Rueda de prensa: A puerta fría

Escrito por

Twitter icon

Presentación A puerta fría

El miércoles 13 de marzo se presentó en la Sala Berlanga de Madrid A puerta fría, la última película de Xavi Puebla. Su director, el productor Antonio Pérez y los principales actores –a excepción de Nick Nolte– hablaron con la prensa sobre un trabajo muy estimable, pero que desgraciadamente tendrá un lanzamiento muy reducido. Los pocos medios con los que se cuenta, unidos a la escasa renovación del circuito de salas español, suponen un lastre para una película rodada íntegramente en digital, cuyo equipo confía en que tenga una buena carrera pese a ello y gracias a la cálida acogida del público allá donde se ha proyectado.

A puerta fría, propuesta más que recomendable, llegará a las salas de la mano de la pequeña distribuidora Oliete Films este viernes 15.

 

Pregunta.- ¿Cuál es el origen de A puerta fría?

Xavi Puebla.- La figura del vendedor en declive, tratar el sector de la venta como metáfora de la dimensión mercantilista de la sociedad. El trabajo es algo que nos atañe a todos, es reflejo de una sociedad en la que las condiciones en las que trabaja el individuo lo esclavizan pero a la vez perder el empleo supone una tragedia para él.

Pregunta.- La película plantea un tono desesperanzador, aunque deja una pequeña luz de esperanza. ¿Pueden las personas cambiar esta situación del trabajo?

Xavi Puebla.- Lo que plantea es que esas relaciones entre personas prevalecen en un mundo en el que se tiene fecha de caducidad, con ese factor crepuscular de vivir en un mundo donde todo es muy efímero, muy desleal con aquellos que fueron imprescindibles. Habla de cómo se ejecuta ese proceso y olvidamos que la experiencia es fundamental para aprender.

Pregunta.- ¿Cómo se consiguió que Nick Nolte participara?

Xavi Puebla.- Es mérito de Antonio Pérez (productor). En el mismo proceso de escritura era difícil pensar quién podía interpretar el papel, pero Nick era buena opción. Le admiro desde pequeño, he ido a ver películas solo por él. Cuando ya fue una realidad, su personaje se modificó en función del actor, con una nueva dimensión que lo enriquece. Dijo que estaba encantado y atemorizado, se sentía como un principiante al hacer cine lejos de su casa.

Antonio Pérez.- Hay una leyenda que dice que los productores odiamos a los actores. Yo admiro a Nick, el mismo año de rodar A puerta fría estuvo nominado a los Oscar, y nos dio toda una lección.

Antonio Dechent.- Nick es mucho más profesional que cualquier chico que ha hecho una serie de TV y ya se cree él solo los cuatro Rolling Stones (risas). Le expliqué la broma que tenemos en España con “abogado” (su personaje en El cabo del miedo) y la entendió. Al final hicimos caretas con su cara y estuvo a favor de todo continuamente. Qué más da su estatus si se comportó estupendamente. No noté mucha diferencia con José Luis García-Pérez.

María Valverde.- Si las grandes estrellas se ven lejanas es por lo que crea su equipo alrededor de ellos. Con Nick tuve una relación estupenda, porque era de las pocas que hablaba inglés en el rodaje, y tiene los pies en la tierra. Me recordó a Géraldine Chaplin por su cercanía, era uno más.

Pregunta.- La película aborda la colisión entre los más jóvenes y la anterior generación.

María Valverde.- Mi personaje sabe lo que tiene en sus manos, la decisión que toma. No es tanto cuestión de que sea joven o mayor.

Xavi Puebla.- La película plantea que los jóvenes se ajustan más al mercado, mientras los mayores se han cimentado más en el trato personal y no se han reciclado. Por eso aquí venden electrónica de consumo, productos que hoy salen y mañana ya no sirven, además de ser un sector que conozco por mi experiencia personal. No es un canto contra el progreso ni el relevo generacional, lo que reivindico es que se ignore a esas personas que pueden seguir aportando, pero quedan relegadas. Retrato personajes que, en el momento en que no trabajan, están muriendo.

Antonio Dechent.- Es una película oscura, pero que destila humanidad por todos lados. En mi profesión espero no sentirme obsoleto. Siempre digo que mi trabajo es lo que me hace vivir, como al personaje. Pero los tiempos pasan, y a él le han puesto fecha de caducidad.

Pregunta.- También se aborda la crisis actual.

Xavi Puebla.- Ahora mismo no hay una sociedad cohesionada, porque estamos todos superados por saber si trabajaremos mañana o no. La crisis saca los peores comportamientos de los seres humanos.

José Luis García-Pérez.- La crisis económica viene de una crisis moral, que es la que refleja la película. Es el mimbre del que se teje la situación de ahora. La contradicción entre lo que vivimos y ese brillo de humanidad es lo que vemos en la actualidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *