Cannes 2014: Entrevista Jaime Rosales

Escrito por

Twitter icon

Jaime Rosales

Charlamos con el director de Hermosa juventud.

La más destacada presencia española en este Festival de Cannes 2014 se llama Hermosa juventud, un retrato del estado general de esos chicos a los que todos conocemos y para los que la esperanza es, cada vez más, una mentira con disfraz de lejana utopía. La película tuvo una fenomenal recepción en Un certain regard, a la cual nos sumamos dando nuestra opinión en la crónica del día.

Para completar nuestro artículo de opinión os traemos la entrevista que hemos sostenido con el director de la misma Jaime Rosales, en el Hotel Splendid de la villa cannois.

Cinema ad hoc: Hola Jaime, lo primero que quería comentar contigo es la duda que me asaltó nada más salir de la película ¿hasta que punto existía un guión preestablecido y cuánto de la historia es fruto de la improvisación de sus protagonistas?

Jaime Rosales: A nivel de dramaturgia, y si comparáramos el guión con un cuadro acabado, podríamos decir que antes de hablar con los actores, era un mero boceto, había unas líneas maestras que ya venían dadas, en su mayor parte, por anécdotas recopiladas de familiares, amigos, etc. y luego desde el casting ya era un poco rellenar de color esos trazos que teníamos previamente. Luego a los chicos, sobre todo a los que su vida es muy similar a la de sus personajes, sí que les doy una mayor capacidad de improvisación. Y es que hay como tres categorías de actores en la película, los “naturales” sin experiencia actoral previa en muchos casos, los profesionales como Carlos Rodríguez más los secundarios cuya vida es, hasta cierto punto, similar a la de los personajes que interpretan y luego estaría Ingrid que ya es muy diferente de Natalia.

Cinema ad hoc: Las aportaciones de los actores no aparecen sólo en este plano dramático sino que también aportan fotografías, mensajes de texto, etc. y es que en tu película, además de ese tema central de la crisis también se continúa con algo por lo que tu cine siempre se ha preocupado: la (in)comunicación. ¿Era este tema y su relación con las redes sociales algo prioritario para ti?

Jaime Rosales: Sí, lo era. Yo quería hacer un retrato de la juventud y claro, en este retrato no se puede obviar el modo en cómo ésta se comunica. El móvil es importante y es evidente que el uso que se hace de él es muy diferente, hay gente que lo aprovecha para las redes sociales y por ejemplo el uso que yo puedo hacer de él varía mucho con respecto al de estos chicos, para eso también conté con una directora y un pequeño equipo de montaje que nos hacían estas piezas, piezas que también nos servían como recurso narrativo para hacer elipsis, adelantar el tiempo en momentos como el embarazo, etc.

Cinema ad hoc: Las conversaciones de los protagonistas casi siempre acaban derivando en el tema de la crisis, es difícil escapar de su presencia ¿hasta que punto España es un país obsesionado con este tema y era algo que también querías reflejar, esta obsesión?

Jaime Rosales: ¿Sobre qué es la película? Yo no te lo sabría decir, tengo amigos que por ejemplo lo que me han dicho es que el tema central es la paternidad, la asunción del hecho, los cambios que provoca, etc. Yo creo que la película proyecta un fresco a partir de una historia muy pequeñita usando una mirada lo humano y lo emocional. Es decir cómo esta situación económica afecta al factor humano y, más concretamente, a la gente joven. Quería ser más preciso en el retrato juvenil que ahondar en las causas económicas o sociales de la crisis, lo importante es esta pareja, su vida, los errores que cometen, etc.

Cinema ad hoc: Con lo que respecta a la grabación de la escena pornográfica me interesa sobre todo lo que pasa después, en la secuencia siguiente, ellos van en un autobús, aparentemente indiferentes e incluso contentos con el dinero obtenido pero su lenguaje corporal dice algo diferente: no se miran apenas, etc. ¿cómo estaba descrita esta situación en el guión?¿existe esta especie de vergüenza no reconocida explícitamente?

Jaime Rosales: Es que la pornografía es muy diferente para él y para ella, lo mismo que sucede en la realidad por cierto donde varía enormemente cómo se paga a los chicos y a las chicas que hacen este tipo de escenas, por ejemplo, hay chicos que, depende de las situaciones, ni siquiera cobran, así que las implicaciones son muy diferentes para ellos y para ellas. Precisamente en esa secuencia que comentas se muestra esta diferencia, se ve cómo lo ha sentido ella, no a través de sus palabras sino de sus gestos, de una manera más sutil, se ve que algo se ha perdido y esto, claro, se imbrica con la escena final, transformando esto en algo más duro. Insistiendo en lo que comentábamos antes, se trata de defender a los personajes, yo me implico con sus errores y su lucha.

Cinema ad hoc: Hablando de los actores debemos detenernos obligatoriamente en Ingrid porque en ella está la película. Son sus gestos y sus miradas las que nos van guiando a lo largo de toda la historia… 

Jaime Rosales: Tengo que decir que, de todos los actores con los que he trabajado en mi vida, Ingrid tiene la mayor expresividad en el lenguaje corporal que he visto nunca, es algo impresionante. Si te fijas en sus gestos, en su forma de tocar a Carlos, todo lo que hace a nivel gestual me parece maravilloso.

Cinema ad hoc: ¿Hubo un proceso largo de casting?

Jaime Rosales: Bueno, en cierto sentido sí, lo que pasa es que yo me vuelco mucho con el casting y vimos a un gran número de actores, en realidad me suele llevar unos cuatro meses. Aquí sólo teníamos un mes para todo el proceso así que lo resolvimos con cuatro directoras de casting para poder ajustar los plazos a ese mes.

Cinema ad hoc: Cuando vimos las fotos de Ingrid antes de la película teníamos ciertas dudas de que respondiera físicamente al arquetipo de “chica de barrio” que se suponía debía tener pero lo cierto es que, una vez en la pantalla, esto se olvida rápido.

Jaime Rosales: Ingrid tiene el potencial de ser una estrella, puede ser una chica de barrio y luego llegar aquí a Cannes, ponerse unos tacones y enamorar a todas las cámaras. Esto no está al alcance de cualquiera.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *