Sitges 2013: Palmarés, top personal y balance

Escrito por

Twitter icon

borgman

Llega el momento de hacer cuentas y valorar esta edición.

Palmarés

Ayer sábado a las 10:00 Ángel Sala y el resto del jurado hacían públicos los nombres de los ganadores de esta edición 2013 del Festival de Sitges que resultaron ser éstos dentro de la Sección Oficial a concurso:

  • Mejor película fantástica a competición: Borgman de Alex van Warmerdam
  • Premio Especial del Jurado: Only lovers left alive de Jim Jarmusch
  • Mejor dirección: Navot Papushado y Aharon Keshales por Big Bad Wolves.
  • Mejor interpretación femenina: Juno Temple por Magic, Magic
  • Mejor interpretación masculina: Andy Lau por Blind Detective
  • Mejor guión: James Ward Byrkit por Coherence
  • Mejores efectos especiales: Afflicted
  • Mejor fotografía: Larry Smith por Only God Forgives
  • Mención especial del jurado: Jodorowsky’s Dune de Frank Pavich
  • Mención especial mejor música: Hain Frank Lifman por Big Bad Wolves
  • Gran premio del público: Jodorowsky’s Dune de Frank Pavich

Las cosas de los premios dan para más comentarios cuando éstos resultan ilógicos o controvertidos y lo cierto es que aquí no ha lugar. Se han premiado las películas que se debían premiar, sobre todo en algunos casos donde lo contrario hubiera sido una insensatez, nos referimos por ejemplo a la portentosa fotografía de Larry Smith para Only God Forgives, esa película donde la imagen se revela como el verdadero hilo argumental de la cinta, donde la forma no condiciona el fondo sino que es el fondo. También hubiera resultado inconcebible que James Ward Byrkit no hubiera conseguido el premio al mejor guión por su Coherence, una fantástica muestra del mejor cine independiente norteamericano, ese que mezcla osadía e imaginación, no se puede hacer una película tomando como base la física cuántica y la teoría de cuerdas y resultar más divertido, sin duda la sorpresa del Festival.

Juno Temple

Es bastante significativo que un documental se alce con el premio del público en un Festival como éste, no suele ser este género el que más adhesiones provoca pero tampoco nos extraña el galardón y es que, desde que vimos el film de Frank Pavich Jodorowsky’s Dune, allá por mayo en el Festival de Cannes, lo vamos recomendando insistentemente, tanto por su capacidad lúdica (ha sido la película que más risas ha desatado en el Auditori) como por su talento para mostrar la genial egolatría del polifacético director chileno, definitivamente es una obra capaz de conectar con todo el público, un raro ejemplo de empatía cinéfila. Nada que objetar tampoco a los premios actorales, Andy Lau nos pareció de lo mejor de una película con la que no terminamos de conectar (también la vimos en Cannes hace unos meses) y Juno Temple está fantástica en Magic, magic con su papel en el que sobre la sensibilidad extrema pesa la sombra de la perversión, del choque cultural y de la lejanía de la sociedad 2.0 del medio natural. Un nuevo éxito para la actriz londinense a la que cada vez hay que tener más en cuenta.

En lo que toca a los premios grandes no podía faltar la cinta que más nos ha gustado de todo el Festival, ese melancólico y exaltadamente romántico relato que es la última película de Jim Jarmusch, Only lovers left alive, capaz de conquistar nuestras pupilas y nuestros oídos con sus decadentes imágenes y su nostálgica banda sonora. La de Jarmusch es la languidez hecha cine, un catálogo de sensaciones del que huirán como la peste los apresurados, bendito sea el director de Ohio sólo por eso. También estábamos seguros que la israelí Big bad wolves debía encontrarse en el podium de esta edición, su apuesta acertada, valiente y sin concesiones, atacando descarnadamente la implantación de la tortura en la sociedad hebrea merecía una mención del Jurado. Por último decir que Borgman parecía una candidata clara al premio a la mejor película, la holandesa resume mucho del cine que hemos visto en estos últimos años, de Canino al Haneke más ácido con lo burgués (Caché que no Funny Games, amigos), todo ello con el aval del sentido del humor más cruel que recordamos, un rotundo acierto de Alex van Warmerdam.

Top 10 personal

Only lovers left alive

Hace referencia sólo a películas que hemos visto durante este Sitges 2013, otras películas como Only God Forgives, Borgman, etc. no las incluimos por haberlas visto previamente en otros festivales.

  1. Only lovers left alive
  2. Coherence
  3. Magic, magic
  4. Nobody’s daughter Haewon
  5. Big bad wolves
  6. The congress
  7. We are what we are
  8. Love eternal
  9. Lesson of the evil
  10. Bienvenidos al fin del mundo

 

Balance

No es mi intención extenderme en el trato que se da a la prensa en el Festival, dentro de este grupo se tiende al ombliguismo y a considerar los problemas propios como universales, sí quisiera mencionar un síntoma y una posible solución. El síntoma de esta relación un tanto viciada las últimas semanas entre festival y prensa es la concepción que se parece tener, desde ciertas áreas del certamen, de que la intención de los acreditados es ver cine por el simple hecho de verlo, por la mera acumulación de títulos. La prueba de esta idea es que se imposibilite el acceso sin invitación  de compañeros de prensa a proyecciones con menos de la mitad de su aforo cubierto, obligando a dichos medios a pasar por taquilla. Se olvida, creemos, que la prensa viene a Sitges a desarrollar una labor y si se tiene constancia que alguien no cumple con esa labor en forma de crónicas (los artículos periodísticos NO son cortapegas, queridos amigos), críticas etc. sencillamente no debe ser acreditado. Ésa es, en todo caso, una función de la sección de prensa del Festival que no debe mezclar en el mismo mortero los medios que vienen a desarrollar su trabajo de los que vienen a ver un Festival por el menor dinero posible, las diferencias son bastante obvias y esperamos que se tenga en cuenta.

Cine Retiro Sitges

Ya saliendo del tema de prensa cabe plantearse si el elevadísimo número de proyecciones es sostenible, teniendo en cuenta la limitación que supone contar sólo con tres salas utilizables a lo largo del Festival, dos de ellas de un tamaño reducido. Sin duda hacer un listado más equilibrado supondría que no se produjeran casos como, por ejemplo, tener películas con sólo un visionado y se conseguiría reducir el stress de los proyectores y demás equipo, quizás ese stress ha tenido algo que ver con los cortes producidos este año, no lo sabemos, en cualquier caso nos parece algo disparatado que la Seccion oficial de Sitges doble en títulos a la de otros festivales mucho más importantes, objetivamente hablando.

Consideramos necesario nombrar lo que nos parece mejorable en una cita que nos sigue pareciendo, no se confunda nadie, obligada en el calendario cinéfilo patrio y es que siempre hemos pensado que es más saludable la crítica constructiva que el halago pegajoso, nada hay más dañino que los aduladores profesionales incapaces de aceptar todo lo que huela a independencia.

See you next year!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *