Especial Bruce Springsteen (y II)

Escrito por

Twitter icon

Springsteen & I

Terminamos nuestro especial The Boss con la doble reseña del documental que se estrena mañana.

Springsteen & we, por Miguel Delgado

Ridley Scott se encargó de producir en 2010 Life on a Day, un documental que se hizo a través de miles de videos subidos a Youtube el 24 de julio de 2010. Repitiendo Scott su labor en dicho trabajo, Springsteen & I  es un documental compuesto a base de testimonios de fans que se grabaron a sí mismos y mandaron sus vídeos. Mi primer temor fue que se hiciera algo aburrido debido a esta elección, pero la verdad es que enseguida queda claro que han conseguido material de sobra para hacer algo interesante. Un montón de testimonios que van desde lo divertido hasta lo emotivo, como la historia del hombre vestido de Elvis o la del músico callejero. Otra de mis dudas era que pudiese ser excesivamente condescendiente, que fuera una alabanza masiva y empalagosa al trabajo de Springsteen, pero esta avalancha de confesiones y testimonios funciona en el sentido de llegarte hondo sin resultar molesto, o excesivamente adulador. Incluso aquéllos que nunca hayan sido fans del músico de Nueva Jersey pero sí guarden con pasión a algún cantante o grupo en el corazón, podrán llegar a sentirse identificados con lo que aquí se cuenta. Y qué mejor manera de unir la faena si entre medias de los vídeos que encontramos podemos oír canciones míticas o grabaciones en directo que ponen los pelos de punta. También cabe destacar el trabajo de montaje, en el que se tuvo que dar cohesión a todo tipo de calidades, a grabaciones con videocámaras o con móviles y unirlas con los clips de Springsteen. Estas aportaciones no llegan a ser molestas, pese a haber sido colocadas en el film completas, sin cortar errores, como una chica que se confunde ante lo que quiere decir y empieza muchas veces, por ejemplo. Esto podría quedar extraño, pero sin duda es una decisión tomada en base a dotar de un mayor humanismo a dichas personas, que no parezcan simples fans desbocados. Gustará, en definitiva, a aquellos seguidores del Boss, pero es también recomendable para todos aquellos que tengan interés en la música.

Springsteen & I 2

El club de fans de Bruce Springsteen, por Sofia Pérez Delgado

Pocas canciones hay en la actualidad que reflejen tan fielmente el fenómeno fan (entendido como el entusiasmo que se puede sentir hacia una persona o grupo, sin llegar a niveles de fanatismo), desde el punto de vista del propio seguidor, como Club de fans de John Boy de Love of Lesbian (incluida en su álbum 1999 –o cómo generar incendios de nieve con una lupa apuntando a la luna-, de 2009), que dice en un momento determinado: “¿Cómo es posible que haya estado en tus infiernos?”, en el sentido de cómo puede ser que alguien sea capaz de reflejar en una canción los mismos sentimientos que los tuyos, haciéndote sentir único. Sobre esta base de identificación con un artista y con sus letras, esa capacidad de comprender e interpretar lo que te está contando, se sustenta Springsteen & I, el documental producido por Ridley Scott sobre el Boss visto a través de los ojos de sus seguidores. Intentar por tanto analizar Springsteen & I desde un punto de vista técnico o estético no tiene demasiado sentido, ya que está “dirigido” por cientos de fans que nos ofrecen todo tipo de grabaciones, desde la señora que por primera vez coge una cámara de vídeo, hasta el chico al que le dejó su novia el mismo día de un concierto, que hace un pequeño montaje experimental. Entre estos relatos, se intercalan actuaciones en directo del propio Springsteen, algunas de ellas con divertidas anécdotas que son las que nos cuentan los propios protagonistas que las vivieron en su vídeo. Un trabajo de investigación curiosísimo que además es lo que más personalidad y carisma le da al documental. El resultado es un ejercicio ágil y dinámico, pero que nadie vaya esperando de este documental un retrato exhaustivo y objetivo de la carrera del mítico músico. Esto es un homenaje hecho por y para los fans. Puro amor y admiración por parte de aquellos que nos describen sus sentimientos, o que al menos lo intentan, ya que es de ese tipo de emociones que no se pueden explicar. Como dirían Love of Lesbian, “es imposible, no, misterio”.

Springsteen & I 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *