Atlántida Film Fest: Stealing Summers

Escrito por

Twitter icon

CAH Stealing summers

Stealing Summers es nuestra película del día en el Atlántida Film Fest.

Durante un verano de vacaciones en Buenos Aires, dos amigos norteamericanos conocen a Alexandra, una compatriota residente allí. En medio de una lucha por ver quien consigue su amor, Alexandra les propone robar a su novio rico y huir los tres con el dinero para llevar una vida independiente.

La figura de la femme fatale, manipuladora hasta el extremo de utilizar su sexualidad para implicar a hombres ávidos de su amor en algún tipo de delito en su propio beneficio, ha sido siempre motivo de inspiración en las novelas y en el cine negro. Desde las que aparentan ingenuidad e inocencia para engañar a aquellos de quienes quieren sacar provecho, a las victimistas abusando de la compasión que provocan, pasando por aquellas que simplemente disfrutan sabiéndose poderosas por pura diversión.

CAH Stealing summers 2

Y este el caso de Alexandra, una niña rica que cuando papá deja de pasarle dinero, se busca un novio rico para que la mantenga mientras ella se divierte con cualquiera. Para Alexandra la vida es un juego de seducción con el que poder manejar a su antojo a quienes se dejan atrapar por ella, como los protagonistas masculinos de la película quienes, con la misma visión hedonista de la vida que Alexandra, aceptan participar en ese juego sin pensar en las consecuencias que pueda acarrear su delito.

Tras una corta carrera dirigiendo cortometrajes, como el interesante y premiado Ida y vuelta, el salmantino David Martín Porras dirige su primer largo con muy buenas intenciones pero con un aire a “corto alargado” que no termina de convencer. A un argumento bastante frecuente y trillado en el cine, se le suman unos personajes con los que es difícil empatizar en parte por la superficialidad con la que se presentan, y en parte por el handicap que supone contar con actores no profesionales para los papeles principales. Tanto Sophie Auster en el papel de Alexandra como James Jagger en el de Sam, al margen de sus respectivos orígenes siendo “hijos de” (Sophie del escritor Paul Auster y James de Mick Jagger), han participado en pocos rodajes y vienen los dos del mundo musical, lo cual se nota bastante en sus interpretaciones, que resultan demasiado espontáneas en algunos momentos y muy forzadas en otros.

CAH stealing summers 3

El problema además de una trama tan simple como es la de Stealing Summers, es decidir cómo rellenar los huecos entre la exposición de la misma y su resolución, ya sea explicando las motivaciones de los personajes, su vida anterior o sucesos secundarios, pero en este caso, ese hueco es solventado con imágenes de Buenos Aires como si de un paseo turístico se tratara, incidiendo en la descripción de su sociedad a través del fútbol y de la rivalidad ancestral entre los seguidores del Boca Juniors y del River Plate. Paradójicamente, estos incisos en la historia principal que parecen rodados para un programa de docu-realidad, son más interesantes que el relato del triángulo amoroso de los personajes, lo cual nos induce a pensar que quizá un menor metraje hubiera sido más apropiado para contar lo que sucede entre Alexandra y sus dos aspirantes a delincuentes, para no dejar esa sensación de dispersión que tiene la película. En cualquier caso, hay que decir que estamos ante un primer guión del debutante Matt Lester para un primer trabajo en la dirección de largometrajes, por lo que confiamos en poder ver una buena evolución en los futuros trabajos tanto de Martín Porras como de Lester.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *