Entrevistas: Lou Castel

Escrito por

Twitter icon

CAH Lou Castel

Hablamos con el protagonista de La lapidación de Saint Etienne.

Esta mañana hemos asistido al pase de la nueva película de Pere Vilà i Barceló, La lapidación de Saint Etienne, un drama sobre la vejez y la soledad protagonizado por el actor francés Lou Castel. Castel, quien tiene una carrera cinematográfica muy extensa y ha trabajado con directores de la talla de Fassbinder, Wenders o Visconti, ha venido a presentar la película y hemos tenido ocasión de charlar con él sobre su personaje y sobre su prolífica carrera.

El papel que interpreta en La lapidación de Saint Etienne es muy duro y requiere también mucho trabajo físico, ¿cómo se preparó para él?

La mayor dificultad del papel reside en que es más descriptivo que activo. En el guión sólo se describían sus sentimientos y sensaciones cuando habla con alguien o cuando escucha un ruido, y eso es lo que yo tenía que transmitir con los movimientos de mi cuerpo. Afortunadamente estaba muy bien traducido al francés y pude captar todo lo que requería el personaje. Tengo una técnica propia para prepararme los guiones, utilizo colores que voy pintando unos encima de otros como una metáfora de los detalles que siente interiormente mi personaje, cada color me provoca una sensación distinta y con eso es con lo que trabajo. Mi personaje además tiene un tono de voz muy monótono y bajo, y sólo una vez tuve que repetir una toma para cambiar ese tono.

Etienne, el protagonista de la película a quien da vida, se recluye en su casa y no hace caso a nadie aun a riesgo de quedarse completamente solo, ¿justifica sus actitudes?

Por supuesto, le justifico y entiendo perfectamente su actitud. De hecho he necesitado entenderle para poder interpretarle, si no no hubiera sido capaz de hacerlo. Etienne no es un Robinson Crusoe, él se ha creado su propio espacio alrededor y se vuelve loco por estar encerrado en esa casa. Yo necesitaba ver todas las mañanas la luz del sol porque el espacio era muy limitado y no quería acabar como él.

CAH Lapidacion Saint Etienne

– La lapidación de Saint Etienne es la segunda película de Pere Vilà i Barceló. Para un actor como usted que ha trabajado con gente tan importante como Visconti, Fassbinder o Chabrol, ¿qué le aporta trabajar con directores prácticamente nóveles?

En la década de los 60 trabajé con muchos directores nóveles en aquel momento, como Liliana Cavani, con quien hice su primera película Francisco de Asís, por lo que para mi no es excepcional trabajar con directores jóvenes. Es muy interesante porque por lo general las óperas primas suelen ser muy originales y me encanta encontrar gente e ideas originales. En los 60 los directores jóvenes tenían una idea y querían expresarla de la manera que fuera, ahora es más difícil, más abstracto. Ya no es todo tan salvaje y tan improvisado como en aquellos años. Con esta película me sorprendí mucho al verla porque realmente muestra las emociones que estaban descritas en el guión.

¿Cómo llegó a protagonizar La lapidación de Saint Etienne? ¿Vilà le buscó expresamente para el papel?

Pere lo tenía muy claro, él insistió en que me quería a mí para el papel y a ningún otro. Me dijo que sin mi no habría película. Tiene una forma de trabajar muy distinta a lo que yo he hecho anteriormente. Con Liliana Cavani discutíamos sobre el papel antes de rodar. La película tenía un componente religioso y provocativo y yo le preguntaba a Liliana “¿qué hago? ¿corro desnudo por la iglesia? ¿cojo una cruz?…” y ella me decía lo que quería y yo lo hacía. Con Pere fue totalmente distinto, me dejó total libertad interpretativa y yo rodaba en una habitación mientras él estaba con el combo en otra, de manera que hasta que yo no acababa no veíamos las imágenes y no las discutíamos. Me sentí muy solo en el set de rodaje, pero el resultado ha sido muy positivo.

No es la primera vez que rueda en España, ¿hay algún director español con quien le gustaría volver a trabajar aquí?

Me gusta mucho venir a España, estuve rodando un western en Almería y también rodé en Lanzarote, que me encantó. En los 70 contactaron conmigo varios directores españoles, pero el problema es el idioma. Yo nací en Colombia pero me fui con 6 años y por eso hablo poco español. Me gustaría mucho rodar aquí, pero el idioma me condiciona.

CAH Lou Castel Pugno in tasca

Con una filmografía tan extensa como la suya, ¿podría nombrar una sola película de la que se sienta más orgulloso?

Es una pregunta muy difícil porque una película puede ser una obra maestra, pero a medida que pasa el tiempo vas tomando distancia con ella y ya no te emociona tanto. Hay diferencia además entre lo que haces en el set y la película en sí, a veces te ríes mucho y eres muy espontáneo en un rodaje y luego el film es muy dramático. Fassbinder por ejemplo era muy armónico, y esa sensación la transmitía en los rodajes. Si tengo que decir una, diría Der beginn aller Schrecken ist Liebe, una película alemana de Helke Sander que fue muy caótica y complicada porque rodamos en muchos idiomas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *