MUCES 2013: Día 1

Escrito por

Twitter icon

036

Primer día de la Muestra de Cine Europeo de Segovia.Por octavo año consecutivo, la ciudad de Segovia acoge la Muestra de Cine Europeo MUCES en la que, junto con varias actividades culturales, se proyectan títulos inéditos en España que ya han pasado por otros festivales de renombre. En esta ocasión además hay varios largometrajes incluidos en la Sección Oficial que optan al premio LUX del Parlamento Europeo.  Este es el primer año que Cinema Ad Hoc acude a la muestra y, aunque sólo serán tres días, vamos a exprimirlo al máximo y por supuesto contándoos todo lo que acontezca.

Este año en la muestra MUCES el homenajeado ha sido por primera vez un actor que, por su larga y fructífera trayectoria, se ha hecho merecedor de un sentido homenaje. En una gala en la que han ido pasando varios de sus compañeros de profesión como Tristán Ulloa o Juan Diego, rememorando actuaciones conjuntas o pasajes de su vida, el gran actor Emilio Gutiérrez Caba, intérprete de grandes películas como La Caza, Nueve cartas a Berta, La Colmena o La Comunidad, ha recogido el galardón emocionado ante un auditorio completamente entregado a él.

Ya en cuanto a proyecciones, para empezar esta fría jornada segoviana hemos acudido a la proyección de una película incluida en la sección “Una de las nuestras”, el documental ficcionado El rayo de Ernesto de Nova y Fran Araújo, con quien hemos tenido el placer de charlar después de verla. El rayo es la historia real de Hassan, un inmigrante marroquí que tras pasar varios años trabajando precariamente en España, decide comprar un tractor y viajar con él hasta su país a través de las carreteras secundarias manchegas y andaluzas. De Nova y Araújo filman la película de una manera totalmente realista con el propio protagonista de la historia, acompañándole en su viaje como meros espectadores de su peripecia, observando también a las personas que Hassan va encontrando por el camino. Todo el aspecto artístico en El rayo es fruto de la improvisación, pero lejos de restar credibilidad a lo que vemos en pantalla, la naturalidad de las personas que van apareciendo en la película convierte también al espectador en testigo silencioso de todo lo que vive Hassan casi de manera implícita en ella. No faltan alusiones en la película a la crisis económica, incidiendo además en la idea de globalidad y de la necesidad de los hombres de tratar de sobrevivir. En una escena de la película le preguntan a Hassan cómo es España, y él responde “España es como Marruecos, si trabajo aquí como y si trabajo allí también” que resume perfectamente el tono neutro y objetivo de la cinta sin pretender otra cosa más allá de la de contar el viaje de Hassan. Una película pequeña pero muy recomendable como viene siendo habitual en las últimas producciones nacionales.

Chatarrero

También en forma de documental ficcionado se presenta la segunda cinta que hemos tenido ocasión de ver en la muestra MUCES, la bosnia Un episodio en la vida de un chatarrero, candidata a ser nominada en los premios Oscar y ganadora del Gran Premio del Jurado en la Berlinale de este año. Al igual que en El rayo, se narra una historia real que le sucedió a una familia gitana en un crudo invierno bosnio cuando la esposa del chatarrero al que hace mención el título sufre un aborto natural y tiene que ser tratada de urgencia en el hospital. Pero a diferencia de la anterior, la película de Danis Tanovic si denuncia con crudeza las injusticias que se viven en un país todavía convaleciente de la Guerra de los Balcanes, en el que sin dinero ni siquiera las vidas humanas son merecedoras de ser salvadas. Para reconstruir este episodio dramático, Tanovic utiliza también a los protagonistas reales del mismo y rueda prácticamente en su totalidad con cámara en mano para dar más sensación de verosimilitud. Aunque la improvisación aquí juega en contra de la película en algunas escenas donde se ve a las niñas mirar a cámara directamente o a la pareja riéndose por no saber qué decir, la sensación de angustia que transmiten en contraste con la indiferencia de quienes tienen el poder en sus manos, atraviesa las entrañas del espectador dejando una sensación de impotencia y desolación durísima. Una más que interesante propuesta que más que entretener remueve conciencias.

Jeune-et-Jolie-di-Ozon

Y para acabar el día, nada mejor que la nueva y esperada película del director francés François Ozon Joven y bonita. Plagada de una sensualidad latente en todo momento, Joven y bonita recupera esa perversidad de los personajes de la obra de Ozon y el secretismo del que irradia una fascinación incontenible por ellos, en este caso encarnado en la bellísima Marine Vatch. Su personaje es el de una adolescente que se prostituye sin que lleguemos a saber ni entender las causas que le llevan a hacerlo reiteradamente. Isabelle tiene una vida acomodada junto a su familia pero una necesidad malsana de tener sexo con desconocidos y de cobrar por ello, consciente del poder que ejerce su sexualidad con los hombres y con una ausencia total de cualquier sentimiento de culpa o de vergüenza. Ozon nos muestra una evolución de la vida de Isabelle y su visión del sexo en cuatro etapas coincidentes con las cuatro estaciones, pero también una modificación de su conducta cada vez más perturbadora, llegando a incomodar su presencia y su mirada mucho más que cualquiera de las múltiples escenas de sexo que se muestran en la película. Una cinta más que imprescindible sobre todo para los amantes de las historias que cautivan más por lo que esconden que por lo que muestran.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *