Críticas: Vagina dentada

Escrito por

Twitter icon

Ahora que ya se puede pasar página con esto de los murciélagos con botas, toca hablar de chichis dentados. Porque sí.

Cada cierto tiempo hay que anotar en la libreta negra una película, siguiendo la estela de aquellos que hicieron malas películas para entrenerse, yo intento entretenerme deleitándome entre tanta maldad. Es verano y hace calor, así que nos encontramos ante el tormento de elegir entre mantenernos firmes ante el ventilador y que nuestros ojos den vueltas a su misma velocidad (nunca llegando al estilo de Marujita Díaz) o retomar alguna ilusión perdida que se traduce en peli regulera que antaño quisimos ver por algún motivo olvidado. Esto quiere decir que me decidí a ver al fin Vagina Dentata (2007), un turbio asunto de virginidades aferradas escrita, dirigida y producida por Mitchell Lichtenstein. ¡Oh! ¿verdad que os suena este apellido? Resulta que es hijo del artista pop art Roy Lichtenstein, aquel que pasó el comic por el puntillismo y los colores vivos.

Nimiedades si nos centramos en el asunto, una película en tierra de nadie. Todo se traza en una base que maquillan del halagado cine independiente americano, pero ¿de dónde se lo sacan? Porque salgan jóvenes con camisetas holgadas y personajes de personalidades extremistas al filo de la parodia no es motivo suficiente. Bueno, está claro que el terror es su amigo por aquello de tratar de una jovencita que defiende su virginidad con ideales de pureza gracias a su anillo de castidad, y va por ahí difundiendo sus ideas mientras su vagina se encarga del resto, pero la parte del terror/gore llega tarde y descafeinada tras una extensa introducción con las confesiones remilgadas de la rubia protagonista que vive en una familia desestructurada con un hermano que va de perturbado y anómalo social cuando parece que le falta una colleja para dejarse de tonterías. Bueno, las collejas se deberían compartir con todo el reparto.

Hablábamos de calor y dar vueltas a la cabeza a lo “exorcista”, algo que da tiempo mientras arranca (ups, esto suena a spoiler) la acción, la verdadera esencia, eso que promete el título y esperas con resignada paciencia, dientes, dientes y más dientes, que no se ven, pero de vez en cuando hay algún que otro mordisquito. Es así, hombre con malas ideas, hombre castigado, mientras la rubia Dawn (Jess Weixler) define sus ideas de desfloración, los muchachos de su alrededor la desean por ser un objeto totalmente prohibido, ofreciendo una nueva perspectiva en el cine adolescente americano, ya que sólo los morenos tienen posibilidad de mojar. De los sueños húmedos se pasa a la acción en una película llena de pichas flojas, expresión apropiadísima por la (leve) cantidad de penes que quedan fláccidos al ser injustamente separados de sus cuerpos. Que los dueños serán gilipollas, eso no se discute, pero de ahí a tener que pasar por quirófano y quedar traumatizados de por vida, como que no. Es cuando se desvela el pastel que muchos ya conocerán, el mito de la vagina dentata, que se va tal cual ha llegado, quedando como una frase repetitiva en el cerebro de la muchachita.

No queda desacertado el crear estas dolorosas combinaciones entre mito y realidad, dar forma al agujero prohibido que un valiente debe conquistar, convirtiéndose en una cinta apropiada para una clase de educación sexual no laica, porque aunque el fondo sea el humor negro, reírse a un tiempo de la pulcritud mental y los calentamientos adolescentes, no queda bien, no encaja con estilo, sufre de indiferencia y queda como un panfleto de los corazones laureados, donde las buenas personas anhelan esa media naranja que hará especial la intimidad del lecho conyugal, porque esperarán hasta entonces. Y si lo haces antes y sin consentimiento (aunque a ojos de dios sigas siendo puro, que alguien me explique esto que no lo entiendo) tu pene pierde y se cae al suelo.

Clarito queda, es una buena forma de asustar hormonas y convertirse al celibato perpetuo. Pero la película se perderá en la espiral del olvido, el cajón de la desidia y en el fondo de la lista negra porque no llega a desesperar, ni gustar de tan mala, ni nada que haga que tras estas palabras recuerde algo de ella. Que pena, con un título tan prometedor.

5 Responses to Críticas: Vagina dentada

  1. Álvaro dice:

    Uf, que sopor. Yo también me puse a verla porque el título prometía. Pero se queda en el título.

  2. sarajeski dice:

    Tengo la sensación de que en los últimos años he visto tropecientos cortos y películas con la misma premisa. ¿estoy loco o por el contrario acierto por una vez?

    • mmnemea dice:

      Pues no tengo ni idea, pero es un tema recurrente que proviene de la mitología de varias culturas esto de la «vagina dentata», y puestos a ser gráficos o imaginativos, lo mismo da, es un tema muy llamativo. Sé que en libros lo han utilizado muchas veces. Pero sí, aunque tengas razón estás loco.

  3. apolo0445 dice:

    Que aburrida critica, solo leo puras palabras que estan demas y no dices nada directo. Puro floro. Me aburri. Buscare una critica mas exacta y que no me haga perder el tiempo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *