Sitges, día 1

Escrito por

Twitter icon

Sitges comienza y ehmmm… bueno, seguro que mañana mejora.

Tal vez sea culpa de la falta de sueño, esto de levantarse a las 5 de la mañana no es la mejor recomendación para meterse una sesión maratoniana en Sitges o quizás las puñeteras expectativas, esas cabronas a las cuales la realidad nunca puede alcanzar, el caso es que la primera jornada del festival de cine fantástico ha resultado, eso, poco fantástica. Una cosa sí les voy a decir, lo del Sebastiano no tiene un pase ni habiendo dormido el más feliz de los sueños, pero no nos adelantemos y empecemos por el principio, vámonos a Corea.

Memories of Gangster

Somos fans del thriller coreano, lo reconocemos, como el aprendiz que supera al maestro la cinematografía de este país ha atrapado la esencia del cine norteamericano y lo ha llevado a los extremos de la estética, depurándolo, convirtiéndolo en algo nuevo y excitante, mejorándolo incluso pero en cualquier caso dotándolo de una personalidad propia. Lo malo es que precisamente esta creación, al establecer sus propias reglas, también da origen a subproductos que repiten los esquemas de lo que una vez fue original, éste es el caso de Nameless Gangster nuestro bautismo con este Sitges 2012 y que intenta seguir los pasos de uno de los mayorés éxitos de la escuela coreana, Memories of Murder. Lamentablemente en su intento de homenaje (?) deviene en fotocopia de baja calidad, un espectro deambulante que sólo mantiene rasgos indefinidos de lo que podría ser y no es. Vemos esa equiparación entre los métodos policiales y los utilizados por los mafiosos,  un sentido del humor licuado en violencia o el protagonismo otorgado a un antihéroe que provoca lástima más que empatía. La teoría es buena pero los resultados no lo son, creo que lo hemos dejado claro.

El pescado, su madre y el resto de su familia

Luego teníamos una sesión doble con la nueva película de Takashi Miike (o lo es si no ha terminado un par de películas en la última semana) y de acompañante un cortometraje perpetrado por Marcel·lí Antúnez Roca, antiguo miembro de La fura dels Baus, llamado El peix Sebastiano e inmediatamente conocido como “el del pescado”, una pieza de videoarte o algo así hecha con una torpeza tan evidente que el propio director del invento cree necesario salir en mitad de su obra justificando sus desmanes con teorías del tipo “el arte no debe ser entendido porque sale del instinto”, como si fuéramos escolares a los cuales se les debe leer la cartilla. Tal vez fuera mejor que Antúnez se esforzara en intentar dominar las técnicas narrativas del séptimo arte y se dejara de cantinelas resabidillas de artista maldito. Sobre el cortometraje poco se puede decir, no funciona como obra narrativa, puesto que no intenta serlo, ni como pieza de arte por su falta de inspiración, la perplejidad es el sentimiento predominante. Sería de necios negar la capacidad de La fura para conseguir impactar al público con sus montajes, algo bien diferente es traducir esto al cine, otra vez será… o casi mejor que no, visto lo visto.

x50

¡Qué bien empieza la nueva película de Miike! Una mirada fieramente irónica que mezcla las series de instituto tipo Rebelde Way, el musical hortera a lo Glee, e incluso homenajes a Amo a Laura (pero esperaré hasta el matrimonio), todo aliñado por el manierismo visual y la falta de complejos del director nipón. Y ahí se detiene todo, Miike se repite una y otra vez con el mismo chiste y claro, la primera vez uno se parte, la segunda esboza una sonrisa amable, la decimoquinta ya se empieza a desear que se termine todo de una santa vez. Suponemos que el altísimo ritmo productivo del director de Audition, algo así como la antítesis del pelmazo de Wong Kar-Wai, consigue que no imprima su sello personal a todo lo que elabora y que con aquello que no se siente especialmente comprometido lo resuelva como una mera labor de aliño y saliéndose por la tangente. Éste es el caso de For Love’s Sake, una película que no deja de ser una buena idea (y solamente una) estirada como un chicle extralargo, quizás en otro autor la misma película haría que le siguiéramos con interés, en alguien tan establecido como Miike esperamos algo más, mucho más en realidad.

One Response to Sitges, día 1

  1. Sarajeski dice:

    Genial, justo ahora que acabo de comprar las entradas para la coreana y la de Kitano… 🙁

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *