Críticas: Gravity

Escrito por

Twitter icon

GRAVITY

En el espacio también se ruedan planos secuencia.

A priori, oír hablar de una película del espacio con George Clooney y Sandra Bullock como protagonistas nos hace pensar en un blockbuster súper taquillero en el que Clooney y Bullock se enamoran en medio de una nave espacial, pero cuando vemos que el guión y la dirección corren a cargo del director mexicano Alfonso Cuarón, prestamos algo más de atención al proyecto pensando ¿Clooney y Bullock juntos en una película de Cuarón? ¿Seguro que va a ser una comedia romántica?…Evidentemente no. Son por desgracia los prejuicios de los que muchos cinéfilos pecamos la mayoría de las veces al ver en el cartel de una película nombres que nos recuerdan “cosas” como Amor con preaviso, teniendo en cuenta que hablamos de la que fuera en su día la reina de la comedia romántica y del soltero de oro por excelencia.

Pero una vez que se apagan las luces de la sala de cine y comienza un larguísimo plano secuencia en el que vemos a Clooney paseando por el espacio mientras Bullock trata de reparar un satélite con La Tierra como fondo, y dejamos que la cámara de Cuarón nos vaya guiando alrededor de la estación espacial y de los propios astronautas, hasta que son sorprendidos por una lluvia de basura espacial causada por el accidente de un satélite ruso, nos damos cuenta de que ni de lejos estamos ante una película más, ni del espacio ni mucho menos una película de parejitas. Gravity apenas deja un segundo de descanso de la agonía que sufren los protagonistas al ver cómo su nave queda destrozada y verse vagando por el inmenso espacio sin poder pedir ayuda a nadie. A la espectacularidad de las escenas rodadas sin gravedad, se le suma un uso exquisito del 3D, dando sentido al cine con esta tecnología usada últimamente de forma desmedida y que en la mayoría de los casos no hace más que molestar. No en Gravity, Gravity sin el 3D seguiría impresionando pero estaría lejos de ser la maravilla visual que es.

GRAVITY

La narración casi a tiempo real, con poquísimas elipsis temporales, ayuda además a crear la tensión necesaria para empatizar con la doctora Ryan Stone (Sandra Bullock), agonizando con ella con su falta de oxígeno progresiva, padeciendo con ella los golpes que se da contra la estación espacial o conteniendo la respiración con la última y espectacular secuencia. Y por supuesto es necesario olvidar los prejuicios de los que hablaba anteriormente, para disfrutar plenamente de la actuación de Clooney, divertido haciendo casi de sí mismo, y sobre todo de una espectacular (y extremadamente delgada) Sandra Bullock que lleva ella sola casi la totalidad del peso de la película, con una de las mejores interpretaciones, si no la que más, de toda su carrera.

Si es cierto que el guión tiene aspectos que dejan bastante que desear, con momentos bastante sensibleros y otros que parecen sacados de un libro de autoayuda, pero la experiencia que resulta de estar prácticamente metido dentro de Gravity, con ese uso del 3D con el que casi sentimos los golpes que soportan los protagonistas, relegan a un segundo, tercer o cuarto plano las historietas que cuenta George Clooney o las penas de Sandra Bullock en pro de la contemplación poética y sublime de La Tierra desde el espacio que nos regalan Cuarón y su inseparable director de fotografía Emmanuel Lubezki. Es maravillosa la manera de mostrarnos el amanecer y el anochecer que contemplan los personajes, reflejo además de la esperanza y la desesperanza en dichos momentos.

GRAVITY

Si hay algo que reprocharía a Gravity es la utilización de la banda sonora. No porque no sea magnífica, que lo es con esa mezcla de epicidad y armonía melódica en los momentos más emotivos, sino porque, a título personal, creo que una película así debería prescindir de cualquier sonido que no sea el que escuchan los propios protagonistas, y más cuando desde el principio se explica que en el espacio no se escucha el sonido. A pesar de este pequeño reproche, que me consta que no soy la única que se lo hace, Gravity entra de lleno en el podium de las grandes películas de ciencia ficción (¿o realmente no es ciencia ficción?) de la historia por méritos propios.

One Response to Críticas: Gravity

  1. Santi Ramos dice:

    Considero a Cuarón uno de los directores más solventes de la actualidad, pese a que a nivel global no esté reconocido como tal (aunque esto no es malo, precisamente). Por eso espero de 'Gravity' un espectáculo cinematográfico superlativo, y más después de leer esta crítica. Impaciente por verla…

    Un saludo!!!!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *