Festival de cine de Sarajevo: Calentando motores

Escrito por

Twitter icon

Con ganas de que empiece ya el festival.

El festival de cine de Sarajevo, el más importante de la región que se celebra del 6 al 14 de julio, cumple su 18ª edición. Eso quiere decir un pequeño pero importante detalle para entender el festival, y es que su primera edición aconteció el 5 de octubre de 1995. En aquel momento, Sarajevo continuaba bajo el asedio de la artillería y el terror de los francotiradores, con una comunidad internacional (supuestamente) horrorizada mientras veíamos las noticias por la tele a la hora de cenar.

En torno al cerco de la ciudad se organizó una resistencia cultural, donde la urbe metropolitana intentaba mantener su vida diaria dentro de lo posible. Bajo esta premisa y después de tres años y medio de asedio con 15.000 muertos, con una población sin luz o agua y con dificultades para encontrar comida (y sobre todo muerta de aburrimiento, me dicen también). Parece ser que es lo que más recuerda la gente de mi edad (el aburrimiento). Es entonces, con la ciudad totalmente destruida, cuando nace el festival de cine de la ciudad.

En esa primera edición, cerca de 20.000 personas asistieron a la proyección de las 37 películas venidas de 17 países diferentes. Después de 18 años, el festival se ha convertido en el acontecimiento más importante del sudeste europeo con miles de visitantes venidos de todas partes y donde la industria de los países de los Balcanes muestra todo lo que tiene por ofrecer en busca del galardón más importante del festival, el corazón de Sarajevo. Tiene un componente muy reivindicativo sobre los derechos humanos, que siendo algo maravilloso, hace que de vez en cuando se cuele en el palmares alguna propuesta de buen corazón con mejores intenciones que otra cosa.

Paseando por la calle uno puede ver los esfuerzos de los operarios para tener todo a punto para el día 6, día de la inauguración con la prometedora Djeca – Children of Sarajevo de la “reputada” directora (y digo yo: ¿Se puede ser reputada con sólo dos largometrajes?) Aida Begic. Su ópera prima, Snijeg (Nieve) es una de esas obras que tanto entusiasman a parte del personal de esta web. Hablando mal y rápido, el famoso cine del tedio. También un relato sobre fantasmas, el pasado y la dolorosa cotidianidad de la posguerra, con una historia contada con mucho cariño y cuidado hacia las protagonistas de ese pueblo donde todos los hombres han sido asesinados. Una mirada que se acerca al conflicto de estas mujeres con honestidad, evitando los momentos dramones y sobre todo, acercándose a ellas poco a poco, con cuidado, intentando no resultar excesivamente dolorosa. La directora ya dejó buen sabor de boca con este trabajo en Cannes hace 5 años y ahora ha sido recompensada con la mención especial del jurado en la sección “Un certain Regard”. Con un poco de suerte, puede llegar a las carteleras de las grandes ciudades de la península en unos meses.

Como estaba diciendo, los preparativos por toda la ciudad son visibles, y es que la capital bosnia se entrega con entusiasmo a su festival. No dejan de pasar por la tele anuncios correspondientes al evento y toda la urbe está llena de carteles rojos con la silueta de corazón blanco, emblema del festival. Un festival que comenzó cuando algunos se empeñaban en destruir la ciudad al precio que fuera y que hoy es una cita cultural obligatoria si estás de paso por la región, sobre todo la sección al aire libre, donde disfrutar de la buena temperatura del atardecer con una proyección.

¿Banderita española? Victoria Abril es la actriz principal de una peli macedonia… perdón, Ex República Yugoslava de Macedonia, que no se molesten los griegos.

Mientras tanto, yo me dedico a recorrer la ciudad. Mañana he de recoger el pase de prensa y organizarme para ver el mayor número de películas posibles (he calculado unas tres diarias). De todas formas la espera se ameniza con la gente del albergue, con unos encargados que están muy contentos porque hacía años que nadie se quedaba más de una o dos noches a dormir y con los conciertos gratuitos que cerca de aquí se hace todas las noches.

Ya os iré contando. Una última cosa antes de dejar de escribir por hoy. Poco antes de irme de Barcelona recibí un paquete de correos. Cual fue mi sorpresa al abrirlo y descubrir que tengo unos padres frikis hasta decir basta:

Gracias Javi. Luego me llaman friki a mí.

¡Incluso hay un adorable y mágico error! Ya que firmo los artículos con Sarajeski, terminado en i, no en o. Pero eso no hace más que mejorar el presente. Muchas gracias.

Nada más. Os dejo por ahora.

P.D  ¿hace mucho calor por allí?

2 Responses to Festival de cine de Sarajevo: Calentando motores

  1. Minino dice:

    Qué bueno lo de la camiseta. Que usted lo pase bien y vea mucho cine.

  2. sarajeski dice:

    ¡Gracias El minio! Igual lo de cambiar los nombres de la gente me viene de familia 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *