Atlántida Film Fest: Los increíbles

Escrito por

Twitter icon

CAH Los increibles

Ala Rota, La Mujer Radiactiva y La Dama de Hierro aterrizan en el Atlántida Film Fest.

Una serie de pasajes silenciosos y aparentemente insignificantes irrumpen en pantalla, desvelando progresivamente tres dramas humanos que hasta cierto punto del metraje sólo se pueden intuir. La ópera prima de David Valero comienza mostrando escenas de la vida cotidiana de los protagonistas, en un sobrio arranque donde el sonido ambiente y unas localizaciones desoladoras nos ponen tras la pista de sus historias.

Las tres destacan por su cercanía y rebosante humanidad, huyendo del sentimentalismo fácil y abrazando por momentos un costumbrismo que se siente casi como propio, consiguiendo que lo que narra llegue a doler en nuestras carnes sin perder de vista cierta luz de esperanza. Un hombre de mediana edad que se enfrenta a la soledad tras haber sufrido años atrás un accidente que le provocó una minusvalía y el abandono de su mujer; una madre de familia con dos niños pequeños que se enfrenta a una grave enfermedad y una anciana que lleva toda su vida pareciendo esquivar la muerte son Los increíbles del título: Ala rota, La mujer radiactiva y La dama de hierro. Es un gran acierto no subrayar en exceso ese paralelismo más allá del título, mostrándolo solamente en un notable epílogo animado al final y dejándolo caer en su estructura, consiguiendo que los personajes sean suficientemente elocuentes en su lucha cotidiana contra las adversidades. Uno de los puntos fuertes de Los increíbles es el hecho de no alzar en exceso la voz, de preferir casi siempre la sugerencia antes que el subrayado. Algo a lo que se podría tender dado que lo que se cuenta esconde enormes cargas sociales, aquí prácticamente eludidas en favor de mostrar la lucha íntima de los protagonistas.

CAH Los increibles 2

Los increíbles resulta mucho más efectiva cuando carece de artificios, como esa música que asoma durante la segunda parte en uno de los momentos culminantes, totalmente accesoria y hasta chirriante teniendo en cuenta lo que habíamos visto hasta entonces. Tras una primera mitad muy contenida, la segunda tiende ligeramente más al exceso, aunque mantiene el ritmo y cuenta con una resolución bastante acertada, que casi pone los pelos de punta al confrontar los baches a los que se enfrentan los personajes con la vitalidad encomiable que aportan para sobrellevarlos. También sorprende la cohesión que se alcanza a la hora de mezclar tonos: la historia de la madre enferma Joana nos coloca un nudo en la garganta y recuerda a películas como la reciente Stopped On Track (Andreas Dresen, 2012); la supervivencia casi increíble de la anciana María rodeada de sus seres queridos pone un contrapunto vitalista frente al sufrimiento que ha soportado a lo largo de su vida; y el drama de Juan, que intenta rehacer su existencia pese a enfrentarse al rechazo de todas las mujeres que encuentra debido a su minusvalía, vendría a colocarse en un punto intermedio. Sus confesiones directas a cámara, como parte de una terapia psicológica, explicitan el discurso de Los increíbles, superhéroes con los que convivimos a diario y cuyas historias no merecen ser silenciadas. Un interesante y prometedor debut para el alicantino David Valero.

CAH Los increibles 3

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *