Entrevistas: Violet

Escrito por

Twitter icon

leticia

Charlamos con Leticia Dolera y Luiso Berdejo, protagonista y director respectivamente de Violet.

Cinema Ad Hoc: El rodaje fue en Los Ángeles, ¿era la primera vez que rodabas allí?

Leticia Dolera: Sí, aunque no me era una ciudad desconocida porque estuve un tiempo allí estudiando interpretación. De hecho es un sitio que me gusta mucho porque se respira mucho cine allí y casi todo el mundo de dedica a algo relacionado con ello. Compartir tu pasión con todo el mundo con el que te encuentras es muy agradable.

CAH: ¿Qué localizaciones eran?

L.D.: Santa Mónica y Los Ángeles

CAH: Al ser una historia tan personal como es ésta, ¿el guion era muy cerrado o había espacio para la improvisación?

L.D.: No, todo estaba  marcado en guion y salvo en alguna escena concreta, no había mucho sitio a la improvisación.

CAH: En un principio es tu amigo Alex el que inicia la búsqueda. ¿Esto te ayuda a acercarte más a él y hace que tú también te plantees tu propia búsqueda?

L.D.: No, ya existe un amor tan intenso a nivel de amistad entre ellos que ese sentimiento ya está ahí. Mi personaje, 5, simplemente está acompañando a su mejor amigo en la búsqueda.

CAH: ¿Y por qué 5?

L.D.: Eso se lo tienes que pregunta a Luiso, yo no te pudo contestar. A ver si te lo cuenta…

Y como somos muy bien mandados nos fuimos a hablar con Luiso Berdejo, a ver si nos despejaba esa y otras incógnitas.

luiso

Cinema Ad Hoc: Éste es un proyecto muy personal tuyo con guion, dirección y prácticamente lo llevas desde el principio hasta el final, ¿no?

Luiso Berdejo: Y cada uno de ésos que he hecho yo me he ahorrado un sueldo (comenta entre risas). Me he ahorrado el del montador, el del guionista, el del director, el del productor, productor ejecutivo y el del cámara.

CAH: Realmente ¿lo querías hacer porque era una historia muy personal tuya o porque te daba más libertad para hacer lo que querías?

L.B.: Sí, por una cuestión de libertad y porque me apetecía hacer un proyecto más personal y más pequeño como cuando hacía los cortometrajes. Por tener control creativo fundamentalmente. Esto no quiere decir que no cuentes con los demás. Yo escucho y creo mucho en mi equipo y luego le pongo la película a un amigo pero sí, me apetecía que fuera un proyecto para llenarlo de mis fallos o de mis aciertos.

CAH: Los super 8 que aparecen en la película, ¿eran tuyos personales?

L.B.: Hay de varios tipos. Los de California los rodamos nosotros, los rodó José María Goenaga que estaba allí en el rodaje, y los de San Sebastián sí que son míos personales. Los escaneamos a 2K dejando la perforación en el fotograma para que se viera que eran más antiguos y los utilizamos en la película.

CAH: La búsqueda que Álex inicia para encontrar a la chica, ¿es necesaria para que él descubra lo que siente realmente?

L.B.: Es necesario ponerse en marcha para que pasen cosas en la vida. Probablemente uno quiera ser pintor y si te quedas en casa no vas a pintar nunca pero si te pones a vender impresoras igual esto te ayuda estar en marcha y un día al pasar por una tienda, meterte y comprar un lienzo y unas pinturas empiezas a pintar. Yo creo que a Álex esto le sirve como gatillo de la pistola para hacerse cargo. Yo creo que es una película también sobre hacerse cargo, entonces si tú decides y te pones en movimiento al final “hace el que hace”. En el momento en que tú haces, pasan cosas, en el momento en que pides al cielo, encuentras respuestas y en el momento en que te pones en marcha sea por un sitio o por otro te van a suceder cosas. Igual querías ser director de fotografía y terminas siendo foquista pero desde luego no te has quedado en casa esperando a ser director de fotografía, te has metido en rodajes y de repente te has dado cuenta de que era lo tuyo.

Violet

CAH: Al final la búsqueda es una excusa para ponerse en movimiento, para actuar, para ser.

L.B.: Sí y por otro lado él está buscando el amor y es lo que va encontrando lo cual es una excusa pero también le funciona y se resuelve.

CAH: Me llamó mucho la atención el uso de la voz en off del narrador con esto de los libros de Elige tu  propia aventura, ¿cómo lo decidiste?

L.B.: Porque yo los leía, porque me han gustado siempre mucho, porque todos hacíamos trampa, lo cual es siempre muy satisfactorio, y porque te disparaban la cabeza. Y todo esto es una de las cosas que yo recuerdo como algo sugestivo que te querían hacer crear. Entonces la película se planteó así en parte porque va descubriendo capas de información  igual que las descubrías en los libros. Empiezas la película y no tienes ni idea de quienes son ellos, a medida que él está en movimiento y empieza a hacer cosas vas pasando las páginas y descubriendo la historia de los personajes. Te va dosificando la información como en la estructura de un libro.

CAH: Por último una pregunta que no me ha querido responder Leticia y me ha remitido a ti. ¿Por qué 5 para el nombre de la protagonista?

L.B.: Pues, no hay ninguna razón oculta. En realidad yo le pregunte a Leti dime un número, porque tu personaje se va a llamar como un número, y cuando me dijo dos números ya le dije que no me dijera más que quería que se llamara 5. En realidad, además del 17 que es mi número, hay muchos cincos en la película: en la plataforma en el lago, en la hoja de la palmera. No hay razón oculta ni soy numerólogo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *