Críticas: Amanecidos + 101

Escrito por

Twitter icon

Programa doble de la mano de Luis Miñarro.

El productor Luis Miñarro, premiado en la última Mostra de Venecia por su trayectoria dentro del cine de autor, regresa a las carteleras con un programa doble: 101, corto documental dirigido por el propio Miñarro a propósito del cineasta Manoel de Oliveira, y Amanecidos, ópera prima de los cineastas Yonay Boix y Pol Aregall, de la que Miñarro ejerce como productor.

El mejor perfume siempre viene en tarro pequeño. Esta podría ser la definición del corto documental 101, en el que Miñarro se acerca a la figura de Manoel de Oliveira aprovechando una entrevista que el propio Miñarro pudo mantener con el longevo director durante la postproducción de la película El extraño caso de Angélica. Emocionante cuanto menos, Manoel de Oliveira reflexiona sobre la vida, el cine, el oficio del director y la imagen. Y todo eso, en 20 minutos que valen su peso en oro.

A continuación se exhibe la película Amanecidos, primer largometraje de Yonay Boix y Pol Aregall en el que se retrata a un grupo de veinteañeros a través de una sucesión de anécdotas (lo que yo llamo anécdotas en esta película otros lo tildarán de microrrelatos, mosaicos, anatomías del instante, según el escritorio en el que se sienten) y que ellos definen (y defienden) como una película ligera sin mayor pretensión que la de contar cosas que conocen, cosas que les han pasado, sin sentirse obligados a ser trascendentes, <<es una tontería, pero es honesta>>, han afirmado. Tal y como se indica al inicio de la película: <<cosas que les pasan a unos amigos al azar>>. ¡Ay, ese azar que tan locos trae últimamente a los cineastas de estos lares!. Desde mi punto de vista, confundir el azar con la ficción creyendo así alcanzar mayor verdad es un error. En Amanecidos hay una preocupación por el fondo y la forma con mayor o peor acierto. Existe la voluntad de “contar” y la voluntad de mostrar” un estilo. Si bien es cierto que en Amanecidos hay algunos aciertos que demuestran el ingenio y la pulsión cinematográfica de los directores, también lo es que su excesivo metraje pesa en exceso logrando una sucesión de momentos que finalmente dejan al descubierto cierto amateurismo técnico, una dudosa dirección de actores. No obstante, es una película escrita, dirigida, fotografiada y montada por ambos directores.

Tachar a la película de generacional sería, a mi juicio, peligroso. La película carece de una voluntad crítica, sea para bien o para mal, de las vicisitudes de este grupo de veinteañeros. Y no tanto por lo que se cuenta, si no por el cómo se cuenta, por la puesta en escena. Y de ahí a lo intrascendente, a lo puramente mostrativo. Si bien hay momentos de cierta gravedad en lo que les pasa a los personajes, también hay otros que sólo sirven como campo de exploración para la búsqueda en las formas narrativas y visuales. Y es loable esa búsqueda, esa inquietud, ya que como dice De Oliveira en el corto documental, <<la vida es la inspiración del cine>>.

Sin embargo, y sabiendo que las comparaciones suelen ser odiosas, la proyección del cortometraje 101 previo a la película hace flaco favor a la segunda. Cuando la experiencia habla, los demás deberíamos agachar la cabeza y desfilar.

Si hay algo que hace que el cine merezca la pena es lo que trasciende de él. La reflexión que se desprende del conjunto audiovisual independientemente de que hablemos de Hawks o Tarkovski, de Spielberg o Kurosawa, de Marker o Antonioni. Recientemente, el director ruso Aleksandr Sokurov afirmaba en una entrevista que un director debería ser un conocedor en materia de humanidades. Y estoy de acuerdo, solo así seremos capaces de adquirir el conocimiento que pueda llevarnos a la reflexión sobre nuestra propia naturaleza y, de ahí, elegir el camino expresivo para llevar a cabo tal empresa. Tal vez sea en el siguiente largometraje que actualmente anda en preproducción mediante el sistema crowdfunding, Las aventuras de Lili ojos de gato, donde podamos ver con mayor claridad la madera de ambos directores.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *