Venecia, día 2

Escrito por

Twitter icon

Michael Shannon protagoniza The Iceman, la peli del día en la Mostra.

Parece que lo ha vuelto a hacer, ese tipo que ya nos desasosegó en Revolutionary Road o en Take Shelter se mete en la piel de un sociópata en The Iceman y, aunque su interpretación se quedará sin premio al ir la película fuera de concurso, parece ser de lo mejor que se ha podido ver por tierras (?) venecianas hasta el momento. Junto a él y ya a concurso la francesa Superstar de Xavier Giannoli, veamos lo que opina la prensa:

 

– Shannon clava su papel, como era de esperar: un tipo duro como el adamantio, implacable, un sociópata de manual que acaba dedicándose al oficio de liquidador casi por casualidad. Un actor que es una fuerza de la naturaleza tiene la mitad del trabajo hecho, y Shannon, radioactivo como es acaba contagiando a sus compañeros de reparto, Chris Evans, James Franco, David Schwimmer o un inmenso Ray Liotta, rememorando su época más canalla. El problema, que es gordo, es la desidia del realizador, Ariel Vromen, que empieza manipulando al espectador con cierto descaro y luego reduce la historia a un común denominador simple que parece más una sucesión de asesinatos grotescos que una película al uso.

– Superstar, del director galo Xavier Giannoli, una película de acidez contrastada sobre el triste papel de la televisión en la cuesta abajo sin fin que afrontan los medios de comunicación.

Toni García – El País

– El perfil amenazador de Shannon convertido no en su personaje, sino transformado en la sombra que nadie hubiera querido ver nunca, se desprende de la pantalla hasta tatuarse en la retina. Suena lírico y, en realidad, es más una experiencia física. Oprime el pecho, hace sudar las manos. Bien es cierto que la película, donde aparecen entre otros monstruos sagrados Ray Liotta y Winona Ryder, carece del pulso necesario para convertir una actuación en algo más: en un mito, en una revelación. No es, para entendernos, Taxi driver; tampoco Goodfellas, quizá sí Donnie Brasco. La puesta en escena, tan impersonal como rutinaria, abandona por el camino los muchos argumentos trascendentales a los que invita la historia.

–  El francés Xavier Giannoli ofreció Superstar, una fábula moral sobre la fama, la impostura, el ruido y la furia de nuestros días. Un hombre se convierte de la noche a la mañana en famoso. Nadie, ni él mismo, sabe por qué. No importa. Es la ausencia de razones lo que precisamente importa.

Luis Martínez – El Mundo

 

Bonus track: Trailer de The Iceman.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *