Críticas: Grand Piano

Escrito por

Twitter icon

Grand Piano 1

Recital de Grand Piano en Cinema ad hoc.

Resulta complicado analizar una obra individualmente, establecer cierta distancia de sus referentes cercanos cuando en su propia naturaleza va implícita la cercanía al homenaje más ortodoxo y es que mucho de lo que pasa en Grand Piano nos retrotrae a otros autores, desde su excusa argumental, sencillo macguffin que podría ser sustituido por otro igualmente inane, pues no se trata de orbitar temáticamente en torno a él sino de otorgarle un trasfondo X a la cinta para desde ese punto desarrollar un discurso fílmico, a lo estilizado de sus formas y su búsqueda del suspense, elemento narrativo basado en la presentación dramática de todos los elementos que intervienen en la película. ¿Hace esto de la cinta de Eugenio Mira un trabajo menor? No, o al menos no necesariamente, muchos son los ejemplos de películas referenciales capaces de conseguir en ese proceso una personalidad propia, no limitarse a ser fotocopias sin alma, desde nuestro punto de vista ésta lo consigue.

Poniéndoles en antecedentes la trama se centra en contar la historia de Tom Selznick (Elijah Wood), un virtuoso pianista en su retorno a los escenarios tras un desafortunado concierto en el que falló al interpretar una pieza de especial dificultad, un acierto por aquí es la elección del actor principal, su endeblez física ayuda a reforzar la sensación de vulnerabilidad, tanto frente a su muy rubia y rotunda esposa (Tamsin Egerton) como al más varonil director de orquesta. Desde el principio sentimos empatía por nuestro hombre y se aplican los principios mencionados del suspense en torno a la presentación dramática de los elementos: hay una llamada de un programa de radio a la que no sabemos si podrá contestar, en el teatro se producen burlas en torno a su fiasco pretérito y, en definitiva, se muestra bastante incómodo de tener que soportar los mismos usos sociales en los que su compañera parece moverse como pez en el agua. Cuando el giro dramático tiene lugar los roles se invierten y la pregunta parece obvia: ¿será capaz un ser tan nimio de proteger a su esposa y resolver sus traumas pasados?

Grand Piano 2

Desde este momento se presenta un curioso paralelismo entre el argumento y el propio film, nuestro héroe deberá ir interpretando piezas cada vez más dificultosas para obtener su redención final sin traicionar las condiciones impuestas por su “secuestrador”, así mismo la película tendrá que saber mantener la tensión de los espectadores ateniéndose a unas reglas similares. Todo debe resolverse en un tour de force final donde confluyen Selznick y Mira y quizás aquí es donde encontramos más inconvenientes, tal vez por la ruptura del punto de vista, que se había mantenido prácticamente incólume a lo largo de la película, tal vez por algún poco creíble elemento extradiegético y al que, obviamente, no vamos a hacer referencia. La cosa no termina de arreglarse con un prescindible epílogo, poco acorde con los principios del cine al que pretende referenciar y es que si un macguffin es tal, no se le debe dar más importancia que la de lo meramente anecdótico.

Pese a que la película no consiga rematar su clímax, conseguir la ejecución perfecta de su pieza imposible, de su cinquette final, no podemos obviar sus virtudes: la construcción de un discurso fílmico elaborado y coherente, mantener la tensión que se le debe exigir a un producto de sus características, sus movimientos de cámara sobrios y elegantes y, sobre todo, acertar con la elección de unos protagonistas más que adecuados y cercanos a la tipología requerida por los personajes a los que representan, todo esto eleva la categoría de Grand Piano muy por encima del pastiche sin alma que podría haber sido y que afortunadamente no es.

Grand Piano 3

One Response to Críticas: Grand Piano

  1. natalia dice:

    Estimado blogger,

    Soy Natalia, Responsable de Comunicación de Paperblog. Quisiera disculparme por dejarte un comentario en el blog, pero no he encontrado otra manera de contactarte. Tras haberlo descubierto, me pongo en contacto contigo para invitarte a conocer el proyecto Paperblog, http://es.paperblog.com, un nuevo servicio de periodismo ciudadano. Paperblog es una plataforma digital que, a modo de revista de blogs, da a conocer los mejores artículos de los blogs inscritos.

    Si el concepto te interesa sólo tienes que proponer tu blog para participar. Los artículos estarían acompañados de tu nombre/seudónimo y ficha de perfil, además de varios vínculos hacia el blog original, al principio y al final de cada uno. Los más interesantes podrán ser seleccionados por el equipo para aparecer en Portada y tú podrás ser seleccionado como Autor del día.

    Espero que te motive el proyecto que iniciamos con tanta ilusión en enero de 2010. Échale un ojo y no dudes en escribirme para conocer más detalles.

    Recibe un cordial y afectuoso saludo,
    Natalia

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *