Críticas: Coriolanus

Escrito por

Twitter icon

CAH Coriolanus

Tras un retraso de casi dos años, por fin llega a nuestras pantallas el debut en la dirección del actor Ralph Fiennes, Coriolanus. Se estrenará este viernes 25 de enero simultáneamente en cines, DVD y en seis plataformas de Internet (Yomvi, Wuaki TV, Ono, Imagenio, Nubeox y Filmin).

Fiennes ha escogido para su ópera prima una obra de William Shakespeare, Coriolano, una tragedia basada en la vida del histórico dirigente romano Cayo Marcio Coriolano.

La versión que nos ocupa tiene lugar en una Roma actual ficticia, gobernada por un general despótico que tiene sometido a su pueblo en un estado represivo y de hambruna. Paralelamente, Roma se ve atacada por los militares volscos con el gran enemigo de Cayo Marcio, Aufidius a la cabeza. En la batalla de Corioli, Cayo Marcio vence a Aufidius y vuelve a Roma como gran triunfador, aspirando al título de cónsul, pero sus políticas represoras contra el pueblo, consiguen que el Senado le condene al exilio, lo que provoca que el general busque ayuda en su antiguo enemigo Aufidius para atacar a su propio país en venganza.

Aunque, de entrada, la idea de trasladar a nuestros días una historia tan universal como son las conspiraciones políticas y las revoluciones populares pueda ser bien recibida, Coriolanus no consigue mantener el interés en las casi dos horas que dura la película. La narración se pierde con la decisión de Fiennes de respetar el lenguaje shakesperiano de la obra de manera teatral, junto con la acción bélica más propia de películas actuales sobre la guerra de Irak. Así como en otras adaptaciones de obras de Shakespeare, con el lenguaje original pero en marcos temporales más actuales han resultado bastante interesantes y bien recibidos, como Romeo + Julieta de William Shakespeare (Baz Luhrmann, 1996), en Coriolanus esa mezcla resulta en ocasiones algo paródica, llegando a rozar el ridículo en algunas escenas.

CAH Coriolanus 2

La dirección de Ralph Fiennes es bastante irregular, más bien parece haber dirigido una obra teatral insertando episodios bélicos, muy bien rodados, todo hay que decirlo. Abusa de primerísimos planos, sobre todo de él mismo, y de largos discursos que resultan tediosos y llegan a irritar. Si bien es cierto que todo el peso de la obra recae en el personaje que interpreta Fiennes, Coriolanus, el exceso de protagonismo en detrimento del resto del reparto nos hace pensar en un Ralph Fiennes demasiado egocéntrico para dirigirse a sí mismo.

En cuanto a las interpretaciones, evidentemente sobresale por encima de todos Ralph Fiennes, ya que aparece en el 95% del metraje. Sin dejar de considerarle como uno de los mejores actores británicos actuales, su actuación tiene momentos memorables, pero también otros demasiado excesivos. Me recordó en algunas escenas a las interpretaciones más histriónicas de Gary Oldman. Gerard Butler está correcto en su papel de Aufidius, sin más, aunque de todos los personajes es sin duda el más creíble. El reparto femenino está encabezado por la gran Vanessa Redgrave, interpretando a Volumnia, la madre de Coriolanus, un personaje fundamental en la obra que hasta la parte final no nos ofrece una interpretación verdaderamente digna, y por Jessica Chastain que pasa absolutamente desapercibida.

Destacan los secundarios Brian Cox, como el asesor de Coriolanus, Menenius, y Paul Jesson y James Nesbitt como los senadores Brutus y Sicinius, capaces de enfrentar al pueblo y al Senado entero contra Coriolanus.

CAH Coriolanus 3

En definitiva, Coriolanus se deja ver pero es una película fácilmente olvidable. Es un comienzo interesante en la carrera como director de Ralph Fiennes, quien debería alejarse de la dirección teatral a favor de un lenguaje más cinematográfico para poder abrirse un hueco también en esta nueva faceta.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *