name is Salt, Return to Homs y Gabor, se pudieron disfrutar por primera vez en el mismo día, y por las que os dimos buena cuenta en nuestra segunda crónica.

Los premios que ha otorgado DocumentaMadrid en esta edición 2014 han quedado de la siguiente manera:

1er premio del jurado:

My name is Salt, producción suiza dirigida por la realizadora hindú Farida Pacha. La película ha conquistado al jurado por el lirismo estético que imprime a la estampa de los temporeros que acuden cada año a recuperar las salinas en el desierto que el monzón provoca en Little Rann of Kutch.

2º premio del jurado:

The dog, producción norteamericana de los directores Allison Berg y Frank Keraudren, cuyo trabajo de investigación para descubrir la interesante vida de quien inspiró la película Tarde de perros, da como resultado una interesante película sobre el amor y la fama.

Premio especial del jurado:

Iranien, producción francesa dirigida por el iraní Mehran Tamadon. La única película de las ganadoras que no habíamos tenido ocasión de ver hasta hoy, tiene el punto de partida más interesante de todas las que hemos visto en el festival, pero es la que más rápido decepciona precisamente por ello. Después de casi tres años de intentar convencer a cuatro mulás afines al régimen imperante en Irán, y tras recibir amenazas de todo tipo por parte de sus gobernantes por pretender tan sólo socializar con personas de distintas creencias, lo cual es ilegal, el director pasa unos días junto a ellos y sus familias en su casa de campo para poder debatir sobre sus diferencias. De entrada, asistir a un debate entre un ateo y cuatro musulmanes con creencias islamistas sumamente arraigadas, se nos antoja un ejercicio de tolerancia religiosa y cultural bastante atractivo, pero pronto nos deja ver cómo el director parece no saber rebatir ninguno de los argumentos que escucha de sus contendientes, ni tampoco cómo defender sus posturas igual de radicales sobre algunos temas.

Iranien

Iranien

Tampoco la polémica toca frentes tan controvertidos como puedan ser el de la religión más a fondo o la guerra abierta contra occidente, sino que se centra básicamente en la postura del Islam para con las mujeres, cuestión que tampoco el director aborda de una manera totalmente liberal. No es tanta la decepción ante el inalcanzable, y evidentemente predecible, acercamiento de posturas, como la que resulta de no asistir a un verdadero combate dialéctico entre las dos partes, cosa que a Mehran Tamadon le queda grande por desgracia. Aun así, es un intento de experimento sociológico notable que debería servir como ejemplo para abordar otros de igual o parecida tesis.

Premio del público al mejor largometraje:

Return to Homs, producción alemana realizada por Talal Derki, director sirio que en su país debe firmar con pseudónimo sus trabajos por temor a las represalias, y que nos trae a modo de reportaje de guerra la durísima realidad de quienes luchan en Siria por su libertad.

Premio Canal + al mejor documental español:

Gabor, de Sebastián Alfie. Un diario de rodaje de un corto entre Barcelona y Bolivia con la particularidad de contar entre sus filas con un director de fotografía invidente, divertido y emotivo a partes iguales.

DocumentaMadrid termina hoy con el preestreno del documental español Antonio Vega: tu voz entre otras mil del que os hablaremos en breve. Acaba así una edición más de este festival que cada año se supera en calidad e interés, dejándonos un grato sabor de boca y con ganas de volver a disfrutar el año que viene de muchos documentales más, y seguro que aun mejor.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *