Rueda de prensa: Turistas

Escrito por

Twitter icon

_DSC0008

La comedia negra del año se presenta en España.

Turistas (Sightseers) es la tercera película de su director, Ben Wheatley, quien ha venido a presentarnos la película y a charlar sobre ella. Se trata de una comedia negra protagonizada por una pareja de novios aparentemente corriente que viaja por los parajes más desconocidos de Inglaterra en su caravana. Pronto descubrimos que la idílica pareja no lo es tanto y recurren al asesinato para deshacerse de quienes les incomodan de una manera u otra en su camino.

El hecho de que los personajes de Turistas pasen por encima de cualquier barrera moral es un aspecto que Wheatley no comparte en absoluto: “esas pequeñas cosas irritantes que pueden sacarnos de quicio nos afectan a todos, pero en el fondo sabemos que tenemos un contrato moral que nos indica que tenemos que aguantar, porque si matas a alguien por cualquier cosita, por esa regla de tres tu vecino te puede matar a ti por tener la música demasiado alta. Es un compromiso que tenemos que respetar todos para poder convivir. Si no tuviéramos barreras morales, yo personalmente lo aprovecharía haciendo otras cosas como hacer el amor o pasarme el día cantando en lugar de matar. La película explora precisamente esa idea de hasta dónde podríamos llegar si no respetamos ese compromiso.”

Wheatley ve Turistas más que como un viaje en el espacio, como un viaje en el tiempo pero hacia atrás y hacia el interior de los personajes. “Empiezan en un presente donde visitan las reliquias del pasado industrial de Inglaterra. A partir de ahí van pasando a lugares más antiguos para terminar en una especie de terreno baldío en el que son las únicas personas vivas que quedan y ahí se vuelcan y se vuelven hacia sí mismos y se destrozan. Es una especie de metáfora: ellos van viajando a través de Inglaterra mientras viajan hacia su propia destrucción. La idea de que el protagonista lleva su casa a la espalda y con ello sus paranoias, es la idea de que vayas a donde vayas siempre te llevas a ti mismo”.

_DSC0024

El guión de Turistas le fue presentado a Weathley cuando estaba inmerso en su anterior película Kill List: “dije inmediatamente que si. Kill List era una película de terror y muy violenta y quise hacer una comedia más ligera como es Turistas para no seguir por ese camino tan violento”. Al contrario que sus dos anteriores películas, Turistas se desarrolla casi íntegramente en paisajes naturales del Lake District de Inglaterra. Para Wheatley, el rodar en exteriores le ha supuesto un reto con respecto a sus anteriores películas porque “el lenguaje en interiores es básicamente televisivo y es en exteriores donde uno tiene que afrontar el lenguaje cinematográfico propiamente dicho. Laurie Rose, el director de fotografía de Turistas, y yo nos planteamos ese enfoque con un espacio mucho más grande. Todas las localizaciones que aparecen en Turistas eran desconocidas para mi anteriormente, y quise hacer justicia a esos lugares tan maravillosos que iba descubriendo.”

La película ha sido muy bien recibida en Inglaterra, nos cuenta Wheatley, “con Kill List la gente salía aterrorizada del cine, pero con esta se reían y para mi ha sido una experiencia muy gratificante y creo que es porque mucha gente se reconoce a sí misma en ella y consiguen ver partes de Inglaterra que no se suelen ver en el cine. La ruta que siguen los protagonistas es una ruta establecida que siguen muchos turistas. He querido representar esos lugares tal y como son, no quise hacer burla de ellos porque son sitios muy interesantes para visitar, como por ejemplo el Museo del Lápiz en el que además hicimos una proyección especial de la película”.

En cuanto a las referencias de Weathley a la hora de hacer Turistas, “es lógico que recuerde a otras películas como Asesinos natos, Bonnie & Clyde, Kalifornia o incluso Thelma & Louise. Obviamente hay muchas películas en las que una pareja recorre un país cometiendo asesinatos, aunque mi principal referencia ha sido el documental The Beales of Grey Gardens de los hermanos Maysles, que me ha ayudado en el sentido de construir ese ambiente familiar que tanto restringe con esa cámara documental que entra en su entorno y lo descuartiza. No suelo ver otras películas para hacer las mías, el público tiene que disfrutarlas todas.”

_DSC0033

Para terminar, Ben Wheatley nos ha hablado del final de la película, comparándolo con el de otra conocida película americana, de los cuales evidentemente no vamos a hablar para no estropear la sorpresa a quienes no la hayáis visto. Simplemente diremos que los protagonistas de la película, Steve Oram y Alice Lowe, que también han escrito el guión, decidieron junto con Weathley optar por un final en el que se viera “un gesto romántico por parte de él, que no es consciente del cambio de roles que se ha producido en la pareja”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *