Cara o cruz: Mapa

Escrito por

Twitter icon

Dos visiones contrapuestas sobre el documental-diario del debutante en el largo León Siminiani, candidato al Goya.

3_still_mapa_peque300 (Copy)

Cara por Sergio de Benito:

El debut en el largometraje de Elías Siminiani con Mapa supone un trabajo más que interesante. Parte de la incógnita de saber hasta qué punto el cine es capaz de captar la deriva personal y la propia experiencia, de conocer si puede reflejar una crisis existencial y el espectador empatizar con el creador cuando lo que está contando corre el riesgo evidente de perderse en divagaciones inútiles, de mirarse excesivamente el ombligo y descuidar al que está al otro lado de la pantalla. Personalmente, creo que cumple el reto con creces: sus 85 minutos, a pesar de cierta inconstancia, suscitan un interés creciente hasta culminar en la indagación del desamor por parte del protagonista absoluto, momentos en los que alcanza su mayor lucidez. Tampoco se puede obviar que, si no se desarrolla esta empatía con el director, corre el riesgo de resultar cargante hasta la extenuación. Pero lo que hay tras esas imágenes acaba resultando una de las obras más interesantes y personales del cine español de los últimos años, que emana de la propia vivencia para llegar a un espectador que se descubre sorprendido ante la crónica de varios años en la vida de alguien que en un principio no le produce mayor interés. Seguramente Mapa esté condenada a una exhibición muy reducida, pero es merecedora de la atención de todos los que han recibido el impacto de ese teaser promocional que tanta relevancia tuvo hace pocos meses: con ella Siminiani se destapa como un nombre a tener en cuenta. Su capacidad de partir del autoanálisis para llegar a algo más universal no está al alcance de cualquiera, y por ello debe juzgarse finalmente como una prueba superada, independientemente de que la conexión con ella pueda ser mayor o menor. Quizá la clave sea que Mapa podría asemejarse a la película que a alguien tan alejado en la práctica del lenguaje cinematográfico como el que firma estas líneas le habría gustado tener la oportunidad de hacer. Y vale la pena embarcarse en el viaje para comprobarlo.

1feb3-2_STILL_MAPA_ (Copy)

Cruz por Snuff:

Mapa es un videodiario en el que convergen cámara, director, montador y protagonista. Así, tenemos un montón de footage real no planificado, a 4:3 y con calidad de vídeo. El protagonista acaba de cortar con su novia y nos cuenta que se va a la India, donde, al igual que la película, vagabundea sin destino fijo. Es un tema complejo el de “me apetece rodar, pero no me apetece hacer una película”. Tenemos los medios, pero no la obra, y probamos a ver si ésta viene a nosotros dioses del cine mediante. Si Mekas encontró breves destellos de belleza a medida que caminaba, ¿por qué no los iba a encontrar nuestro protagonista? Quizá si dejara de lamentarse, de hacer tanta odiosa referencia pop, tanto nocilla film y dejara también de explicarnos cómo pretende hilvanar la historia, podríamos encontrar nosotros mismos esta trama que no existe. Aquí viene mi referencia: ésta es la trampa que ha hecho a Lynch maestro. En sus mejores momentos, la película trasciende hasta convertirse en el patético retrato del joven del siglo XXI que tiene los medios, pero no a las musas. En sus peores, busca a estas musas en las mujeres, en el desamor, en “ahora me apetece estar enamorado, como lo estuvieron mis héroes, así podré vivir el desamor, así vendrá el dolor del que surgieron mis obras favoritas”. El protagonista, pese a autoanalizarse hasta la extenuación, no parece ser capaz de pasar de esa primera capa, de ese ensimismamiento en unos problemas autoadquiridos, como en la que nunca debió pasar de ser un directo a YouTube La historia completa de mis fracasos sexuales, en la que el protagonista caía (con más exhibicionismo todavía) en la misma trampa: un autoanálisis ya resuelto, que sólo sirve para revolotear, divertido y autocompasivo, sobre uno mismo. No me creo nada. Busque su destino en otra parte; el amor no le va a salvar.

Mapa (Copy)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *