Críticas: Guerra Mundial Z

Escrito por

Twitter icon

WORLD WAR Z

La película zombie definitiva (o no).

Todo el mundo a estas alturas debería saber que la novela Soy Leyenda es la historia definitiva sobre criaturas caníbales y apocalipsis. Ni La carretera, ni la sobrevalorada The Walking Dead ni esta Guerra Mundial Z pueden compararse al terrorífico panorama descrito por Matheson, ni por supuesto superan el perfecto broche final que condensa todo mensaje habido y por haber sobre el fin del mundo tal y como lo conocemos. A día de hoy, quedan pocas leyendas. Las películas de zombies son el trasunto de una sociedad estupidizada y eternamente hambrienta y es por ello que el género ha reverdecido con más fuerza que nunca en medio de plena crisis. Que tire la primera piedra quien se identifique de verdad con el soso protagonista y su melenita de keratina más que con  los “Zekes” de Guerra Mundial Z, sobre todo cuando se recuerda el panorama, por ejemplo, de un centro comercial de la periferia (aquí aprovecho para lanzarle un guiño a Romero, ya que la película ni se molesta) un sábado por la tarde o peor aún, de una discoteca llena de borrachos a las 6 de la mañana en el centro de Madrid.

WORLD WAR Z

Asumida nuestra condición de malos de la película, es inevitable ver este nuevo esfuerzo en el género con cierta simpatía, máxime cuando la cosa se disfraza de un potable thriller de acción y patadas voladoras donde los zombies, una vez más, ya no son esos bichos feos y lastimosos que se mueven más lento que una señora de ochenta años cruzando un paso de cebra, sino unos avezados karatekas que crean las más variadas estrategias para sobrevivir a los embates de héroes tan planitos y comestibles como el mencionado Brad Pitt.

Por cierto Brad Pitt, deja de hacer los papeles de Tom Cruise, tú dedícate a lo tuyo que es apretar la mandíbula en personajes serios que no te pegan a ver si te dan un Oscar.

Los zombies-zekes prodigan alardes de inteligencia táctica en espectaculares secuencias como la del muro de Jerusalén, que equipara visualmente la invasión a una infección, insinuando un mundo en que los zombies son los los síntomas de una enfermedad global que recorre el planeta a diestro y siniestro, situando al protagonista y a la O.N.U. en el papel del antídoto al más puro estilo Érase una vez… la vida y me temo que desaprovechando un poco el material de partida en favor del más puro y vacuo entretenimiento.

WORLD WAR Z

La película está clasificada para menores de 13, por lo que no cabe esperar derroche sangriento y la acción es tan espectacular como poco original. No aporta Guerra Mundial Z grandes novedades al género y como de costumbre, las escenas más espectaculares, como los ya célebres zombies castellers o el ataque aéreo, ya nos las mostraron en el trailer. Aunque depara algún que otro momento modestamente cumbre (la malrollera secuencia en Corea del Sur) y sobre todo la reafirmación, ya insinuada desde que los zombies empezaron a denominarse ‘infectados’, de que las mayores enfermedades de la humanidad no provienen de los monstruos de fuera: somos la humanidad misma.

3 Respuestas a Críticas: Guerra Mundial Z

  1. ¿¡Y qué pasa con el perro!?
    ¡¡QUIERO SABER QUÉ PASA CON EL PERRO!!

  2. david dice:

    que malaaaaaaaaaaaaaa es por dios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>