Oscars 2012: Lo mejor y peor de la ceremonia

Escrito por

Twitter icon

Pasada la resaca de los premios más importantes del año llega el momento de analizar lo mejor y lo peor visto, oído y vivido en la ceremonia.

Seamos sinceros: superar la ceremonia y gala del año pasado con un James Franco que parecía drogado y una Anne Hathaway sin garra (¡y eso que va a ser Catwoman!) era tan fácil como llamar a Eva Hache y ponerla un traductor. ¡Así de duro! Con el lío monumental (o eso parecía) del desembarco del productor Brett Ratner por sus comentarios homófobos y del presentador teórico, Eddie Murphy, se llegó a Billy Crystal como maestro de ceremonias. El protagonista de Cuando Harry encontró a Sally, gracias al Botox, estará igual que en 2004 (última ceremonia que presentó), pero sus chistes anduvieron estirados y esmirriados.

Seamos de nuevo sinceros: esta ceremonia fue bastante sosa, eludiendo los números musicales con las canciones nominadas (¡y eso que este año sólo había dos!) y evitando el momento lacrimógeno colectivo al celebrar aparte, como la peste del cementerio de elefantes, el Oscar de(l) (des)Honor. Pero quitando la conducción y volante nos queda la carrocería para fijarnos en el detalle, brillo y manchas… ¿Mierda? También. Como todo es tan subjetivo, como la ‘patorra’ de la Jolie o los brazos de la Díaz, lo mejor es acumular todos los momentos y que cada uno (y cual y tal cual) los ubique dentro de ese ‘peor’ o ‘mejor’ personal. Sin acritud, con humor y mucho amor… que esto es Hollywood(land) y este año se lleva lo vintage y quedarse mudo.

 

Momentos:

0.- Sacha Baron Cohen  Fue lo único que calentó los motores previos a la Ceremonia. La idea del conocido actor y humorista de presentarse caracterizado como el personaje de su próxima película, el General Aladeen que protagonizará El dictador, fue inicialmente ‘vetada’ por los organizadores. Un vídeo en YouTube anunciando la censura y terribles consecuencias (con cientos de miles de visitas, obviamente) provocó que accedieran a su caricaturización. El General Aladeen se presentó en la alfombra roja con las cenizas de Kim Jong-il y, antes de que la seguridad vigilante le invitase a ‘desfilar’ arrebatándole la urna, logró esparcir parte por el lugar ‘sacralizado’ y encima de Ryan Seacrest, presentador de American Idol. No es la primera vez que Sacha Baron Cohen es censurado por la organización o ‘invitado’ a no ir caracterizado como sus personajes. ¿Sería también una venganza kármica por los comentarios de Ryan Seacrest vertidos sobre Demián Bichir y su historia ‘de hacer guacamole a estar nominado al Oscar’?

1.- La pierna de la Jolie – Angelina Jolie siempre es noticia, objeto de críticas y halagos, de amor y odio… pero siempre objetivo y referencia. Un vestido con capacidad de enseñar y lucir ‘patorra’ ha minimizado los 5 Oscars conseguidos por The Artist. Así es la vida, así es la Jolie. ¿Qué hubiera pasado si hubiese mostrado las dos? Algún montaje en la red ya nos lo propone. Jim Rash, el Decano Pelton de la genial Community que recogió un Oscar por el guión adaptado de Los Descendientes, no dudo en imitar la pose de la diva. De momento Brad Pitt calla mientras perfila su melena-look de Leyendas de Pasión. ¿Habrá asumido que va a cumplir los 50? ¿Habrá asumido que a este paso la cuenta de twitter @AngiesRightLeg le superará en breve en número de seguidores?

2.- El pezón invisible de la Lopez Una de las polémicas de la Ceremonia es saber si Jennifer Lopez fue o no fue autora de un ‘pezongate’. Para algunos el pezón salió, para otros, nunca saltó a la fama. Cameron Diaz y Jennifer Lopez presentaron juntas un galardón (o varios, pero la noche y los falsos pezones me confunden), culo en pompa y respingón y luciendo modelo. En ese momento Jennifer Lopez se convirtió en trending topic ya que saltaron las alarmas: muchos vieron el pezón más rápido que Flash. @JLosNipple con su ‘Did you see me!?’ finalmente no ha causado tanta sensación como la patorra de la Jolie. Tal vez sea debido a que el vestido hecho a la medida por Zuhair Muraid recalcaba la transparencia pero también, al parecer, un ‘efecto óptico’. Según fuentes oficiales el traje estaba preparado para no mostrar piel… aunque muchos la vieran al trasluz. Vamos, que no hubo pezón salvo en las mentes calenturientas al otro lado de la pantalla.

3.- Cameron Diaz – Al parecer la protagonista de Algo pasa con Mary se está poniendo muy atlética y con sus brazacos de espartana no tiene nada que envidiar a la lagartona de Madonna. Muchos dijeron que eran lo peor de la Ceremonia pero yo creo que temen a lo desconocido… o que la rubia les deslome con una palmadita en la espalda. ¿¡Y qué opinarán de todo esto los guiñoles gabachos!?

4 – La frente de Bérénice Bejo y un esqueleto llamado Rooney Mara Sobran las palabras, lo mejor es ver las imágenes… que hablan por sí solas.

5.-  Meryl Streep Nadie contaba con ella recogiendo el premio, sino con la llorona de Viola Davis… pero finalmente Colin Firth pronunció su nombre y todo el teatro se puso de pie. ¡Para no ponerse! Al levantarse Meryl había puesto todo perdido de telarañas acumuladas en su butaca desde 1983. Y no es que se le pase el arroz, pero el guión era siempre el mismo: ella ‘apollancada’, aplaudiendo como una palurda y otra subiendo a recoger los laureles. La historia ha cambiado porque Meryl Streep es y forma parte de la historia. Ahora, a criar malvas… porque cuatro a interpretación no los gana ni Urdangarín.

6.- Botox War Billy Crystal y Lo Schiavo encabezan la lista. Se rumorea que Uggie, ese perro que sacan los franceses como gitanos a bailar la sardana con panderetas de los chinos, también se inyecta.

7.- Christian Bale y la máquina de dobles de El truco final ¿Ha pasado un año? ¡Que alguien tire de la palanca, porque todo esto un truco de traca final y fatal!

8.- Olvidados del In Memoriam Raoul Ruiz, Pedro Armendáriz, Erland Josephson, Theo Angelopoulos… Whitney Houston, gran actriz nominada a 3 Razzies por El guardaespaldas, sí pasaba por allí. Son los Oscars, claro.

9.- Lloros y Nick Nolte –  El chiste y comentario más comentado respecto a Nick Nolte fueron sus parecidos razonables a Ernest Hemingway, aunque su piel colorada causó estragos en las redes sociales. ¿Sería por llorar y perder el Oscar ante Christopher Plummer o es un tomate asesino con disfraz de humano? Bueno, al actor de Beginners ya le tocaba y recibió una ovación monumental. Tan monumental como los lloros de Octavia Spencer. Lloró por lo que no lloró Viola Davis, por la peluca perdida de Viola también pero, sobre todo, por el resto de premiados. ¿Pardilla y novatada? ¡Total!

10.- Gwyneth Paltrow y Robert Downey Jr. – Hacen buena pareja cómica en Iron Man pero bastantes aguas talaveranas (de garrafa) en Iron Man 2. Su aparición conjunta con ese estilo de documental y chistes provocó reacciones controvertidas. De lo mejor o peor según gusto al metal, claro. Emma Stone y Ben Stiller también lo intentaron y su show les quedó mejor. Stiller fue de ‘comedido’ mientras que Emma Stone intentó dar la nota. ¿No la había dado ya realmente con ese traje-plagio tan admirado? Ante la duda, las más suertudas: el reparto de La boda de mi mejor amiga. ¡Scorsese!

11.- Cirque du Soleil vs. Will Ferrell y Galifianakis Este año nos quedamos sin actuaciones musicales después de las rácanas nominaciones que dejaron fuera a Madonna, Mary J. Blige o Elton John. Al menos lo mejor de la noche fue precisamente lo menos cinematográfico. Cirque du Soleil realizó una preciosista exhibición en la que no faltó algo de polémica: ¡un saltimbanqui cayó de culo! Will Ferrell y Galifianakis también nos amenizaron musicalmente… ¿como el culo?

12.- Spoiler Alert Durante los numerosos vídeos que nos mostraron en toda la ceremonia (más que en los Goya y parecía imposible) observamos perplejos numerosos spoilers letales que revelan y destripaban… ¡todas las nominadas! ¿Nos curó de espanto el beso sin lengua entre Billy Crystal y George Clooney?

13. Razzie Alert Adam Sandler también apareció en los videos pero tal vez para recordarnos que ese mismo día su película ‘inolvidable’, Jack y su gemela, había arrasado en las nominaciones a los Premios Razzie. Las apariciones previas de Tom Cruise, que entregó el premio gordo de la noche, y el cameo de Justin Bieber ya habían arruinado estos Oscars. ¿O no? Lo mejor es que nos despidan con mucho amor los ganadores de la noche.

9 Responses to Oscars 2012: Lo mejor y peor de la ceremonia

  1. Neathara dice:

    Jorrr entre el pene de Fassbender, la frente de Bérénice (apuesto a que se puso las tildes después de emigrar a Francia) y la pierna de Angelina, ha sido una gana repleta de momentazos memorables.

    • Al final han tenido momentos para el recuerdo. Pero todos han sido off-topic, claro. Esperábamos mas de Billy Crystal pero en los Oscars no quieren estilos RickyGervaisianos. Al parecer Sean Penn se quejó de los chistes que hizo Chris Rock sobre Jude Law. Chis Rock estuvo muy bien pero misteriosamente después de 'esas quejas del padrino' no ha vuelto a presentarlos…. ¿?

  2. Rizzo7 dice:

    Quizá te ha faltado mencionar lo de Sean Young, que la detuvieron. Desde que Schnabel la dejó en ridículo en -creo- unos Globos de Oro, no levanta cabeza. Pero si Robert Downey Jr. consiguió ver la luz y formar parte de los sagas muy taquilleras, Sean también puede!!

  3. Tal y como comenta Rizzo a Sean Young la detuvieron en la fiesta después de los Oscars… por agredir, creo, a alguien de seguridad del Governor's Ball. Fue arrestada y pagó la fianza. Aunque no fue en la ceremonia ha sido noticia… Creo que la propia Sean Young organizó el tema para tener algo de protagonismo.

  4. McTeague dice:

    Sean Young es un ángel enviado por el cielo para guiarnos. Todo lo que la rodea es siempre mucho más divertido que la gala de los Oscars, y como este año ella ha rodeado (intentando colarse) la gala de los Oscars, éstos se vuelven más divertidos por su sola cercanía. Las fotos que se hizo en esa fiesta intentando que pareciera que es íntima de todas las celebrities de clase A son impagables.

    Y, todavía no me explico lo de Berenice. Pero con lo guapa que sale en The Artist…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *