Seminci 2013: Día 7, desenlace

Escrito por

Twitter icon

ff20130111a1a

Palmarés, últimas reseñas, cortometrajes y nuestro top personal.

Palmarés

El festival ha dado a conocer los premios de la 58ª edición de la Semana Internacional de Cine de Valladolid.

La galardonada con la Espiga de Oro ha sido la película japonesa de Yôji Yamada, Una famillia de Tokio, un film basado en el clásico de Yasujiro Ozu Cuentos de Tokio. El galardón ha sido recibido con aplausos por parte de la prensa. Podéis leer un análisis profundo sobre la película aquí. Por su parte, el jurado ha decidido conceder la Espiga de Plata a Run & Jump, de la que os hablamos con profundidad en este mismo artículo. El premio al mejor director ha sido concedido al matrimonio formado por Joanna Kos-Krauze y Krzystof Krauze por su trabajo en Papusza. Sorprendente el premio de mejor actor para el veterano actor Zbigniew Walerys, porque su rol en Papusza dista bastante de ser protagonista. Lo que no ha sido sorprendete es el premio de mejor actriz para Nora Navas por su extraordinaria interpretación en Todos queremos lo mejor para ella. El mejor guión ha ido a parar a Agnès Jaoui y Jean-Pierre Bacri por su trabajo en Au bout du conte, una comedia con los cuentos de la literatura popular como telón de fondo. Parte de la prensa ha mostrado su descontento con el premio de mejor fotografía para Night Moves, ese oscuro drama sobre tres ecologistas que que quieren volar una presa. Nosotros respaldamos el premio del jurado porque con el trabajo de Christopher Blauvelt en Night Moves hace al espectador sumergirse en una ambientación sombría y nebulosa acorde con lo que se está contando. Mejor nuevo director para Diederick Ebbinge por Matterhorn.

Los siempre importantes premios del público han sido en la sección oficial para Short Term 12, una fantástica película sobre una veinteañera que trabaja en un centro de acogida. En Punto de encuentro, el premio ha sido para Benur, película de la que os hablaremos más adelante, pero podemos adelantar que no podríamos estar más de acuerdo. La película más divertida de todo el festival.

benur

Benur ha sido una de las películas más aplaudidas del festival. Sergio, un antiguo doble de escenas de acción trabaja ahora disfrazándose de centurión en el Coliseo romano. Comparte piso con su hermana que se gana la vida atendiendo llamadas de una línea erótica. El punto de partida es totalmente divertido, y cuando parece que nos encontramos ante una película interesante en su propuesta, aparece un nuevo personaje que aumenta la comicidad y el dramatismo de la película en gran grantidad. Se llama Milan y es un inmigrante ilegal de Bielorrusia. La película es un reflejo de la situación actual de millones de personas que tienen que sobrevivir economicamente buscando trabajos de lo más variopinto, fundido todo ello con el lenguaje del humor. Benur es una microhistoria con mensaje global. Una historia llena de chispa y agudeza en sus diálogos con un trabajo de interpretación muy lúcido por parte de los actores. Una película llena de simpatia, jocosidad y momentos desternillantes. No nos sorprende así que haya sido una de las favoritas del público.

Run and jump

Run & Jump, Espiga de Plata de esta edición, narra la historia de Vanetia, una mujer que hace todo posible por mantener unida a su familia después de que su marido haya sufrido un ictus. Steph Green nos ofrece un retrato muy intimista de la desgraciada situación de esta familia. Considerando que la cinta posee momentos de pasión y ternura y está narrada de forma cautivante, nos ha parecido que es una propuesta llevada a cabo de forma un tanto previsible y carente de espontaneidad en ciertos momentos. Si bien es cierto, esto último se trata más de una impresión personal que de un hecho demostrable a ciencia cierta, pues Run & Jump se refugia en demasia en agradar al espectador más que en ofrecernos una narración inteligente en su desarrollo. Así pues, el grado de empatia hacía la película variará en función de la exigencia de cada espectador.

hide

Nuestro top 5 de largometrajes

1. Hide Your Smiling Faces: Por su capacidad para explorar y retratar el mundo adolescente y la naturaleza de una manera bella, fascinante y llena de vida.

2. I’m the Same, I’m an Other: Por la delicadeza, dulzura e inteligencia para narrarnos la historia de una niña y un hombre que huyen del pasado para empezar una nueva vida.

3. Short Term 12: Por hacernos llegar un mundo difícil como los centros de acogida de una forma tan divertida, llena de energía, humanidad y realismo. Y por el buen trabajo interpretativo de la actriz protagonista, Brie Larson.

4. Benur: Porque es una comedia original, amena y muy divertida que además cuenta una historia con trasfondo social.

5. La por (El miedo): Por exponernos un capítulo más de violencia en nuestra sociedad de forma implacable pero sin la necesidad de mostrarla en pantalla.

5258

Nuestros cortometrajes de animación favoritos del festival

Porque no solo de largometrajes vive la Seminci, durante el transcurso del mismo hemos podido disfrutar de una gran cantidad de cortometrajes llenos de ingenio, vida y pasión. Nuestro corazón se lo llevan las propuestas de animación, que sin grandes recursos ni grandes periodos de tiempo, son capaces de contarnos estupendas historias sobre los temas imperecederos de la vida.

1. Coneja y ciervo. Una coneja y un ciervo son felices con la vida que tienen juntos. Pero tras una acción inesperada, el ciervo se transporta a un nuevo mundo. Un cortometraje muy sencillo pero rebosante de carisma, ternura, felicidad y amor.

2. El juego de la memoria. El nuevo cortometraje Chris Landreth (Ryan), nos situa en una discoteca. Charles se reencuentra con un viejo amigo, cuyo nombre no recuerda. En ese momento, el subconsciente del personaje se transforma en un programa de televisión dónde presenciaremos como el propio Charles luchará por recordar el nombre de su amigo. Un cortometraje surrealista donde abunda el humor y sobre todo el ingenio.

3. Boles. La Espiga de Oro a mejor cortometraje utiliza la técnica de la plastimación para contar la historia de un escritor, que empezará a experimentar extraños efectos una vez que conoce a su vecina. Una historia redonda, con un buen plantamiento, buenos personajes y un estupendo final.

4. La bufanda perdida. La ardilla Albert recorre el bosque en busca de su bufanda perdida. En el camino se encontrará con otros animales que esconden cada uno de ellos, un miedo interior. Una vez más, un grandísimo ejemplo de ingenio y agudeza. Especial mención al personaje del oso y al final del cortometraje.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *