Los cincuenta según los miembros ad hoc

Escrito por

Twitter icon

CAH / Vértigo

Como si nada, nos hemos plantado ya en la década de los cincuenta en nuestro viaje en el tiempo a la inversa. Como siempre, están invitados a que dejen su propia lista en los comentarios al término del artículo.

LOS CINCUENTA SEGÚN SARAJESKI:

1. Candilejas (Charles Chaplin, 1952)

2. Sed de mal (Orson Welles, 1958)

3. Muerte de un ciclista (Juan Antonio Bardem, 1955)

4. La jungla de asfalto (John Huston, 1950)

5. El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950)

6. Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1957)

7. El puente (Bernhard Wicki, 1959)

8. La gata sobre el tejado de zinc (Richard Brooks, 1958)

9. Rififi (Jules Dassin, 1955)

10. Solo ante el peligro (Fred Zinneman, 1952)

Los 50 son años negros. En cualquier sentido. El cine negro americano llegó a su etapa más adulta y madura. La década se inició con La jungla de Asfalto y acabó con Sed de mal. Es curioso que sus respectivos directores acabaran por irse a rodar al extranjero ante el colapso creativo que fue la caza de brujas, a la que ambos, en una dignísima excepción, se opusieron. Chaplin mandó una carta afirmando ser pacifista, y eso fue lo último que hizo en suelo americano. Toda una generación de guionistas que comenzaban a ponerse detrás de las cámaras, con Billy Wilder como ejemplo a seguir, se vio interrumpida. El comité de actividades antiamericanas tampoco miraba demasiado bien el cine negro, tan oscuro y pesimista. Mientras, en Europa, la misma noche que moría André Bazin, el inventor de la teoría de los autores, comenzaba el rodaje de una película que lo cambiaría todo: Los 400 Golpes. El cine moderno daba sus primeros pasos en el viejo continente mientras los yanquis hacían el trayecto inverso que hasta hace una década recorrían los cineastas espoleados por la caza de brujas. De Jolivú a París y Londres, camino de la oscuridad y el pesimismo. Gracias, McCarthy, por Rififi y otras joyitas.

CAH / Candilejas

LOS CINCUENTA SEGÚN MNEMEA:

1. Hiroshima, mon amour (Alain Resnais, 1959)

2. Planeta prohibido (Fred M. Wilcox, 1956)

3. El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950)

4. 12 hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957)

5. Un condenado a muerte se ha escapado (Robert Bresson, 1956)

6. Muerte de un ciclista (Juan Antonio Bardem, 1955)

7. Con la muerte en los talones (Alfred Hitchcock, 1959)

8. El pisito (Marco Ferreri, Isidoro M. Ferry, 1959)

9. Candilejas (Charles Chaplin, 1952)

10. Buenos días, tristeza (Otto Preminger, 1958)

Ahora que nos encontramos a medio camino ya nos dimos cuenta todos de que cada una de las décadas que aquí plasmamos es única e imprescindible en la historia del cine. Puede que intentemos quedar bien o simplemente sea una verdad incontestable, pero los 50’s no se quedan atrás. Yo me siento una novata, una niña que no encontró tiempo para profundizar lo suficiente en la época y es fácil que cualquiera se sienta así ante tantas obras de renombre que surgieron en la época. No pasa nada, tenemos tiempo, siempre conseguimos sacarlo de alguna parte. Hitchcock aprovechó ese tiempo también para dejar varias películas clavadas en la retina de cualquiera. Por Francia comenzaban los primeros apuntes para despuntar más adelante con la nueva ola. En la ciencia ficción dejaron películas de culto a decenas, serie B lo llamaban, pero Robbie the Robot es irrepetible. En España se jugaba como se podía con la censura y se daban puntapiés a la sociedad con cierta sorna y mucha elegancia, neorrealismo español. Decorados de cartón piedra, largas escaleras de solemnidad, inocencia y soberbia en grandes cantidades, guiones supurantes y pequeños retazos de libertad creativa. Época donde se mezclaban divas y galanes, payasos y monstruos, sobreactuación y naturalidad, pero todo da resultado a toneladas de metraje recio y sorprendente. Los cincuenta, más o menos allá en la mitad de la vida.

CAH / Hiroshima, mon amour

LOS CINCUENTA SEGÚN RIZZO:

1. Sed de mal (Orson Welles, 1958)

2. Los siete samuráis (Akira Kurosawa, 1954)

3. Fresas salvajes (Ingmar Bergman, 1957)

4. El intendente Sansho (Kenji Mizoguchi, 1954)

5. Ensayo de un crimen (Luis Buñuel, 1955)

6. La noche del cazador (Charles Laughton, 1955)

7. El hombre tranquilo (John Ford, 1952)

8. Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959)

9. Anatomía de un asesinato (Otto Preminger, 1959)

10. Johnny Guitar (Nicholas Ray, 1954)

¿Qué decir de los 50? Pues simplemente citar películas que me he dejado sin poner en la lista como Ikiru, La Strada, Cuentos de Tokio, La ventana indiscreta, Te querré siempre, Con la muerte en los talones, Centauros del desierto, Othello, La invasión de los ladrones de cuerpos o Río Bravo entre otras. Comedias, westerns y aventuras de las de toda la vida, directores europeos que se van consagrando, la ciencia ficción vuelve a resurgir tras Fritz Lang en su etapa muda… y en Asia, concretamente en Japón, los directores las lían bien pardas. Por España tenemos a Berlanga y Bardem, también a Manuel Mur Oti, comenzando a realizar el mejor cine que se ha hecho por aquí. Y Buñuel por México realizando un par de obras imprescindibles. Y el puto Minelli… no he puesto ninguna película suya en la lista pero tiene varias películas impresionantes en esta década -y las que me faltan por ver-. Pero el trío Cautivos del mal, El loco del pelo rojo y Como un torrente, al que se puede sumar Brigadoon y formar un cuarteto, es impresionante.

CAH / Sed de mal

LOS CINCUENTA SEGÚN MARTÍN CUESTA:

1. Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958)

2. El hombre tranquilo (John Ford, 1952)

3. Pather Panchali (Satyajit Ray, 1955)

4. Sed de mal (Orson Welles, 1958)

5. El séptimo sello (Ingmar Bergman, 1957)

6. Cuando pasan las cigüeñas (Mikhail Kalatazov, 1957)

7. Los siete samuráis (Akira Kurosawa, 1954)

8. Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1957)

9. ¡Bienvenido, Míster Marshall! (Luis García Berlanga, 1953)

10. Eva al desnudo (Joseph L. Mankiewicz, 1950)

Buscando nexos de unión entre las películas que componen la lista me di cuenta que muchas están relacionadas con la memoria, con el recuerdo, con cómo los sitios donde fuimos felices o desdichados mutan en función de los sentimientos que vivimos en ellos. ¿O es que acaso el Innisfree de El hombre tranquilo es otra cosa que una geografía de la infancia, de volver al lugar al que pertenecemos? Y el Moscú de Cuando pasan las cigüeñas ¿no parece un sencillo, un abandonado escenario que sirve de fondo a Veronica y Boris para vivir su amor? Los amantes sólo tienen ojos para ellos mismos. En la película que abre esta lista esa especie de poder manipulador de la memoria, ese querer transformar los lugares y las personas y, sobre todo, la energía fantasmagórica del amor llega al punto culminante de la historia. ¿Nunca se han dado cuenta de que amamos porque transformamos a la persona amada en objeto de una fantasía, en lo que nosotros queremos que sea? Sí, luego toca despertar.

CAH / El hombre tranquilo

LOS CINCUENTA SEGÚN DEAN MORIARTY:

1. La ley del silencio (Elia Kazan, 1954)

2. Pickpocket (Robert Bresson, 1959)

3. El séptimo sello (Ingmar Bergman, 1957)

4. Centauros del desierto (John Ford, 1956)

5. Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958)

6. Trono de sangre (Akira Kurosawa, 1957)

7. Los 400 golpes (François Truffaut, 1959)

8. Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1957)

9. Johnny Guitar (Nicholas Ray, 1954)

10. Te querré siempre (Roberto Rossellini, 1954)

En los 50 hay una evolución del cine desarrollado en la década anterior. En el western, por ejemplo, empiezan a surgir los primeros films con un tono menos de mito y más cerca de lo que acabaría por llamarse western crepuscular. Surgía por entonces la figura del neoyorquino Stanley Kubrick, que, tras una serie de cortos y películas independientes (entre las que destaca Atraco Perfecto), realiza su primera gran obra y que le encumbrará a lo más alto: Senderos de Gloria. Aunque la película más representativa de lo que estaba pasando en Hollywood en aquel entonces es La ley del silencio: con la Caza de Brujas de por medio, Elia Kazan delataría a varios compañeros para salvar su propio pellejo y entregar poco después esta inmensa obra maestra con Marlon Brando en el mejor momento de su carrera. Pero era en Europa (quitando a Casavettes y su Sombras) donde se estaba gestando el germen del cine más moderno y vanguardista: un Robert Bresson que traía una mirada absolutamente única, un Ingmar Bergman que profundizaba más que nadie en sus personajes, un Roberto Rosellini que buscaba más allá de los límites del movimiento neorrealista… Todo ello acabaría desembocando en la Nouvelle Vague, en los Truffaut, Jean-Luc Godard o Eric Rohmer, o lo que es lo mismo: en la ruptura de los convencionalismos cinematográficos hasta entonces imperantes.

CAH / La ley del silencio

LOS CINCUENTA SEGÚN FAVIO ROSSINI:

1. Rio bravo (Howard Hawks, 1959)

2. Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959)

3. Los siete samurais (Akira Kurosawa, 1954)

4. Los cuatrocientos golpes (François Truffaut, 1959)

5. Cantando Bajo la lluvia (Stanley Donen, Gene Kelly, 1952)

6. El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950)

7. Vivir (Akira Kurosawa, 1952)

8. Vacaciones en Roma (William Wyler, 1953)

9. Solo ante el peligro (Fred Zinnemman, 1952)

10. Cuentos de Tokio (Yasujiro Ozu, 1953)

Los cincuenta fueron una época de renovación para una industria del cine que veía cómo la televisión le comía terreno a pasos agigantados, razón por la que se afianzaron los grandes formatos Cinemascope y el Technicolor que proporcionaban al séptimo arte una calidad a la que jamás podría aspirar la pequeña pantalla, notable en megaproducciones de la talla de Ben-hur (William Wyler, 1959) o El Puente sobre el rio Kwai (David Lean, 1957). Por otra parte la vieja guardia nos brindó algunos de los mejores westerns de la historia, dejando claro que el género estandarte americano tenía mucha vida por delante (Rio Bravo, Solo ante el peligro), al igual que las grandes comedias de la mano del maestro Wilder. Fuera de las fronteras estadounidenses el tridente japonés Kurosawa-Ozu-Mizoguchi ponía a Asia por primera vez en el mapa de la industria del celuloide, influyendo en muchos de los realizadores que se harían famosos en los 60, como Scorsese, Coppola o George Lucas. En Europa, Bergman empezaba a ser el tema favorito de las comidillas intelectuales gracias a Fresas salvajes (1957) y El séptimo sello (1957) y aquellos críticos de la Cahiers francesa empezaban a hacer oír su nueva ola con películas como Los cuatrocientos golpes (1959).

CAH / Río Bravo

LOS CINCUENTA SEGÚN ANDRÉS ARANDA:

1. Eva al Desnudo (Joseph L. Mankiewicz, 1950)

2. Cantando Bajo la Lluvia (Donen & Kelly, 1952)

3. El Hombre Tranquilo (John Ford, 1952)

4. Vértigo (Alfred Hitchcok, 1958)

5. Un Condenado a Muerte Se Ha Escapado (Robert Bresson, 1956)

6. Madame De… (Max Öphuls, 1953)

7. Umberto D (Vittorio de Sica, 1952)

8. El Crepúsculo de los Dioses (Billy Wilder, 1950)

9. En un Lugar Solitario (Nicholas Ray, 1950)

10. Río Grande (John Ford, 1950)

Elegir sólo diez películas que representen la década de los cincuenta es algo injusto, frustrante y tremendamente complicado. Se mire por donde se mire, estamos ante la edad dorada del cine. Autores geniales, obras imperecederas, el desarrollo de géneros irrepetibles. Todo fue perfecto, y no sólo en Hollywood. El tsunami creativo se extendió por toda Europa, Japón, la Unión Soviética…dejándonos hoy un legado casi inabarcable y que difícilmente soporta comparación con otra época o arte. Además, la simbiosis con el espectador alcanzó su cenit. Nunca el cine tuvo tanto que ver en la vida de la gente, en su cotidianidad, alcanzándose una comunión tan mágica como difícilmente explicable y que asombra cuando se comprueba que, por ejemplo, cuarenta y cinco millones de estadounidenses no fallaban a su cita semanal con el proyector. Mirando hoy esos años, sus obras no hacen sino reforzar su posición como referentes y eternas fuentes de inspiración, películas que se vuelven más modernas con el paso de los años y que hoy conforman un tesoro artístico inigualable.

CAH / Eva al desnudo

LOS CINCUENTA SEGÚN TARKO:

1. Candilejas (Charles Chaplin, 1952)

2. Vivir (Akira Kurosawa, 1952)

3. El séptimo sello (Ingmar Bergman, 1957)

4. Cuentos de Tokio (Yasujiro Ozu, 1953)

5. Cuentos de la luna pálida de agosto (Kenji Mizoguchi, 1953)

6. Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1957)

7. La condición humana II: El camino a la eternidad (Masaki Kobayashi, 1959)

8. Nazarín (Luis Buñuel, 1959)

9. Pickpocket (Robert Bresson, 1959)

10. Apur Sansar (Satjayit Ray, 1959)

¿La última parada del llamado cine clásico antes del experimentalismo de décadas venideras? Quizás no. En esta década empiezan a germinar nuevos tipos de cine (Bergman, Bresson, Resnais, Ichikawa, Cocteau, etc.) y algunas películas son pioneras en técnicas que se explotarán con posterioridad, como ese slow motion de Los siete samuráis. Una década que resulta especialmente significativa por la cantidad de obras maestras que nos dio el país del sol naciente: con, entre otros, directores como Akira Kurosawa, el gran maestro Ozu, Masaki Kobayashi, que tanto influiría en La Chaqueta Metálica de Kubrick con su trilogía de La Condición Humana; otro de los maestros japoneses como Mizoguchi; pasando por Naruse o ese todavía desconcocido Ichikawa que muestra una visión nada heroica y muy crítica del hombre japonés en películas como la magistral Nobi, Conflagración o La Llave; o Inagaki con su trilogía Samurai o El hombre del carrito, magistralmente interpretadas por Mifune. Sin duda, la edad dorada del cine japonés. Pero no quiero dejar de comentar algo sobre mi película favorita de la década: Candilejas. Cuando hablamos de alguien tan grande como Chaplin con tantas obras maestras en su carrera, siempre se suelen nombrar las mismas películas y casi nunca se hace referencia a Candilejas, la película que debió ser la última de su carrera, que pasa el testigo a la generación siguiente, en la que se ríe de si mismo y muestra su alma al gran público, su testamento cinematográfico.

CAH / Ikiru

LOS CINCUENTA SEGÚN PABLO PELUCH:

1. Eva al desnudo (Joseph L. Mankiewicz, 1950)

2. Los siete samuráis (Akira Kurosawa, 1954)

3. 12 hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957)

4. El salario del miedo (Henri Georges Clouzot, 1953)

5. Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1957)

6. El crepúsculo de los dioses (Billy Wilder, 1950)

7. Fresas salvajes (Ingmar Bergman, 1957)

8. Un tranvía llamado deseo (Elia Kazan, 1951)

9. Solo ante el peligro (Fed Zinnemann, 1952)

10. El séptimo sello (Ingmar Bergman, 1957)

La de los 50 es la década donde brilla hasta dejar ciego el Hollywood más académico: grandes obras que, siendo correctas y ortodoxas a nivel cinematográfico, son también un cine vehículo de ideas nada desdeñables: Eva al desnudo, 12 hombres sin piedad (que supo contar una gran historia en una pequeña habitación), El crepúsculo de los dioses (la que, personalmente, me parece un film superior del intocable Wilder por bordear la comedia en lugar de zambullirse en ella), Un tranvía llamado deseo (la gloriosa entrada de un casi desconocido Brando a escena) y la confirmación de Kubrick como director a seguir que supone Senderos de gloria. También fue el momento de uno de los westerns más inmortales, una amarga defensa del individualismo: hablo, por supuesto, de Solo ante el peligro. Fuera de EEUU, Kurosawa nos brindaba una historia tan japonesa como universal que es sinónimo de gran cine. Las películas de acción actuales no sufrirían daño alguno por mirar hacia una de las películas más tensas que se puedan imaginar: El salario del miedo. Bergman dirigió en esta década dos de sus películas más populares; en ambas acepta la muerte, bailando o redimiéndose… o las dos cosas. No soy muy amigo de incluir al mismo director dos veces en la misma década, pero esta vez he caído con el sueco.

CAH / Los siete samuráis

LOS CINCUENTA SEGÚN MALDITO BASTARDO:

1. Los siete samuráis (Akira Kurosawa, 1954)

2. Cuentos de la luna pálida de agosto (Kenji Mizoguchi, 1953)

3. El séptimo sello (Ingmar Bergman, 1957)

4. Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958)

5. La trilogía de Apu (Satyajit Ray, 1955-1957-1959)

6. Rashomon (Akira Kurosawa, 1950)

7. Centauros del desierto (John Ford, 1956)

8. Cuentos de Tokio (Yasujiro Ozu, 1953)

9. El intendente Sansho (Kenji Mizoguchi, 1954)

10. India (Roberto Rossellini, 1959)

El arte de filmar historias desde patrones clásicos llegó a su cima y cumbre artística con la mayoría de los mejores trabajos de lo más grandes directores del séptimo arte. Los maestros japonenses Kurosawa, Mizoguchi y Ozu filmaron sus más sobresalientes y recordadas obras maestras. La Strada de Fellini, Con faldas y a lo loco y El crepúsculo de los dioses de Wilder, Ordet de Dreyer, El hombre tranquilo de Ford, Pickpocket de Bresson, Sed de mal de Welles o Fresas salvajes de Bergman son pinceladas tan distintas entre sí como imperecederas. El neorrealismo todavía da brochazos de genialidad como Milagro en Milán o Stromboli, tierra de Dios y Los cuatrocientos golpes e Hiroshima, mon amour marcaron el cambio y renovación del cine europeo… Llegaba la nouvelle vague… mientras que Russ Meyer inventaba el nudie y Norman McLaren abría una brecha en el cine experimental que nunca se cerraría. Los cincuentas fueron brillantes: desde el cine negro de La jungla de asfalto hasta dramas bélicos como La gran guerra… Los documentales de Jean Rouch, Noche y niebla o reformulaciones del cine verdad como La sal de la Tierra, el Buñuel mejicano de Los olvidados, Él o Nazarín se mezclaban con el cine clásico norteamericano, que seguía brillando con Eva al desnudo o Cautivos del mal y una recomendación bastarda:The Tingler de William Castle.

CAH / Cuentos de la luna pálida de agosto

LOS CINCUENTA SEGÚN NEATHARA:

1. La noche del cazador (Charles Laughton, 1955)

2. Centauros del desierto (John Ford, 1956)

3. Peter Pan (Geronimi & Luske & Jackson, 1953)

4. Extraños en un tren (Alfred Hitchcock, 1951)

5. Con faldas y a los loco (Billy Wilder, 1959)

6. El cebo (Ladislao Vajda, 1958)

7. Doce hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957)

8. Testigo de cargo (Billy Wilder, 1957)

9. Los peces rojos (José Antonio Nieves Conde, 1955)

10. Imitación a la vida (Douglas Sirk, 1959)

Los cincuenta es la década con la que a la mayoría de los cinéfilos de a pie se les hacen chiribitas los ojos. Es el puente que une a gafapastas y palomiteros en el territorio común del gran cine clásico, ese que ya ha ganado el pulso con el tiempo y está fuera de categorías y categorizaciones. Con todos los grandes (John Ford, Billy Wilder, Hitchcock, Lumet) en plena forma, el dilema es cuál de las muchas obras excepcionales de la época merece el primer puesto en esta lista. Las dudas crecen al revisar mitos como Con faldas y a lo loco, Testigo de cargo o Doce hombres sin piedad. Pero más allá de las películas intachables, me quedo, ex-aequo, con dos bellezas imperfectas: en primer lugar, la única obra (maestra) de Charles Laughton como director, ese retorcido billete de regreso a los terrores de la infancia llamado La noche del cazador; y en segundo, Centauros del desierto, poema crepuscular de cielos incendiados y hombres que llegan solos y se marcha aún más solos. Dos joyas imperecederas que merecen ser las más recordadas de una época para el recuerdo.

CAH / La noche del cazador

LOS CINCUENTA SEGÚN GRANDINE:

1. Shadows (John Cassavetes, 1959)

2. Calle Mayor (Juan Antonio Bardem, 1956)

3. La jungla de asfalto (John Huston, 1950)

4. Cuando pasan las cigüeñas (Mikhail Kalatozov, 1957)

5. 12 hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957)

6. Hiroshima, mon amour (Alain Resnais, 1959)

7. ¡Bienvenido, Míster Marshall! (Luis García Berlanga, 1953)

8. Pickpocket (Robert Bresson, 1959)

9. Él (Luís Buñuel, 1952)

10. Ivan el terrible, parte II (Sergei M. Eisenstein, 1958)

Los 50 podrían ser definidos fácilmente como época de vanguardias. Desde la inauguración a inicios de la década de la Nouvelle vague, hasta el pistoletazo de salida del cine independiente norteamericano con Shadows, el Neorrealismo llegaba a su fin y otros movimientos más minoritarios como el Cinema Novo también empezaban a dar sus primeros pasos. También tuvo el cine español su momento de auge con cineastas como Berlanga, Bardem o Nieves Conde, que culminaría en los 60 con algunas de las obras cumbre del primero de ellos. Por otro lado, el cine clásico americano dejaba fe de una de sus mejores épocas reflejada en nombres como Huston, Wilder, Ford o Lang y géneros como el western, el cine negro o la comedia que no es de extrañar que prácticamente murieran una o dos décadas después (en el mejor de los casos) al perder a algunos de sus máximos valedores e, incluso en algún caso, precursores.

CAH / Shadows

LOS CINCUENTA SEGÚN CRISTIAN PERELLÓ:

1. Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958)

2. Con faldas y a lo loco (Billy Wilder, 1959)

3. Europa 1951 (Roberto Rossellini, 1952)

4. Cuentos de Tokio (Yasujiro Ozu, 1953)

5. El intendente Sansho (Kenki Mizoguchi, 1954)

6. Él (Luis Buñuel, 1952)

7. Fresas salvajes (Ingmar Bergman, 1957)

8. Imitación a la vida (Douglas Sirk, 1959)

9. Los siete samuráis (Akira Kurosawa, 1954)

10. Eva al desnudo (Joseph L. Mankiewicz, 1950)

Los cincuenta están firmemente enlazados a los cuarenta. Tras una década brillante de depuración de estilos llega otra eminentemente continuista, sin olvidar la importancia de ciertas tendencias que preludian el paso al despegue del cine moderno en los sesenta. Estados Unidos siempre ha sido el estandarte del cine (demasiado, de hecho), pero es en los cuarenta y los cincuenta donde su hegemonía se alza con mayor contundencia. No obstante, hay multitud de ejemplos de gran cine fuera de sus fronteras, destacando entre todos los países un Japón en el que, de forma directa en unos casos e indirecta en otros, está muy presente su devastación por parte, precisamente, de los Estados Unidos, quienes, no lo olvidemos, no sólo atacaron Hiroshima y Nagasaki, sino que también bombardearon y aplastaron muchas otras ciudades, incluida Tokio. En plena reconstrucción del país, algunos genios contribuyeron a ella con obras maestras del cine más humanista y universal. Los años cincuenta. Todas las listas que han podido examinar en este artículo hablan por sí solas.

CAH / Con faldas y a lo loco

19 Responses to Los cincuenta según los miembros ad hoc

  1. drakan88 dice:

    1- Senderos de gloria
    2- Los siete samurais
    3- Con la muerte en los talones
    4- Con faldas y a lo loco
    5- 12 hombres sin piedad
    6- Fresas salvajes
    7- Las diabolicas
    8- El crepúsculo de los dioses
    9- Testigo de cargo
    10- En un lugar solitario

  2. McTeague dice:

    Tarko, un tal Jean Epstein desde su tumba te enseña el dedo corazón amablemente por eso de decir que “Los siete samuráis” es pionera en el uso de la cámara lenta.

    Qué difícil es ser original en los putos 50, no? Las obras ya canonizadas lo están tan merecidamente que a todos nos parece que son nuestra película favorita personal e intransferible aunque sea la misma que la de todos los demás (llámese Vértigo, Centauros, Siete samuráis, cuentos de Tokio…). En fin. Aquí va mi lista, que es, supongo, una mezcla más de todas las que habéis puesto los demás, con la posible excepción del segundo Ozu que incluyo o mi preferencia por un Mizoguchi que casi nadie más prefiere:

    1-Cuentos de Tokio
    2-Centauros del desierto
    3-Madame de…
    4-Vértigo
    5-Cantando bajo la lluvia
    6-Johnny Guitar
    7-Los olvidados
    8-Fresas salvajes
    9-Las hermanas Munekata
    10-Los amantes crucificados

    Mira que odio yo la distinción entre "mejor" y "favorito" (lo primero no existe), pero la imposibilidad de sentir las mejores pelis de los 50 tan mías como las de otras décadas me hace decir eso tan tonto y falso de "sé que los 50 son la mejor década, pero mis favoritas son otras".

    • Tarko dice:

      Ya se que Jean Epstein utilizaba esa técnica, me refiero más bien a la utilización de esa técina en ese momento de Los Siete Samurias, lo cual ha sido muy utilizado con posterioridad. Vamos, escenas de muerte de un personaje que cae al suelo.

  3. FullPush dice:

    Como no sabría hacer una lista dada la cantidad de peliculones, cito alguna que otra que no ha sido muy publicitada 😉

    -De repente el último verano
    -La balada del soldado
    -Anatomía de un asesinato
    -Ascensor para el cadalso
    -La invasión de los ladrones de cuerpos
    -Muerte de un ciclista
    -Ensayo de un crimen
    -Él
    -El gran carnaval
    -Noche en la ciudad

    Hostia, pues me he quedado en 10 XDD

  4. Tarko dice:

    Grande Saras, poniendo Candilejas en el primer puesto. Tu si que sabes 😉

  5. Qué complicado… Ahí va la mia

    1 – El Crepúsculo de los Dioses
    2 – El Hombre Tranquilo
    3 – Eva Al Desnudo
    4 – Cantando bajo la lluvia
    5 – Los Cuatrocientos Golpes
    6 – Testigo de Cargo
    7 – Candilejas
    8 – Vértigo
    9 – ¡Bienvenido Mister Marshall!
    10 – Sólo ante el peligro

  6. somelikeitkobe dice:

    1. Aguaespejo Granadino (José Val Del Omar, 1955)
    2. El Salario del Miedo (Henry Georges Clouzot, 1953)
    3. Un verano con Mónica (Ingmar Bergman, 1953)
    4. El Crepúsculo de los Dioses (Billy Wilder, 1950)
    5. Cautivos del Mal (Vicente Minnelli, 1952)
    6. Apu Sansar (Satyajit Ray, 1959)
    7. Ordet (Carl Theodor Dreyer, 1955)
    8. Un Condenado a Muerte se ha Escapado (Robert Bresson, 1956)
    9. La condición humana I: No hay amor más grande (Masaki Kobayashi, 1959)
    10. La Strada (Federico Fellini, 1954)

  7. Ghibliano dice:

    1. Senderos de gloria (Stanley Kubrick, 1957)
    2. 12 hombres sin piedad (Sidney Lumet, 1957)
    3. Testigo de cargo (Billy Wilder, 1957)
    4. Chantaje en Broadway (Alexander Mackendrick, 1957)
    5. Él (Luis Buñuel, 1952)
    6. Vértigo (Alfred Hitchcock, 1958)
    7. Un condenado a muerte se ha escapado (Robert Bresson, 1956)
    8. La ventana indiscreta (Alfred Hitchcock, 1954)
    9. ¡Bienvenido, Mister Marshall! (Luis García Berlanga, 1953)
    10. Eva al desnudo (Joseph L. Mankiewicz, 1950)

    El 57 es impresionante. A los cuatro primeros de la lista aún hay que aladir "El séptimo sello", "Cuando pasan las cigüeñas" y "El increíble hombre menguante". Menudo año.

  8. Laura M dice:

    Sólo 10?? Ahí van, aunque si hago la lista otro día seguro que no es la misma…
    1. Candilejas
    2. 12 hombres sin piedad
    3. El crepúsculo de los dioses
    4. Los 7 samurais
    5. La ventana indiscreta
    6. Con faldas y a lo loco
    7. Eva al desnudo
    8. Vértigo
    9. Cantando bajo la lluvia
    10. Muerte de un ciclista

    Ah y no necesariamente por ese orden…

  9. Cada vez que habéis escrito Testigo de Cargo un inocente ha muerto apuñalado por un corta-uñas.

  10. Full Norbert dice:

    La verdad es que es una de las pocas décadas en la que no se es casi nada original, hay tales obras maestras que gustan a todo el mundo, que es casi imposible que no coincidan en las listas varias veces. Eso se debe, evidentemente, a que es una de las grandes décadas del cine.

  11. Dinbelmon dice:

    1 BEN-HUR

    2 QUO VADIS

    3 VACACIONES EN ROMA

    4 CENTAUROS DEL DESIERTO

    5 SENDEROS DE GLORIA

    6 EL HOMBRE TRANQUILO

    7 IMITACION A LA VIDA

    8 SEMILLA DE MALDAD

    9 EL PRISIONERO DE ZENDA

    10 LA NOCHE DEL CAZADOR

  12. Dinbelmon dice:

    1 BEN-HUR

    2 QUO VADIS

    3 VACACIONES EN ROMA

    4 CENTAUROS DEL DESIERTO

    5 SENDEROS DE GLORIA

    6 EL HOMBRE TRANQUILO

    7 IMITACION A LA VIDA

    8 LA JUNGLA DE ASFALTO

    9 EL PRISIONERO DE ZENDA

    10 LA NOCHE DEL CAZADOR

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *