Filmin Music Festival: Sound City

Escrito por

Twitter icon

Sound city

El documental de Dave Grohl, protagonista del día en el Filmin Music Festival.

Dave Grohl es uno de los personajes más carismáticos y queridos de la escena rock actual. No es para menos. No sólo consiguió sobreponerse a la muerte del líder de uno de los más enormes grupos de la historia, sino que además fundó su propia banda con la que también ha conocido el éxito y ha conseguido labrarse una longeva carrera. Si a todo esto le sumamos que es una persona cercana, campechana, que tanto en sus shows como en su trato más personal se muestra cercano y real, pues ya lo tenemos. ¿Quién no le daría un enorme abrazo? Todo esto sin olvidarnos de su hiperactividad musical, colaborando en mil proyectos a la vez. No hay año en el que no salgan dos o tres discos en los que Grohl no participe, ya sea en aporreando con garra la batería o aportando su guitarra y su cálida o árida voz, depende de cómo se preste la ocasión.

El líder de los Foo Fighters también ha hecho sus pinitos en la dirección, encargándose de videoclips como el de Rope de su propio grupo, o By Crooked Steps de Soundgarden.  Un paso adelante en esta faceta es el documental Sound City, orquestado por Grohl, que rinde homenaje a unos míticos estudios de grabación situados en California, repasando su historia desde que fueron inaugurados en 1970 hasta la actualidad. Desde su estreno en Sundance este año, el documental ha sido elogiado de manera unánime. Hay que reconocer que resulta muy interesante desde un punto de visto histórico-musical, podríamos decir, debido a ese pequeño repaso histórico por técnicas y artistas de todas las épocas que pasan por sus imágenes. Y es que es impresionante la lista de gente que ha grabado en esos estudios: Fleetwood Mac, Santana, Elton John, Metallica, Red Hot Chili Peppers, Tom Petty, Slipknot, Rage Against The Machine, Mastodon… aunque si hay un disco que tuvo una importancia capital para el estudio, ese fue Nevermind de Nirvana.

Nevermind

Aquí nos encontramos una de las cosas que se echa en falta. Si bien el disco de Cobain y compañía tiene un espacio vital en la cinta, otros grandes discos son pasados completamente por alto, incluyendo algunas pocas imágenes de estudio o siendo nombrados simplemente. Es cierto que es un documental del lugar y se centra en eso pero, para quienes somos seguidores de tantas bandas que tocaron por allí, se agradecerían más testimonios de primera mano específicos sobre grabaciones, más anécdotas o experiencias…  y más teniendo en cuenta que el documental cuenta con entrevistas con gente como Lars Ulrich, Corey Taylor, River Cuomos o el productor Rick Rubin. Las entrevistas importantes, realizadas por Dave Grohl (que no busca protagonismo, sino que queda en segundo plano en favor de la historia), son aquellas realizadas a los propios miembros que trabajaron en los estudios de grabación.

El documental se divide en dos partes bien diferenciadas. La primera centrada en Sound City, es la parte a la que ya nos hemos referido. La segunda, es aquella que no sitúa en el estudio de grabación del  antiguo batería de Nirvana, donde se grabó un disco homenaje con numerosos artistas que grabaron en el lugar, y que sirve además como banda sonora del film. Producido por Butch Vig, que se encargó de esa labor en Nevermind, es un álbum de sabor clásico, de rock crudo y directo en líneas generales, con las salidas del tiesto necesarias gracias a sus colaboradores, que incluye temas como The Man That Never Was, con Rick Springfield o Mantra, con Josh Homme y Trent Reznor pero si hay un tema digno de comentar es la reunión de los miembros vivos de Nirvana con Paul McCartney, en lo que se ha venido a conocer popularmente como Sirvana. Juntos entregan Cut Me Some Slack, mucho más rockero y duro de lo que podría esperarse de un abuelo ex-beatle. Esta asociación ha llegado a dar unos cuantos conciertos, tocando, esos sí, dicha canción y otros temas de los Beatles, nada del grupo de Kurt Cobain.

Dave Grohl

En definitiva, un documental interesante para todos aquellos que quieran conocer una parte importante de la historia del rock n’ roll, tanto en lo referente a la gente que ha pasado por el género como a las técnicas y a los tipos de grabación que han ido surgiendo y evolucionando a lo largo de la historia. Se echa en falta algo más de participación de las grandes estrellas presentes, e igual puede hacerse algo largo, aunque nunca pesado. Si a eso le sumamos una preciosa fotografía y un ritmo narrativo y un nivel visual de lo más adecuado, tenemos una obra de lo más disfrutable.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *