Documenta Madrid 12: Día V

Escrito por

Twitter icon

Tres nuevas películas comentadas de este Documenta Madrid 2012, superado ya su ecuador.

Concursante en largometraje nacional, llegaba Sinaia, más allá del oceáno, dirigida por Joan López Lloret. El film trata de recrear el viaje que realizaron 1.800 exiliados españoles en 1939 rumbo a México, a bordo del barco Sinaia. Una vez más estamos ante un documental cuyos puntos de interés están en la memoria y el viaje, dos temas muy tratados a lo largo del festival, al igual que la presencia de personajes de muy avanzada edad. En este caso el director hace una arriesgada apuesta al contar ese viaje que realizaron solamente mediante voces en off acompañadas de imágenes actuales de un barco de contenedores que traza esa misma ruta; no introduce ni imágenes de archivo ni de los personajes en la actualidad viendo como cuentan el relato. Y, aunque aplaudimos el riesgo tomado, también hemos de decir que no funciona. Ninguno de los narradores sabe explicar de manera atractiva las distintas anécdotas vividas, ninguno es un buen contador de historias. Tampoco están ayudados por el montaje, que no da nunca con la tecla para darles fluidez e interés, y que también se ve muy perjudicado por un sonido muy mal trabajado. La historia de los exiliados avanza de forma lenta estableciendo así un contraste rítmico con lo visual, en el que hay muchos planos acelerados y la sucesión de estos se produce de forma bastante rápida, pero su significado es muy pobre y acaba por ser muy repetitivo. Además de tomar decisiones un tanto inexplicables en el aspecto visual, en un principio graba a parte de la tripulación del viaje actual siempre desenfocados de tal manera que no podemos discernir sus rostros, lo cual es una idea muy interesante; sin embargo, luego parece retractarse y monta planos de esas personas de los que no sabemos nada, descolocando al espectador y sin decantarse por una opción en concreto. Estamos por tanto ante una pieza en la que pueden detectarse buenas intenciones, pero que no consigue materializarlas de forma satisfactoria.

El film documental Lecciones para una guerra de Juan Manuel Sepúlveda tiene un potente inicio, una exhumación fallida. Esto crea grandes expectativas que luego no se cumplen. Un pueblo indígena guatemalteco, sus guerras pasadas y su problemática actual no bastan para crear una obra cinematográfica que atrape. La estructura, donde una secuencia no impulsa a la siguiente, hace que por momentos la narración resulte algo monótona. Así y todo hay que reconocer que ciertos momentos tienen un gran valor documental, sobre todo, en lo que al aspecto antropológico del mismo se refiere. Por ejemplo, la celebración de una boda pactada entre familias indígenas donde un invitado lleva una camiseta de Kaká, un plano que resume de un modo muy gráfico lo que se intenta contar durante toda la película. Resumiendo, creo que la manera de enfocarlo y las decisiones tomadas tanto en guión como en montaje merman el mensaje que se quiere transmitir.

También recuperamos del archivo L´Hypothese du Mokele-Mbembe, que es un documental sobre una búsqueda que sirve como pretexto para conocer ciertas creencias de los habitantes del sudeste de Camerún. Marie Voignier filma a un explorador experimentado que rastrea con ahínco el río donde supuestamente vive un desconocido animal llamado, como el propio título indica, Mokele-Mbembe. El aventurero lleva consigo una carpeta de dibujos, creados a partir de los testimonios de quienes dicen haber visto a la bestia que lo retratan como una especie de dinosaurio. A medida que el relato avanza la sensación de que este animal es inexistente es mayor. Leyenda o no, el filme ahonda en los mitos que se crean en las sociedades, así como en las obsesiones personales y el poder de éstas que impulsan al individuo a tomar caminos poco comunes.

Artículo de Arratetxe & Dean Moriarty

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *