Críticas: Scary Movie 5

Escrito por

Twitter icon

Scary Movie 5 - Charlie Sheen y Lindsay Lohan

«El malestar, la risa contenida, la torpeza son hábilmente disimuladas por el montaje que corta oportunamente la respuesta.» (André Bazin)

Calificada de lamentable, corta en todos los sentidos, monótona, desagradable, vil, sin gracia, insulto a la inteligencia, insulsa, vulgar, vacua, estúpida y más triste que un funeral, Scary Movie 5 ha venido acompañada de un completo catálogo de textos desafortunados. Totalmente desafortunados, sí… y plagados de una inexcusable falta de congruencia y retales de mercadillo barato. Puede ser coartada la poca hombría actual de la profesión, pese a que en los pases de prensa prolifere el vello en las mandíbulas de hombres… y mujeres. Sin ofender, que conste; es un simple dato estadístico. La doliente impresión que queda instaurada es simple, sencilla y directa: nadie ha entendido la película. Realmente el dilatado y retrasado proyecto —concebido finalmente sobre una práctica (y total) improvisación, la ausencia de Anna Faris y el relevo de David Zucker por Malcolm Lee a la dirección— tiene un único propósito: hacer que el público no se ría. La película que protagoniza Ashley Tisdale es, en realidad, un drama metaficcional y dreyeriano, tan cruel como bucólico.

La franquicia, que ha descuartizado y desautorizado al cine de terror del Siglo XXI, ha decido absorber toda la cultura popular y la situación desesperante del mundo civilizado para miccionar toda la tragedia en chorros de calamidad, exasperante dolor y fatídico drama existencial. No somos capaces de reírnos de un objeto que desciende de otro que tenía discordantemente apostura y sandunga frente a sus propósitos. Snoop Dogg y Mac Miller, en un extenso diálogo introductorio en el que se nota que anochece debido al gran número de tomas necesarias, muestran el inmovilismo del cine de género actual; aquel que hábilmente unificó y ‘rubikeó’ The Cabin in the Woods como paradigma de la deferencia imposible. Las bases de Scary Movie 5 manifiestan la depauperación del terror vigente y regente: La franquicia Paranormal Activity (2007, 2010, 2011, 2012, 2013…) —la hegemonía del plano fijo y el lucrativo low cost—, Mamá (2013) —la distorsión de la forma que deja de ser reconocible como distensión condenada a repetirse sobre sí misma (y nosotros mismos) , incapaz de corregir los errores pasados—, Posesión Infernal (2013) —la pérdida del transpiración burlesca y alma oriunda devorada por un diablo mainstream adicto al sirope de fresa—, Insidious (2011) —artefacto de diseño del post-terror ectoplásmico— y El origen del planeta de los simios —película muy mona con muy poca mona—. Lee se atreve a refutar los rasgos visuales de Darren Aronofsky en Cisne negro (2010), las trampas —calificadas de pornográficas por antinolanistas— de Origen (2010) o imaginarse la futura adaptación de Cincuenta sombras de Grey (¿?).

Scary Movie 5 - Ashley Tisdale

El desmembramiento de una sociedad purgante dentro de la ficción distópica actual en el que se zarandea el mainstream más insistente, son los focos dramáticos de una cinta que puede incitar al suicidio contemplativo por sus babilónicas dosis de impalpable drama atemporal. Pese a que David Zucker y Malcolm Lee buscan desesperadamente que el público no se ría y no pare de sollozar —recurriendo constantemente a la escenificación de El show de Benny Hill y Norman McLaren, con repetición abusiva de sketches que previamente había verificado que no iban a funcionar y continuados homenajes a Jason Friedberg y Aaron Seltzer— aparecen breves instantes de soltura hilarante. Un terrible error para un filme que podría estar a la altura de En el cuarto de Vanda o Masacre: ven y mira. No obstante, la aparición de Lindsay Lohan y Charlie Sheen como simples caricaturas de sí mismos sin gracia ni talento, la refutación de indicar que Molly Shannon ya es ‘mayor’ y que Heather Locklear todavía podría alumbrar en un escenario a sus 51 39 años son risibles fisonomías de anacronismos metaficcionales (y friccionables).

El fracaso en el boxoffice norteamericano, la suma progresiva de textos desafortunados, la falta de maquinillas de afeitar en los cuartos de baño de los medios acreditados y su estreno junto a A Haunted House —reverso amórfico y amoral de la spoof movie— han inducido a que el genuino potencial de esta obra libérrima quede bajo la epidermis de las butacas donde ha sido exhibida. Esperemos que sea reivindicada pronto y sea mostrada al mundo junto a Dies irae o Vampyr, la bruja vampiro en las filmotecas de todo el mundo.

Scary Movie 5

A todos los autores de textos desafortunados, personas que no han entendido el significado de la obra expuesta y seres fácilmente confundibles con ‘homeless’, les dedico desde mi más profundo HAMOR este bello poema de Rimbaud que resume la esencia implícita de Scary Movie 5:

Le mal

Tandis que les crachats rouges de la mitraille

Sifflent tout le jour par l’infini du ciel bleu;

Qu’écarlates ou verts, près du Roi qui les raille,

Croulent les bataillons en masse dans le feu;

=========================

Tandis qu’une folie épouvantable broie

Et fait de cent milliers d’hommes un tas fumant;

—Pauvres morts ! dans l’été, dans l’herbe, dans ta joie,

Nature ! ô toi qui fis ces hommes saintement!…

=========================

—Il est un Dieu, qui rit aux nappes damassées

Des autels, à l’encens, aux grands calices d’or;

Qui dans le bercement des hosannah s’endort,

=========================

Et se réveille, quand des mères, ramassées

Dans l’angoisse, et pleurant sous leur vieux bonnet noir,

Lui donnent un gros sou lié dans leur mouchoir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *